Tarancón se convirtió hace unos días en la primera población de la provincia de Cuenca en retirar las subvenciones públicas a los festejos taurinos. Tras Villafranca de los Caballeros y Socuéllamos, la localidad conquense es la tercera de Castilla-La Mancha en descartar ese gasto destinado a las fiestas, lo que supone según el Consistorio aproximadamente 20.000 euros ahorrados que se pueden destinar a otros colectivos culturales, deportivos o sociales.

La propuesta de Ganemos-IU fue aprobada el pasado 29 de octubre en pleno por el ayuntamiento de Tarancón no sin antes abrir un debate interno en el grupo municipal socialista, el cual actualmente gobierna la población. Rian Pérez, portavoz del Equipo de Gobierno, declaró en el pleno que se acercaban continuamente colectivos pidiendo una ayuda económica que no se les podía proporcionar porque no disponen de ella y les molestaba “que en una sola tarde se gaste tanto dinero de las arcas municipales”, siendo este el principal motivo por el que se decantaron por esta supresión del gasto de los eventos taurinos de las fiestas.

DSC_1934

Los aproximadamente 20.000 euros que se iban a destinar a los toros de las fiestas municipales taranconeras “serán destinados a colectivos culturales y deportivos”. Pese a que la Real Academia Española contempla la tauromaquia como una expresión cultural, el ayuntamiento socialista no plantea volver a destinar a colectivos taurinos esta subvención.

Esta medida, aplaudida por Ciudadanos y Ganemos-IU, no ha sido del agrado de gran parte de Tarancón,  cuna de importantes rejoneadores como Sergio Galán y Noelia Mota, por lo que no es de extrañar que la acción del ayuntamiento haya sido criticada por aficionados del mundo de los toros. Además de la población taurina, miembros del Partido Popular de la localidad se han mostrado críticos con la retirada de la subvención ya que ven peligrar la realización de estos festejos por falta de fondos. Respecto a esto, la concejala de Fiestas de Tarancón, Conchi Zarco, ha afirmado a este medio que “la decisión se tomó entre los concejales y el alcalde, pero eso no quiere decir que se vayan a acabar los toros en el pueblo, si viene un empresario que asuma los gastos, por parte del ayuntamiento no habría ningún problema”.

DSC_1953

La medida ha abierto el debate sobre la tauromaquia en Castilla-La Mancha, comunidad de tradición taurina donde muchas personas viven directa o indirectamente de estas, para algunos, “expresiones artísticas”. En el programa que presentó el partido socialista a nivel autonómico este año se contemplaba la regulación de las fiestas de los toros con intención de potenciarlas. El desarrollo de estos festejos públicos, según el punto 685 de este programa, se haría basándose en el diálogo y la participación de todos los sectores afectados. No obstante, el actual gobierno socialista de Tarancón no ha llevado a cabo procedimientos de consulta ciudadana para aprobar esta decisión. “Nos han llegado opiniones pero no se ha realizado una consulta formal previa a la aplicación”, afirma Zarco, mostrando discrepancias del PSOE Tarancón con el programa presentado a nivel autonómico por el mismo partido, al igual que las mostraron anteriormente Villafranca de los Caballeros y Socuéllamos, también poblaciones gobernadas por el PSOE y las cuales optaron por abolir las subvenciones públicas a este tipo de festejos.

A diferencia de estos hechos de Castilla-La Mancha, en la provincia vecina de Valencia se ha dado esta semana el caso de un ayuntamiento socialista que tras la realización de un referéndum dictaminó la supresión de estos festejos. Por un 54’62% de los votos en contra de las festividades taurinas, Aldaya, la localidad en cuestión, ha dicho “no” a la realización de eventos taurinos, prohibidos incluso si son financiados con dinero privado. Si bien es verdad que no se planteó en el programa de las autonómicas del PSPV el procedimiento que llevarían a cabo con el tema taurino, llama la atención que la política que haya efectuado una población valenciana en esta cuestión se acerque más a lo defendido en el programa electoral de PSOE de Castilla-La Mancha que el procedimiento elegido para suprimir la subvención pública de Tarancón, siendo esta una localidad castellanomanchega.

El ayuntamiento de la población conquense no ha prohibido la realización de eventos taurinos, concepto que se debe destacar para diferenciarlo de la medida tomada por Aldaya, sino que esperan que puedan seguir siendo realizados con inversión privada pero coste 0 para las arcas públicas como ha ocurrido en Socuéllamos. Sin embargo, tanto el Partido Popular como los aficionados taurinos de la población temen que ocurra como en Villafranca de los Caballeros, cuyas fiestas taurinas no pudieron celebrarse sin la inversión pública.