Víctor M. Yeste es el director de “Hello Friki”, una web de crítica cultural que además de ofrecer a sus visitantes las habituales noticias y reportajes explora otros formatos como la revista digital y la radio online. Escritor e ingeniero en informática, Víctor comenzó su andanza en la red con tan solo 13 años. Actualmente, combina su labor profesional con su trabajo en el portal, en el que escribe sobre aquello que le apasiona, la cultura en todas sus formas.

¿Qué le motivó para poner en marcha “Hello Friki”? ¿Cómo fueron los inicios?

Llevo ya 11 años dirigiendo diversos proyectos on-line, desde que con sólo 13 años abrí mi propio portal web sobre Harry Potter cuando cerraron el que yo visitaba, y es una necesidad sin la cual no puedo vivir. Hace tres años y medio, Marta (la otra directora de Hello Friki) y yo pensamos en crear una web donde pudiéramos aprovechar las numerosas horas que nos pasábamos delante del ordenador, la televisión y los libros. Hablamos con unos amigos y la inauguramos con sección de cine, literatura, cómics y anime/manga. Ésta última dejaría de existir debido a que no teníamos tiempo para cubrir todos los frentes. Puesto que queríamos trabajar en un futuro en los sectores que más nos apasionaban (entre otras cosas, somos escritores), decidimos dedicar parte de nuestras vidas a sacar adelante un proyecto cada vez más grande con noticias, críticas, reportajes, podcasts… cualquier tipo de contenido sobre aquello que tanto nos encanta.

¿Cuántas personas colaboran con la pagina? ¿Qué cualidades ha de tener un colaborador? ¿Crees que es necesaria una formación específica para hacer crítica cultural?

Ahora mismo somos treinta y dos, aunque no todos son igual de activos. Para poder colaborar en un proyecto de estas características se necesita ser aficionado a lo que pretende cubrir, saber comunicarlo bien y seguir las normas inherentes al medio en el que se trabaja, ser organizado y respetar las directrices de los que dirigen el medio. Pero, ante todo, es necesario disfrutar con ello, puesto que sino la motivación se esfuma con el paso de los días. No es necesaria ninguna formación específica, salvo saber escribir o hablar de la manera correcta y, por supuesto, conocer la materia que se analiza.

¿Por qué han elegido una licencia Creative Commons?

Porque es libre y no tenemos que pagar por ella. Además, sirve para subrayar los derechos que ya tiene de por sí lo que creamos y ofrecemos a nuestros lectores y oyentes.

¿”Hello Friki” da dinero? ¿Le ha dado oportunidades de trabajo escribir en la página?

Da poco dinero, el suficiente para poder pagar el hosting y algunos costes extra del proyecto. Este año tenemos pensado intentar aumentar su rentabilidad de manera que podamos pagar a nuestros colaboradores y, así, puedan aportar más tiempo a Hello Friki. Como dice el dicho: el tiempo es dinero. Escribir en la página no me ha dado, todavía, ninguna oportunidad de trabajo porque soy ingeniero en informática. Sin embargo, como he sido yo el que ha desarrollado, diseñado e ideado el marketing de Hello Friki, me ha servido para mejorar mi currículum. Ha sido un factor crucial a la hora de conseguir el trabajo en el que estoy actualmente.

¿Es difícil sobrevivir en un mercado tan saturado de blogs y páginas de temática tan similar? ¿”Hello Friki” aporta algo especial? ¿Qué otras páginas de critica cultural recomiendas?

Sí, sin duda es difícil conseguir llamar la atención de unos usuarios que de tan poco tiempo disponen y tantas webs tienen a su disposición. Hay que saber dar un valor añadido, ganarse su confianza y cariño y conseguir que vuelvan regularmente. Crear una comunidad, algo en lo que, por cierto, pensamos apostar ampliamente este año. Hello Friki se ha decantado por ofrecer un programa de radio on-line (podcast) con contenido de calidad y reportajes que profundizan bastante en temas específicos, además de cubrir las presentaciones de libros y eventos de actualidad como el Festival de Sitges, el Festival Buenos Aires Rojo Sangre… Otras páginas de crítica cultural que recomiendo son «No es cine todo lo que reluce», «La espada en la tinta» y «Eso decimos todos», por decir una de cada sección.

¿Por qué han paralizado la iniciativa de la publicación mensual “Hello Friki Magazine”?

Porque el colaborador que la maquetaba no podía continuar por motivos personales, y aunque ahora contamos con otro diseñador, estamos pendientes de un gran cambio en el diseño de la web. Una vez tengamos el diseño abierto al público, podremos maquetar la Magazine para que tenga un estilo similar.

¿Cómo valoran el uso de las redes sociales para la promoción de la página? ¿Cómo es la relación de los colaboradores con los visitantes de la página?

El uso de las redes sociales es importantísimo. Una de las mayores fuentes de visitas son las redes sociales, donde publicitamos los contenidos que publicamos y nuestros seguidores se enteran de su existencia y las visitan. Los colaboradores también participan en las redes sociales, e incluso generan contenido en la página de Facebook. De hecho, incluso contamos con algún colaborador que sólo participa en el podcast y en Facebook, donde pone reseñas breves de las numerosas películas que ve.

¿Los visitantes de la página son un público “friki”? ¿Tratáis de darle un tono diferente a vuestros artículos?

Tratamos de ser, ante todo, profesionales. La imagen que queremos dar es que somos tan aficionados a las artes que cubrimos como los que nos visitan, y queremos e intentamos estar a la altura de sus exigencias, pero siempre con un estilo que mezcla seriedad y cercanía. Con lo primero pretendemos ganar el respeto de los lectores y oyentes, mientras que con lo segundo queremos hacer saber que, además, somos también «frikis» y nos lo pasamos tan bien con esto como queremos que se lo pasen ellos cuando nos leen o escuchan. El público es «friki» en una gran parte, sí, aunque siempre depende del significado de «friki» que queramos tomar. Para nosotros, un «friki» es alguien tan aficionado a algo que se apasiona por ello, que es feliz gracias a ello. Y nosotros queremos compartir esa felicidad.

¿Qué le aconsejarías a alguien que esté poniendo en marcha un medio digital? ¿Cuáles crees que son en la actualidad las principales trabas?

¡Que huya mientras pueda! Hablando en serio, le diría que se prepare porque es una guerra muy dura, para la cual es necesario tener una tenacidad y una paciencia enormes. Además, es muy sacrificado porque pasa mucho tiempo y hay que esforzarse mucho antes de empezar a conseguir resultados… así que lo mejor es que se lo piense dos veces. Y si, después, sigue convencido de que le encantaría embarcarse en tal aventura, ¡que no desespere! Y que no tenga miedo de documentarse, investigar y pedir consejos. Dependiendo del sector, es normalmente muy difícil tener éxito debido a la numerosísima competencia. Saber distinguirse del resto, ganarse a la gente y fidelizarla… todo ello en un medio que evoluciona con vida propia, con normas cambiantes y factores que nunca se mantienen fijos en el tiempo. Pero eso le añade su toque de diversión al desafío, ¿no?

¿Cómo ve el futuro de “Hello Friki”? ¿Planeáis abordar otros proyectos como el de la revista digital?

Este año pensamos cambiar bastante el modelo de negocio y de proyecto en sí de Hello Friki. Queremos apostar por crear una comunidad, generar más contenidos audiovisuales e idear una navegación multicanal muchísimo más cómoda. Tenemos pensado abrir una o dos nuevas secciones y ofrecer nuestro podcast en streaming, además de dar muchas más funcionalidades a los usuarios registrados de la web. También queremos recuperar la Magazine, continuar con la video cartelera semanal… ¡Hay mucho trabajo por delante! En definitiva, queremos convertir a Hello Friki en un referente en las secciones que abordamos. Y disfrutar con ello, que para eso lo hacemos.

The following two tabs change content below.

Angel Marzal

Leave a Response