¿Quién dijo que los sueños no se hacen realidad?  María González es una joven periodista que desde su infancia soñaba con presentar el informativo deportivo en una cadena de televisión. Años después, y tras haber finalizado su carrera periodística en la Universidad de Castilla la Mancha, ha hecho de su sueño una realidad, trabajando actualmente como presentadora del Informativo de Deportes para la cadena ciudadrealeña Imás Televisión.

¿Cómo ha sido tu recorrido por los medios de comunicación desde que empezaste las prácticas en la facultad hasta ahora?

Antes de empezar las prácticas en la facultad, estuve con unos amigos y compañeros de la carrera haciendo un programa de radio, Fuera de Lugar, en una emisora local. Seguro que a alguno os suena: Radio Kolor. Después, en mi último año de periodismo estuve de prácticas en la Fundación General de la UCLM y ese mismo verano lo pasé de becaria en RTVE en Castilla-La Mancha, en la sede de Ciudad Real.

Como sabía que era complicado encontrar trabajo, y yo misma me iba dando cuenta, decidí seguir formándome. Me apasionaba la radio, así que decidí matricularme en el Máster de Radio de la Universidad Rey Juan Carlos, en Madrid y tuve la oportunidad de estar un par de meses, mayo y junio, en el equipo de informativos de RNE.

Una vez terminado el Máster, me enteré de que el grupo ATRESMEDIA iba a convocar unas pruebas para seleccionar a gente que trabajara en ONDA CERO durante este verano. Me presenté hice las pruebas, y al cabo de los días me llamaron para empezar a trabajar en el equipo de Carlos Alsina y Juan Ramón Lucas en el programa Más de Uno. Me alegré muchísimo ya que, era el programa que al igual que yo, muchos preferían y sólo unos pocos pudimos disfrutar de estar. Un auténtico lujo compartir espacio con dos grandes de la comunicación radiofónica.

Y ahora, la suerte y el destino me han vuelto a traer a Ciudad Real. Actualmente,  presento el informativo de deportes para la cadena de televisión provincial, Imás Televisión.

¿Cuánto tiempo pasó desde que terminaste la carrera de Periodismo hasta que empezaste a trabajar en este campo?

María RNE
María junto a sus compañeros en RNE.

Poco tiempo. Entregué el TFG y a la semana ya estaba de becaria en RTVE en Ciudad Real. Después me fui a Madrid. De octubre a abril cursé el Máster y en Mayo empecé a trabajar en RNE y no pasó ni un día desde que me fui a Onda Cero. Es más, tuve que pedir un permiso para irme de Radio Nacional un día antes, porque a la mañana siguiente tenía que empezar ya en “Más de Uno”. Y luego, como he contado, pasé dos semanas en casa y me salió el contrato de trabajo en Imás Televisión.

Por eso digo, que prácticamente desde que terminé la carrera he estado trabajando en esto, sin parar y de un sitio a otro. La transición más larga fue lo que duró el Máster. Pero no me arrepiento de haberlo cursado, porque aunque no estés activo durante esos meses en los medios de comunicación aprendes muchísimo, ganas en tablas, en experiencia y sobre todo, “engordas” Curriculum. Hoy día, un Máster te abre muchas puertas de cara a trabajar en lo que te gusta. Por lo menos, a mí, me ha servido.

Actualmente trabajas en Imás Televisión. ¿Cómo surgió esta oportunidad?

Parece sacado de una película…

Había terminado de trabajar en Onda Cero y decidí irme unos días a descansar a casa. Y como otro cualquier día, me conecté a Facebook y veo que un amigo y compañero mío ha compartido una enlace, donde una televisión de Ciudad Real, Imás Televisión, demandaba un licenciado en periodismo para ser el presentador de deportes. Yo nunca había hecho televisión y dudé en mandar mi CV, duda que se me resolvió cuando mi madre, que es un poco “bruja”, me dijo: “¡échalo, que mañana te llaman. Échalo!”

Y así lo hice. Mandé mi CV pensando que era prácticamente imposible que me llamaran, teniendo en cuenta la cantidad de gente  que hay con experiencia en televisión y cuando yo simpre me había movido en el medio radiofónico.

Al día siguiente, a las 10h de la mañana suena el móvil y era el Director de Informativos de la cadena.  Me citaba a las 4h de la tarde en Puertollano, localidad situada a hora y media de mi casa, para realizarme una entrevista. Cuál fue mi sorpresa, que tras conocer las instalaciones de la cadena me llevaron a plató para realizarme una prueba de cámara. Me pedían improvisar una noticia, mirando a cámara, hacer unas colas, etc. Yo estaba super nerviosa, pero es que además y para añadir más presión, allí estaba el Consejero Delegado de Imás Televisión, Julián Camacho.

Yo le eche valor, empecé a hablar ante a la cámara y a improvisar lo que buenamente pude. Habían pasado tan sólo 30 segundos cuando Camacho grito:  “¡Parar! No sigáis. Ya no hace falta más.” Se hizo el silencio durante unos cinco segundos, más o menos. Yo no sabía qué iba a pasar cuando, de repente, viene hacia mí, me mira, me tiende la mano y me dice: “Empiezas el lunes.”

Y hasta hoy. El destino, la suerte y el trabajo duro son muy importantes en esta profesión. Pero en mi caso, el haber estado en el momento adecuado y en el lugar adecuado me ayudó bastante. Si no hubiera mirado Facebook ese día, ni hubiera confiado en el pálpito de mi madre, probablemente no estaría trabajando ahora donde estoy. Realmente no sé si quiera si estaría trabajando.

12319282_502587776576350_2018171756_n
María presentando los deportes en ImásTv.

¿Recuerdas cuál fue la primera noticia que presentaste en tu primer informativo?

Sí, ese día abrí el informativo con una noticia de fútbol. Una crónica del partido entre el Portugalete y el Yugo Socuéllamos, que por cierto ganó este último por 0-1, creo recordar.

¿Cómo fue esa sensación?

Tienes una mezcla de sensaciones. Por un lado, ilusión y orgullo, porque estás haciendo lo que te gusta, y hay mucha gente que no tiene esa suerte. Yo siempre, desde muy pequeña, tuve claro que quería presentar los deportes, porque me gustaba mucho la tele y el deporte siempre se ha vivido muchísimo en mi casa.

Por otro… ¡Muchísimos nervios! Había hecho muy poca tele, solo un par de veces cuando estuve en RTVE, ya que casi siempre estaba en la radio. Y además, a esos nervios se sumaba la presión de hacer el informativo sin pronter. O sea, ¡que todo era de memoria! Menos mal que gestiono bien los nervios porque si no… no sé qué hubiera salido, ni cómo. Pero ahora ya me he acostumbrado y todos mis programas los hago de cabeza.

¿En qué consiste tu trabajo diario? 

Mi trabajo consiste en presentar el informativo de deportes de la provincia y todo lo que ello conlleva. Soy editora redactora y presentadora de deportes.

Es decir, lo primero que hago cuando llego a la redacción es leer la prensa deportiva, elegir qué noticias quiero que aparezcan en el informativo, el orden y cómo van a aparecer (crónicas, noticias, colas…). Después hago la escaleta y la comento con mi realizadora para ver con qué imágenes contamos, cómo se puede presentar la noticia, etc. Después redacto las piezas y hago las entradillas. Cuando ya está todo listo presento el informativo.

¿Querías trabajar en televisión como primera opción o por qué te decantaste por este medio de comunicación?

Siempre la televisión fue para mí la primera opción hasta que, en segundo de carrera cursamos la asignatura de Radio, que impartía Pepa Sastre. Una enamorada de las ondas que logró que a quien le gustaba la radio se hiciera incondicional ya para siempre, y a quienes no nos llamaba demasiado la atención… nos enamorara. En mi caso, hasta tal punto, que mi trayectoria profesional ha estado enfocada ya a este medio, hasta el punto de olvidar, por bastantes años, la televisión.

Y ahora, el destino me ha reconciliado de nuevo con mi deseo de la infancia y me ha dado el regalo de ser presentadora de televisión y además de deportes. ¿Qué más puedo pedir?

En cuanto a las mujeres y el deporte…¿Crees que el mundo del deporte sigue siendo un espacio dominado principalmente por los hombres o es un ámbito donde la mujer va teniendo más cabida?

El periodista deportivo sigue siendo el poseedor de la credibilidad en este tipo de información. Es verdad que cada vez se demanda más la figura de la mujer en el periodismo deportivo, pero muchas veces, y aunque es triste, es así por pura estética. No importa si la periodista tiene una buena base y sabe de deportes y controla el medio, el estereotipo infundado es el de “maniquí”; te exhibo para que te vean, no para que escuchen qué tienes que decir. Sobre todo, ese pensamiento es en el mundo deportivo, porque en los informativos no se tiene esa percepción de la periodista.

Noemi de Miguel
Noemi de Miguel preparándose para presentar “Mucho más deporte”. // Fuente: Twitter.

Yo he oído como amigos míos, chicos, han hecho este tipo de comentarios hiriendo la inteligencia de la mujer, tal vez sin pretensión de hacerlo, pero así era.

Y parte de la culpa, además de la audiencia, es porque hay ciertas cadenas que potencian esa mentalidad.

Desde hace unos años todos dicen lo de: ¡Anda como Sara carbonero, o Lara Álvarez o Melisa Jiménez! La cadena no explota solo su profesionalidad, sino también su estética. A poca gente he escuchado que digan: ¡Anda como Noemí de Miguel, de Canal+, o Silvia Barba!

Además, no hay que olvidar que una de las máximas exponentes del periodismo deportivo en España ha sido una mujer, Olga Viza.

Pero la imagen de periodista deportivo, en el caso de la mujer, se ha desfigurado, cuando se ha querido vender algo más que el valor de la información.

Han sido numerosos los casos en los que, por poner un ejemplo, Sara Carbonero ha sido duramente criticada por sus fallos en las coberturas deportivas, ¿crees que se trata igual a un hombre periodista de deportes que a una mujer?

En mi caso, cuando voy a cubrir cualquier partido ya sea de fútbol o balonmano me siento absolutamente igual que el resto de mis compañeros, todos chicos. Y nadie me trata de manera diferente.

Pero sí pienso, que a nivel general las mujeres arrastramos una lastra social en nuestra relación con el deporte. Pero también, depende de cada persona el quitarse ese “San Benito”. ¿No quieres que te traten así? Demuestra lo que sabes y hazles cambiar su opinión. No creo que un fallo de María Escario o de Olga Viza en su momento, se tomara con la misma burla que si lo comete Sara Carbonero.

El camino de la credibilidad y seriedad de la mujer en el periodismo deportivo es más duro que el del hombre. Hemos arrastrado una sociedad machista de la que parece que, poco a poco, nos vamos curando, pero la herida aún está cicatrizando.

Demuestra que se equivocan. No sé dónde leí que la mejor venganza es el éxito.

¿Crees que se da igual cobertura a los triunfos masculinos en deportes que a los femeninos, o por el contrario crees que a día de hoy se sigue optando por la invisibilidad de la mujer en el ámbito deportivo? ¿Puedes mostrarnos algún ejemplo de ello?

Es evidente que no se le da la misma visibilidad al deporte femenino que al masculino. En Imás Deportes intento que aparezca siempre un equipo femenino. Es más uno de los equipo principales de la provincia es el BM Caserío Ciudad Real Femenino y es fijo todas las semanas y muchos días en el informativo. El equipo de Senior Femenino del BM Bolaños también aparece en las tertulias y en el informativo o el equipo de fútbol femenino de La Solana. Son algunos ejemplos que puedo aportar de visibilidad aparente en el caso de Imás Deportes.

Con la cobertura contraria hay muchos ejemplos, sobre todo, si te vas a los grandes medios de comunicación. Los triunfos de las selecciones y equipos femeninos están desconectados del universo de los medios, por voluntad propia del propio medio, que es lo preocupante.

No hay que olvidar que a la audiencia se le puede educar, se le puede formar. El target de los deportes está acostumbrado a ver a las categorías masculinas porque los medios de comunicación los han acostumbrado a ello. Carolina Marín es bicampeona del mundo en bádminton y es prácticamente una desconocida.

Si quieres dar a la audiencia lo que quiere, ya que los medios son una empresa, y como tal, se guían por aquello de que “el cliente siempre tiene la razón” hagámoslo bien. En un informativo prueba a dar el mismo tiempo a la selección española masculina y femenina, y que la gente elija. Un experimento social que tuvo que hacerse hace mucho tiempo ya que ahora, obviamente, el deporte femenino está muy por debajo en la memoria cultural de la sociedad

Como ya he dicho, todavía estamos en proceso de romper el pensamiento de que el deporte es cosa de hombre. Y da mucha impotencia este pensamiento, porque ¿quién dijo que lo fuera?.

En relación al contenido de la información deportiva, ¿crees que el fútbol ocupa gran parte de la información deportiva, o cada vez más van ganando terreno otros deportes? ¿Puedes contarnos cuánto tiempo ocupa el fútbol aproximadamente en uno de tus informativos?

El fútbol es el deporte rey y ocupa más espacio porque es lo más seguido, insisto, es lo más seguido porque ha sido lo que han potenciado los medios de comunicación. No en vano, somos el cuarto poder: puedes ensalzar unas cosas y tirar por tierra otras.

Ahora vislumbro algo más otros deportes en los informativos, aunque solo sean pinceladas. Antes eso era impensable. Estaban el fútbol, las motos, la F1, el tenis y algunas veces el baloncesto, durando la información de estos tres últimos poco más de seis minutos.

Ahora, gracias a Internet y a las redes sociales, los deportes minoritarios se están haciendo ver y escuchar un poco más, lo que está haciendo que emerjan ciertos grupos que demanden otros protagonistas en la información deportiva.

El día de excepción en mis informativos es el lunes, por el simple motivo de que en IMÁS DEPORTES cubrimos fútbol y balonmano, básicamente. Los fines de semana es cuando se juegan los partidos de liga. ¿Qué ocurre? Que en total hay cinco equipos provinciales del deporte rey y tres de balonmano en Ciudad Real. Por lo tanto, los lunes sí que por lógica se va a dar más cobertura al fútbol.

¿Alguna anécdota que hayas vivido como novata en tu trabajo?

El primer partido que me tocó cubrir fue el Manzanares-Formac Villarrubia y recuerdo que estaba muy perdida. No estaba acostumbrada y me daba la sensación de que el balón iba muy deprisa y los jugadores también, aún no controlaba sus nombres y me las vi y me las deseé para completar la primera crónica. Pero al final todo salió bien.

¿Cómo te ves en el futuro del periodismo?  ¿Te ves haciendo otra cosa que no sea cubrir información deportiva?

En el periodismo nunca se sabe dónde vas a terminar. Es una profesión viva y creativa que te da la oportunidad de probarte en diferentes medios y géneros.

Fuera de Lugar María
María junto a sus compañeros en Radio Color.

Siempre he querido cubrir los deportes, pero antes de eso, he estado la mayor parte de mi breve recorrido profesional, en contacto con los informativos “puros”. En Radio Kolor teníamos un magazín, me gusta mucho también la rama del entretenimiento, algo más desenfadada, el mundo de la entrevista me apasiona y me siento cómoda en este tipo de formato. Por lo tanto, sí, me veo en un futuro cubriendo otro tipo de información. Pero ahora mismo, estoy disfrutando del deporte, que es lo que siempre había querido y hasta que dure.

¿Las condiciones laborales en este trabajo son las que tú esperabas?

Después de haber trabajado gratis o haberlo hecho por 200 euros al mes, todo es mejorar.

Es una pena que se haya llegado a la mentalidad de que cobrar más de 600 euros, hoy día, está muy bien, cuando tu trabajo vale el doble que eso. Pero también, hay que ser conscientes de la complicada situación económica que atravesamos en estos momentos.

La verdad, en mi caso estoy bastante contenta con las condiciones. Visto lo visto y oyendo, lo que he oído por ahí… No me esperaba un contrato así. Estoy bastante satisfecha.

Cuéntanos ¿cómo ha sido el salto de la universidad al mundo laboral?

Notas mucha diferencia. En la Universidad te dan nociones básicas, pero cuando aprendes de verdad es estando en el ajo. Cuando te das de cara con la realidad. Cuando te encuentras en situaciones desconocidas para ti, y tienes que ver qué haces en determinados momentos, donde la teoría no te va a salvar de nada.

¿Qué consejos les darías a los estudiantes de periodismo que se encuentran a las puertas de salir de la facultad?

Que se sigan formando. Es un error pensar que porque ya tienes un título o un papel que dice que ya eres graduado en periodismo, ya eres periodista y vales para ser periodista. Ahora toca demostrarlo, que es lo difícil y para lograrlo tienes que ser cada día mejor, porque hay miles de personas que quieren demostrar exactamente lo mismo que tú.

El periodismo es una profesión muy competitiva, si te paras, mientras el resto avanza… estás muerto en esto.

Pero, lo más importante es disfrutar haciendo lo que haces, y ser honesto con tu trabajo: no hagas nada, que no quieras hacer o con lo que después te vas a arrepentir.

Esto lo digo, porque trabajando en los medios te encuentras de cara con la realidad. El periodismo es una profesión que presta un servicio público y social muy importante, pero a veces, se pasa de mercenaria, olvidando su rol de “perro guardián” para ser el perro que lame a quien va a desvalijar su propia casa, solo porque le ha dado un hueso.

¿Cuál ha sido el mejor consejo que te han dado?

Recuerdo dos, que van un poco de la mano.

Hay que tener en cuenta que en el periodismo hay mucho ego y quien diga que no, miente. Por eso, es importante tener siempre presente, y aquí va el primer consejo, que nadie es más que tú.

Y el segundo, que recuerdo es: La humildad por delante, pero cuando se enciende el “pilotito” rojo, eres Dios. Pruébate a ti mismo, no te compares con el resto. Este último es de Juan Ramón Lucas.

 

Leave a Response