José Beaumount presentó el libro El periodista en la encrucijada en el campus de Cuenca el pasado jueves día 7 de marzo, donde nos respondió a unas cuestiones sobre el libro y sobre la situación actual y futura a la que se enfrenta el periodismo.

José Fernández Beaumount, coautor del libro El periodista en la encrucijada, es licenciado y doctor en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense. Ejerció el periodismo especializado en comunicación, tecnologías de la comunicación y en industria de los medios durante 22 años en El País, ha trabajado también en el organismo público regulador español de telecomunicaciones CMT (Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones) donde fue director de Audiovisual y después director de Comunicación y Publicaciones. Actualmente es profesor ayudante doctor de la Universidad Carlos III, desde que se incorporase en 2003. 
Las líneas de investigación de José Fernández se centran principalmente en la comunicación en la nueva sociedad digital; las nuevas tecnologías y su regulación, las nuevas formas de periodismo en Internet…etc. De hecho, ha escrito varios libros a este respecto como por ejemplo; Periodismo en la era de Internet. Claves para entender la situación actual de la información periodística en España (2008).

José, como bien dice el título del libro el periodista se encuentra en una encrucijada determinada principalmente por dos factores, por un lado la crisis económica y por otro lado la crisis conceptual del periodismo motivada por la revolución digital ¿Considera que el futuro del periodismo se encuentra en Internet?

Se podría decir que si, quizá parezca una respuesta muy absoluta pero van por ahí las cosas, sobre todo después de haber hecho un estudio- este es uno de tantos estudios que se están haciendo de análisis sobre el momento actual del periodismo- y entendemos que sí, el periodismo debe pasar necesariamente por Internet.

Se viene diciendo que el papel va a desaparecer desde la llegada de la radio, pero aunque se empeñen en jubilarlo el papel sigue, con dificultades, pero sigue ¿Va a desaparecer el periodismo tradicional, el de papel y tinta?

El papel no va a desaparecer del todo pero si que va a dejar de ser el soporte principal de información como lo era hasta ahora, va a quedarse muy minoritario, muy reducido.

112_2938-2

En el libro se habla de que uno de los factores que han provocado la pérdida de credibilidad de los medios y del periodismo es: la excesiva mercantilización de la información. ¿Cómo podría evitarse que la rentabilidad prime sobre el contenido?

Es muy difícil, pero de eso se va a encargar el propio mercado. La rentabilidad de los medios que hasta ahora era muy alta, muy abultada, es la rentabilidad económica que permitía que se enriquecieran empresarios que operaban en el área de los medios, ahora esa rentabilidad va a ser distinta, ya no va a ser tan alta, porque la situación hace que los propios periodistas se constituyan en empresarios de sí mismos con lo cual va a ser muy difícil conseguir aquellas cuotas de rentabilidad que se daban antes.

Hay una excesiva politización que de cierta manera oprime al periodismo. ¿Usted cree que es posible un periodismo libre, desvinculado de los partidos políticos?

No, nunca habrá una desvinculación del periodismo para con los partidos políticos, porque es consustancial hacer periodismo con la política, lo que si que tendrá que haber es un alejamiento, más bien un distanciamiento un distanciamiento mayor, que permita hacer las cosas con más credibilidad y más independencia.

Está de moda ser un periodista multitarea, un periodista orquesta; pero el refrán dice: que quien mucho abarca poco aprieta. ¿Está de acuerdo con este dicho popular?

Sí, porque cuando un periodista intenta abarcar mucho, y éste es uno de los principales problemas a los que se enfrente el periodista multitarea, tiende a disminuir la calidad de lo que hace cuando hace muchas cosas, quizá demasiadas, más de las que puede hacer.

Por lo tanto ¿Cómo debe ser el nuevo perfil del periodista?

Yo creo, que el nuevo perfil del periodista tiene que ser un compromiso con la esencia del periodismo, que es hacer las cosas con rigor, explicarlas, buscar la información oculta y expresar y dar constantemente esa información. Y el nuevo periodista debe también dominar las técnicas digitales.

¿Usted cree en el periodismo ciudadano o lo ve como una amenaza para los que realmente son periodistas?

No, no es una amenaza, pero si hay que tener cuidado a la hora de integrar lo que tiene de válido el periodismo ciudadano para el periodismo habitual, pero en sí mismo el periodismo ciudadano no es un periodismo en todos sus términos, aunque sí tiene cosas muy válidas que el periodista tiene que integrar. El periodista ciudadano sería más como una fuente o un medio a través del cual se pueden obtener o esparcir informaciones.

Con la revolución digital se ha pasado de un periodismo de calle a un periodismo virtual con redacciones llenas de gente hipnotizadas por la pantalla. Usted que ahora está vivido la era digital pero que también ha vivido el periodismo clásico ¿Con cuál se quedaría?

Históricamente me quedaría con la etapa que me tocó vivir a mí, que la viví con mucha intensidad, pero hay que pasar página, hay que adaptarse a esta nueva etapa, es inevitable hay que hacerlo de todas las maneras.

Y por último ¿Qué consejo daría a futuros periodistas para animarlos en los difíciles tiempos que corren?

Muchos consejos no puedo dar, pero entiendo que si les interesa esta profesión, ya que es una profesión vocacional, deben seguir esa vocación y así se les ocurrirán alternativas o ideas para hacer las cosas mejor y poder salir de esta crisis del periodismo.

112_2940-2

Marta García 
Richard Muñoz
Rosa María Torres

The following two tabs change content below.

Leave a Response