Desde hace veintitrés años, cada 3 de diciembre se celebra el Día Internacional de las Personas con Discapacidad; así, se estableció este día de acuerdo a la resolución 47/3, cuyo fin está destinado a mejorar la situación de dichas personas y la consecución de igualdad de oportunidades para las mismas.

Un año después, el 20 de febrero de 1993, en Tarancón (Cuenca) se formaba la asociación AFAMIT, Asociación de Familiares de Personas con Discapacidad Intelectual de Tarancón. Esta asociación se funda con la finalidad de garantizar el bienestar y mejorar la calidad de vida tanto de las personas con discapacidad como de sus familias. Cuenta con ámbito comarcal, y está formada en la actualidad por 57 asociados, cuatro trabajadores multidisciplinares, personal de limpieza y mantenimiento, un conductor y 18 voluntarios, que hacen posible la labor de la asociación. “Si no fuera por la asociación los chicos no tendrían sus recursos y no podrían ni salir a la calle ni nada; y tienen derecho a salir, porque dentro de su discapacidad son personas y tienen el mismo derecho a salir a tomarse su refresco y a hacer sus actividades” afirma Mª Carmen Ortiz Mota, presidenta de AFAMIT desde hace dos años y miembro de la misma desde hace diez años.

Como la gran mayoría de las asociaciones en España, se ha visto afectada por la crisis en lo que a financiación se refiere, y en la actualidad cuenta con la cuota anual que pagan las familias de 20 Euros y con ayudas por parte de la Junta de Comunidades, del Ayuntamiento de Tarancón, la ayuda Socio Sanitaria y ayuda por parte de Diputación Provincial de Cuenca. Esta última se encarga de financiar los cursos de voluntariado como el que se realizó los pasados días 12 y 13 de noviembre y que se llevan realizando durante seis años. Este año ha recibido menor afluencia, once personas, las cuales tenían que apuntarse previamente para su realización, aun así están satisfechos de que se siga atrayendo a personas para informarse y formarse. Estos cursos van destinados a sensibilizar a la población y son de suma importancia para AFAMIT, pues los voluntarios son los encargados de servir de apoyo y como monitores en las diferentes actividades. “Las ayudas son un poco escasas, entonces nos mantenemos ahí como podemos, de ahí la importancia de los voluntarios porque con los profesionales no podemos llegar a todo”, cuenta María Ruiz Domínguez, trabajadora social de AFAMIT desde hace cuatro años, que llegó por primera vez al centro como voluntaria y tras acabar la carrera de trabajo social y serle concedida la plaza que salió ofertada, se quedó hasta hoy día en la asociación.

IMG_20151113_185402
Curso voluntariado AFAMIT // Fuente: María Ruiz

La forma de trabajo en AFAMIT es a través de los talleres y programas en los que se ejecuta la integración social y los aspectos de la vida cotidiana de los usuarios. Para alcanzar estos objetivos cuenta con la propia asociación  y el Centro de Día.

AFAMIT Asociación

La asociación se encuentra en Avenida Juan Carlos I, 67 –lo que anteriormente era el centro de salud-. Abre de 17:00 a 20:00 de lunes a viernes, y durante ese tiempo los voluntarios son los encargados de monitorizar las diferente actividades y talleres que hay programadas para cada día. Éstos están subvencionados con la ayuda de 1000 Euros que les ofrece la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, y que son empleados en la compra de material.

Durante todo el año se realizan los talleres de autogestores, informática, vida independiente, lectoescritura y  cultura general, teatro, manualidades, estimulación y movilidad para personas gravemente afectadas, de los sentidos, fisioterapia, cocina y programa de ocio y tiempo libre. Estos dos últimos son los que más les gustan según nos cuenta María Ruiz y así lo afirmaron los propios usuarios el día de la presentación durante el curso de voluntariado. “Un día hacemos el taller de cocina, y al día siguiente hacemos merienda y nos comemos lo que hemos hecho, por eso nos gusta tanto” cuenta la trabajadora social. El taller de ocio y tiempo libre lo dedican a asistir a cualquier evento que haya  en Tarancón, a ir a tomar algo por el pueblo, a visitar museos o a  ir de excursión a otras ciudades, la próxima que tienen pensada es ir a Madrid antes de las navidades para ver Cortilandia y la Plaza Mayor.

Todos los talleres están destinados a que los usuarios, que van por las tardes a la asociación, que de por sí son más autónomos, sean capaces de valerse por sí solos, y que sepan desenvolverse en situaciones cotidianas como ir a comprar y poder preguntar dónde está un producto que no encuentren, ir a tomar algo y pagar controlando el cambio, explica María Victoria Izquierdo, directora del Centro de Día.

DSC01676a
Ensayo de la obra de teatro. // Fuente: Silvia Zafra

De forma habitual los talleres de por la tarde cuentan con 18 – 20 usuarios, pues el hecho de ser de ámbito comarcal también afecta a que no todos, de los que son de otros pueblos, se pueden permitir asistir todos los días. No obstante, cada vez que hay un plan o actividad especial todos quieren participar y se hace grandes esfuerzos para que salgan a delante. Como ocurre con el teatro programado para el día 28 de noviembre y para el que llevan ensayando desde octubre todos los martes, en el taller de teatro, y martes y viernes desde el mes de noviembre. Durante los ensayos los voluntarios están presentes y cada uno acompaña a un usuario para ayudarles a preparase su papel y el día de la actuación ayudarles con los cambios de vestuario, una labor imprescindible para que todo salga bien y a tiempo.

AFAMIT Centro de Día

En 2005 AFAMIT consigue la concesión y comienzan las obras para llevar a cabo la creación de su Centro de Día, situado en Avenida Miguel de Cervantes, 91; y un año después abre sus puertas. Este centro de carácter diurno, polivalente con capacidad para diez usuarios, está destinado a personas con discapacidad intelectual gravemente afectadas mayores de 18 años.

Actualmente cuenta con nueve usuarios y un equipo interdisciplinar formado por un psicólogo, un auxiliar de clínica y una fisioterapeuta; a parte el centro cuenta con personal de limpieza y mantenimiento, que en más de una ocasión hacen de voluntarios pues según afirma Lidia Calonge, fisioterapeuta, son pocos trabajadores para el número de usuarios, y un conductor que se encarga de recoger a cada usuario en su casa, dejarlos en el centro a las nueve de la mañana y hacer el recorrido de vuelta a casa a las cinco de la tarde. Así el Centro de Día cuenta con tres trabajadores por la mañana y cuatro por la tarde, contando con el personal de limpieza.

Los objetivos de AFAMIT Centro de Día son mantener y mejorar las capacidades intelectuales, físicas y de independencia que han alcanzado a lo largo de los años, frenar y/o retrasar el deterioro físico y mental, lograr la convivencia positiva entre usuarios y facilitar la integración de estas personas en su núcleo familiar, social y comunitario y así lo apuntan en su boletín informativo. “La mayor dificultad es la integración social, por el miedo de la gente a lo desconocido que provoca el rechazo” afirma Mª Victoria Izquierdo, directora del Centro de Día desde hace diez años.

Lo que se trabaja son las habilidades del día a día a partir de programas de forma individual centrados en cada persona, como la hora de la comida y del aseo, utilizando como herramientas la terapia, la autonomía personal, el ocio y tiempo libre y la fisioterapia.

La importancia de la fisioterapia

Gracias al Centro de Día se hizo ver a los padres y tutores de los usuarios la importancia de la fisioterapia, la cual no valoraban en exceso, hasta que comprobaron por sí mismos en que consiste y su finalidad, mediante una jornada de puertas abiertas en el centro. “Creo que la fisioterapia es muy importante para ellos, porque, no sólo nos centramos en los problemas o dolores que les puedan surgir en el día a día, sino que intentamos realizar ejercicios para mantener o aumentar la funcionalidad y autonomía del usuario” afirma Lidia Calonge, fisioterapeuta de AFAMIT Centro de Día desde hace cuatro años. Esta actividad está cofinanciada por los padres y tutores de los usuarios, pues con la ayuda socio sanitaria de 2.000 Euros no es suficiente, a pesar de estar destina íntegramente a la fisioterapia.

IMG-20151123-WA0006-1653572220
Taller de fisioterapia. // Fuente: Silvia Zafra

Con la fisioterapia se intenta que mantengan sus capacidades físicas como la marcha, el equilibrio, el manejo de la silla de ruedas (si la tienen), evitar complicaciones de la poca actividad como pueden ser contracturas, rigideces articulares o escaras, se corrigen posturas incorrectas, etc. Para ello, la fisioterapeuta tiene que adaptarse a cada usuario y conocer bien sus capacidades y también sus limitaciones. Pues con muchos de los usuarios hay que adaptar el tratamiento usando juegos o materiales llamativos como aros, picas o balones de colores que hacen que comprendan mejor el objetivo de cada ejercicio y a la vez sirve para también amenizarles el tiempo de trabajo.

Los usuarios necesitan un tratamiento multidisciplinar, por tanto los profesionales del centro (psicóloga y auxiliar de clínica) están bastante coordinados y entre todas, hacen que el tratamiento sea lo más global posible; “no sólo me centro en la rehabilitación, sino que busco que el usuario participe en las actividades diarias (colocar su sábana en la camilla, recoger el material utilizado durante la sesión etc), que respeten sus horarios de comidas y de higiene; aunque esto a veces, nos reduzca el tiempo que dedicamos al tratamiento puro y duro” cuenta Lidia Calonge.

Lidia Calonge realizando el taller de fisioterapia. // Fuente: Silvia Zafra

Partiendo de la base de que los usuarios de AFAMIT Centro de Día son mayores de dieciocho años, la evolución es más complicada y en ocasiones no se ve, pues es difícil corregir ciertas cosas habiendo pasado el tiempo de desarrollo y el aprendizaje que pueda tener un niño, por ello siempre se plantean objetivos sencillos y van poco a poco. “Para los profesionales que trabajamos en este ámbito, que ellos mantengan sus capacidades y su autonomía, lo consideramos una buena evolución. No obstante, siempre intentamos mejorar, y en algunos casos, lo conseguimos” afirma la fisioterapeuta Lidia Calonge.

Semana de las personas con discapacidad intelectual

Del 27 de noviembre al 4 de diciembre se lleva a cabo en Tarancón la X Semana de las personas con discapacidad intelectual, cuya organización va de la mano de AFAMIT Asociación y Centro de Día y de la Asociación Benéfica Geriátrica Centro Ocupacional y cuenta con la colaboración del Ayuntamiento de Tarancón. Durante toda la semana se llevan a cabo actividades como el acto inaugural, la obra de teatro en el Auditorio a cargo de titiriteros de AFAMIT, Para gustos… la música, una comida de convivencia, gymkanas de sensibilización con los diferentes colegios, mesas solidarias e informativas y para finalizar el 3 de diciembre, Día Internacional de las Personas con Discapacidad, se realiza la lectura del manifiesto en la puerta del ayuntamiento a las once de la maña, una venta de productos elaborados por los usuarios en el mercadillo municipal, un programa de radio llevado a cabo por los usuarios en la Cadena Ser Tarancón a las doce de la mañana y por último una comida entre usuarios y profesionales.

Desde luego que si algo hacen en AFAMIT es disfrutar de la vida y pasarlo bien mediante una gran labor de integración, no hay nada más que acercarse un rato para comprobarlo y descubrir de primera mano lo que todos los trabajadores y voluntarios comparten y es que los usuarios te dan más de lo que reciben, “entré pensando que iba a aportar algo pero me he dado cuenta de que ellos me han aportado más” confiesa María Ruiz, trabajadora social, la palabra que se puede escuchar continuamente al es gratificante. Pero para conocer estas sensaciones hace falta que la sociedad se involucre más, y para ello es necesaria una buena educación desde la base como explica Mª Victoria y apartar esos miedos que nacen de la ignorancia. “Somos la voz de ellos” decía Mª Carmen que aprovecha para pedir una mayor implicación por parte del gobierno del que asegura que siempre tienen que estar encima para no ser olvidados.

The following two tabs change content below.

Silvia Zafra

Latest posts by Silvia Zafra (see all)

Leave a Response