Los deportes extremos son todos aquellos en los que se pone a prueba el nivel, tanto físico como mental, de la persona desafiando los límites de la naturaleza. Por su elevado peligro, también se les conoce como deportes de riesgo. La práctica de estos deportes provoca la segregación de la hormona de la adrenalina, también llamada epinefrina.

La adrenalina provoca una dilatación de los conductos del aire, subida de la presión arterial y aumenta el ritmo cardíaco causando un estado de bienestar y energía. A medida que practicamos deportes extremos nuestra sed de adrenalina va en aumento llegando incluso a causar en algunas personas ‘dependencia’. Sí, como si fuese una droga.

Son experiencias únicas y siempre diferentes, pero no todo el mundo está capacitado para llevar a la práctica todos los deportes de riesgo. Algunos de ellos necesitan de una preparación y un nivel físico realmente alto, el cual se consigue a base de un duro entrenamiento.

La popularidad de estos deportes ha ido en aumento en los últimos años, y cada vez son más personas las que se atreven a practicarlos. Tanto es así, que hay multitud de escuelas y profesores profesionales dando clases a gente aficionada que quiere empezar en el mundo de los deportes de riesgo.

Los más practicados

Entre los numerosos deportes de riesgo que existen, los más practicados y que atraen a un buen número de intrépidos aventureros con ganas de experimentar sensaciones nuevas, se encuentran el paracaidismo, puenting (bungee jumping), parkour, motocross, alpinismo, rápel, parapente, rafting, surf y el skateboard.

skydiving-1430087-1279x852El paracaidismo es el deporte extremo por excelencia junto al surf. Quienes lo han experimentado dicen que supone una sensación única, aunque tiene un gran inconveniente: no es apto para todos los bolsillos. Consiste en lanzarse desde un avión o helicóptero en caída libre, pudiendo realizar piruetas en el aire o figuras, para finalmente, aterrizar en tierra con la ayuda de un paracaídas. Una modalidad es el Sky Surf, el cual consiste en una tabla conectada a los pies que permite realizar movimientos parecidos a los que haríamos si estuviéramos subidos encima de una ola. Otra es el Wingsuit o traje de alas, el cual recuerda al diseño de la ardilla voladora y donde podemos desplazarnos grandes distancias en sentido horizontal.

bungee-jump-1436417El puenting o bungee jumping está considerado como uno de los deportes más arriesgados del mundo debido a su extrema peligrosidad. Consiste en el salto desde una plataforma al vacío, sujetando únicamente los pies mediante una cuerda. El primer salto se realizó en 1979 en Bristol. Los accidentes en esta disciplina han sido bastante numerosos, por ejemplo, en España el primer fallecimiento se produjo en 1989 en el puente de la Pasarela, en Lérida. Muchas de las muertes se producen por usar una cuerda más larga que la altura del salto.

jump-1435001-1279x1705El parkour es el deporte de riesgo que más ha crecido en los últimos años, sobre todo entre la población más joven. Fue creado por un grupo llamado ‘Los Yamakasi’ en los años 90 en las barriadas de París, y se ha popularizado tanto que ya hay escuelas donde enseñan a realizar este tipo de deporte. En Sevilla se encuentra el primer gimnasio que abrió en España, ‘Universo Parkour’. El Parkour o ‘arte del desplazamiento’ consiste en desplazarse usando cualquier obstáculo urbano mediante acrobacias y movimientos típicos de la gimnasia. Los practicantes de parkour, o traceurs como también se les denomina, necesitan de un duro entrenamiento de fuerza y flexibidad que les permita realizar los movimientos y saltos de manera correcta.

motocross-1310766-1279x858El Motocross es un deporte que, además de necesitar de una motocicleta, combina también la destreza con las acrobacias, el equilibrio y la velocidad. Suele desarrollarse en circuitos imposibles con multitud de obstáculos y suelo sin pavimentar, normalmente de arena o barro. Existen algunos derivados del Motocross que han ido surgiendo con los años. Uno de ellos es el freestyle, consistente en la realización de acrobacias en el aire con la moto donde se tiene en cuenta el estilo y nivel de dificultad.

rock-climbing-2-1357408-1279x852El alpinismo es un deporte de fama mundial que consiste en coronar la cima de una montaña escalando por sus laderas. Uno de los retos de la humanidad siempre ha sido el escalar a lo más alto del monte Everest, el más alto del mundo. Muchos alpinistas han perdido la vida intentando coronar cimas de montañas debido a las duras condiciones meteorológicas que se presentan a miles de metros de altura. Hielo, nieve o el frío extremo son algunas de ellas.

El rápel consiste, al contrario que el alpinismo, en descender por paredes prácticamente verticales con tan solo la ayuda de una cuerda. Existen varios sistemas para practicar el rápel. Uno de ellos es mediante la fricción con el cuerpo, es decir, controlar la cuerda pasándola alrededor de nuestro cuerpo, aunque no deja de ser una técnica para personas expertas. El otro sistema es deslizarse con mosquetones y descensor.

stockvault-paraglider-in-sky138850El parapente es una modalidad del paracaidismo, pero más lento y con menos riesgo. En sus inicios se utilizó para que los montañeros descendieran de la cima de la montaña que habían escalado. De los deportes de riesgo, puede que el parapente sea el menos extremo de todos.

El rafting desafía las zonas de los rápidos de los ríos, también llamados ‘ríos de aguas blancas’, usando una balsa de goma y unos remos, aunque hay también quien utiliza kayak o canoas. Es un deporte extremadamente peligroso ya que a la mínima se puede desestabilizar la balsa y ser arrastrado por la corriente de los rápidos. Para conocer la dificultad de los ríos, se ha establecido una clasificación que los divide por clases. Los ríos hasta la clase dos se consideran ríos poco turbulentos y fáciles de navegar. Los que superan la clase cuatro se consideran ríos muy turbulentos, difíciles de recorrer, con posibles cascadas en su recorrido y requieren de una técnica muy avanzada.

stockvault-surfer123653El surf es uno de los deportes de riesgo, junto al paracaidismo, más populares y practicados del mundo. Lo único que se requiere para practicarlo es una tabla y mucho equilibrio. Se sabe que el surf comenzó hace 500 años en las islas de la Polinesia. Para poder practicar el surf correctamente, se necesita de olas de gran tamaño (mínimo 1,50-2 metros de altura) que desarrollen una pared lo suficientemente grande como para poder surcarla. Entre las variantes de este deporte se encuentra el kitesurf, windsurf, snowboard y el sandboard, el cual se practica sobre la arena.

skateboard-transfer-1554633-1279x910Por último, el Skateboarding. Un deporte que emula al surf pero usando las calles y una tabla (skateboard) con ruedas. Se necesita de un buen entrenamiento y habilidad para poder realizar saltos, acrobacias y figuras sin perder el equilibrio. Surgió en el estado de California en los años 60-70. Es un deporte practicado, en su gran mayoría, por gente joven. En el año 2002, un reportaje para la American Sports Data publicó que había 13,5 millones de skaters en el mundo, de los cuales el 84% eran menores de edad. Dos años después comenzaron los primeros campeonatos internacionales de Skateboarding.

Evitar los accidentes

La práctica, a veces descuidada, de los deportes extremos ha llevado a causar numerosos accidentes, y peor aún, la muerte de muchos aficionados y también de profesionales. Uno de los casos más sonados este año fue el del atleta extremo Dean Potter y su compañero Graham Hunt, quienes fallecieron, según informó la BBC, mientras intentaban un vuelo con traje de alas en Taft Point, California, a 2.286 metros de altura. El español Álvaro Bultó perdía la vida en 2013 en los Alpes suizos mientras practicaba el mismo deporte que Dean Potter.

El estadístico David Spiegelhalter estudió diferentes deportes extremos para establecer un nivel de riesgo. Según la BBC, Spiegelhalter pudo comprobar que de los 2,6 millones de saltos anuales en paracaidismo que se realizaron en EEUU entre el año 2000 y el 2010, se produjeron 279 muertes. Aunque mucho más peligroso es el salto BASE. En el macizo de Kjerag en Noruega, de 20.850 saltos en 11 años, hubo 9 muertes y 82 accidentes, media mucho más alta al paracaidismo. Estas cifras, por ejemplo, son mucho menores en alpinismo. De los 20.000 montañistas que escalaron el Himalaya entre 1990 y 2006 se estimaron alrededor de 238 muertes.

Lo más importante es evitar, en la medida de lo posible, arriesgar la vida más de la cuenta, utilizando siempre todas las medidas de seguridad que sean posibles. Son deportes extremos de alto riesgo, es cierto, pero no por ello debemos dejarnos la vida practicándolos. Y la mejor manera de conseguirlo es utilizando todos aquellos elementos que nos puedan ayudar en una situación en la que nuestra vida corra verdadero peligro.

The following two tabs change content below.

Leave a Response