José María León Martínez es jugador federado de tiro con arco. Combina la práctica de su deporte favorito con el entrenamiento de jóvenes que se inician en el desconocido mundo del tiro con arco. Ha pasado por varios clubes de España desarrollando su carrera deportiva como jugador. Hace unos 5 años vio cumplido su sueño de fundar su propio club deportivo de tiro con arco. Pese a su origen manzanareño, el club lo fundó a las afueras de Valencia, donde se mudó desde muy joven. A partir de ahí, comenzó a desarrollar su carrera como entrenador hasta el día de hoy, donde ha visto cumplidas todas sus metas. A pesar de todo, no se pone límites.

Pregunta: ¿De qué manera se puede incentivar la práctica de tu deporte en la región?¿A través de las Escuelas deportivas?

Respuesta: En mi opinión, el tiro con arco es un deporte que tiene su público, siempre teniendo en cuenta que se trata de un deporte que práctica una parte muy reducida de la población. En los clubes que he estado he podido observar cómo la gente no falla, que se forman buenos grupos de alumnos queriendo aprender a dominar este arte. El problema es la economía, como casi siempre. Las pocas ayudas con las que cuentan deporte como este imposibilita poder dar mucha publicidad a la práctica de este deporte y obliga a limitar el número de gente dentro de los clubes por falta de material.

P: Un mensaje para los representantes públicos / instituciones públicas de cara a las próximas elecciones

R: Pues más de lo mismo. Si tengo que dejar algún mensaje será que intenten ayudar más económicamente a clubes y deportes de este tipo. Es un mensaje ya repetitivo pero poco se puede pedir más de lo que ya se ha pedido. Solo espero que los gobiernos hagan lo que puedan y no denieguen nuestras peticiones al azar.

P: ¿Cómo logró el objetivo de formar un club de tiro con arco en su localidad?

R: Bueno, en una localidad de tan pocos habitantes no fue algo muy sencillo, la verdad. La gente conocía algo del deporte gracias a que me otorgó cierta popularidad entre los habitantes de mi ciudad y eso pudo ayudar bastante. Vi, sobre todo, a los jóvenes con ganas de probar algo nuevo como es el tiro con arco. Mi hijo siempre tuvo un gusto especial por el arco por culpa de los videojuegos (risas). Hay cosas que ayudan a popularizar este deporte que apenas podría haber imaginado.

P: ¿Ha tenido el éxito o afluencia esperados cuando la idea se llevó a cabo?

R: Sin duda. Mis expectativas eran menores de lo que en realidad han sido. No esperaba, ni mucho menos, tanta gentes en las sesiones que impartimos. Es más, al principio mis planes eran impartir las clases yo mismo, pero viendo el tirón que tenía tuve que contratar a algunos compañeros que conocía y accedieron encantados.

P: ¿El hecho de que se preste material a la hora de practicar el tiro con arco ha aumentado el número de personas que vienen al club?

R: El dinero nos lo hemos dejado nosotros, pero siempre pensando en dar las mayores facilidades a la gente. No te voy a mentir, en los meses de fundación de la escuela no lo pasamos bien económicamente, pero al final todo ha salido mejor de lo esperado, como antes te dije. Claro que la gente se anima más si saben que pueden llegar a la escuela, coger su arco y practicar sin tener que adquirir el material. Los bolsillos no están para muchos gastos.

Tiro con arco en exteriores (Vía cc)
Tiro con arco en exteriores (Vía cc)

P: ¿Ha llegado gente de localidades de alrededor para poder practicar este deporte?

R: Sí. La escuela también ha tenido bastante tirón en pueblos cercanos, sobre todo en los que el trayecto no es excesivamente largo. Estamos en una zona donde cada localidad está bastante cerca unas de otras y eso no es mucho problema. No obstante, agradezco a esa gente el esfuerzo por traer a sus hijos hasta otra localidad o el esfuerzo de ellos mismos por trasladarse hasta aquí para lanzar unas flechas.

P: ¿Ha salido algún deportista de renombre en estos años que el club lleva en funcionamiento?

R: Cierto es que no llevamos mucho tiempo impartiendo clases. Apenas 5 años recién cumplidos hace que abrimos la escuela. En esos años ha habido de todo. La gente llega aquí sin saber nada de tiro con arco, en condiciones normales. Pero mentiría si te dijera que no he visto gente algo especial. Algunas personas que han llegado al club y que no sabían nada de este deporte han demostrado tener un talento natural para esto. Aprendían muy rápido y presentaban una progresión mayor que el resto. De momento no hemos tenido éxitos de importancia, pero no lo descartamos.

P: ¿Ha llegado el club a algún campeonato nacional en alguna ocasión?

R: Hemos participado en algunos campeonatos importantes, pero nunca hemos llegado a destacar. No obstante, el hecho de poder llevar a un grupo reducido de alumnos a demostrar las cualidades adquiridas a otro lugar es algo de lo que ya nos sentimos orgullosos.

P: ¿Qué puede aportar la práctica de este deporte que no pueda aportar otro deporte como el fútbol o el baloncesto?

R: Creo que todos los deportes aportan disciplina, pero en este caso se trata de una práctica muy estricta. No hay que olvidar que lo que tenemos entre manos es una máquina de matar si se utiliza de una forma determinada. Eso siempre da mucho respeto a la gente que comienza a practicar el tiro. La disciplina, el compromiso y el respeto deben ser máximo y son claves a la hora de practicar el tiro.

P: ¿El hecho de utilizar un arma, como el arco, de forma recreativa y las enseñanzas instruidas pueden concienciar a los jóvenes del peligro y cautela a la hora de utilizar este tipo de armas?

R: Claro que sí. Ese ámbito es de los primeros que tratamos cuando recibimos una nueva hornada de jóvenes. No hay que tomarse a tontería el hecho de manejar el arco, pese a que se haga por funciones recreativas. La práctica de cualquier deporte puede llegar a educar, sin embargo, el tiro con arco es algo que los chicos se toman de forma muy especial. Esto es una creencia mía, por mi experiencia como entrenador y como jugador.

P: ¿En el club siguen las normas olímpicas estipuladas por la FITA o practican varias modalidades de tiro con arco?

R: Ambas. Para tiro con diana y para tiro de campo. Seguimos las reglas que marca el comité olímpico porque creemos que es como mejor se puede educar a los chicos. ¿Para qué establecer unas reglas específicas más sencillas si en el caso que progresen tendrán que adaptarse a otra cosa? Pienso que lo mejor es partir de las reglas olímpicas oficiales y de ahí todo puede ser progresar.

P: ¿Creen necesario la concienciación de los jóvenes de hoy en día para la práctica de deportes minoritarios como el tiro con arco?

R: Pienso que sí y también pienso que es algo que se está consiguiendo. Los deportistas y las deportistas españolas que triunfan en deportes minoritarios sirven de ejemplo para otros muchos que se pueden animar a practicar el deporte de uno de sus ídolos. Un caso de ejemplo puede ser el de Carolina Marín. El edificio de al lado es el pabellón polideportivo y ahí se practican varios deportes, entre ellos el bádminton. Mi compañero José María imparte clases de ese deporte y desde el éxito de Carolina, la gente que solicita sus clases ha aumentado casi el doble. No puede ser coincidencia. Los medios ayudan mucho en este caso.

P: Como jugador de tiro con arco ¿Cree que se trata de un deporte difícil de conseguir dominar? ¿Qué cosas aprendió como jugador que hoy emplea como entrenador?

R: No te digo yo que sea uno de los más sencillos, porque, aunque parezca que no, la utilización correcta del arco conlleva muchas horas de trabajo. Como todo, el cuerpo humano se tiene que adaptar a un objeto que siempre comienza por ser desconocido. Es como la utilización del SmarthPhone. Si hace unos años nos dan uno no tendríamos ni idea ni de como cogerlo correctamente. Pero ahora que nos hemos adaptado a ello se nos hace casi natural. Lo mismo es con el arco. El tiempo y la constancia todo lo consiguen en este caso.

P: ¿Sueña con llegar a entrenar en cotas más altas o con un club de barrio como este le basta?

R: Mi meta era crear un club para que la gente conociera este deporte y se han cumplido con creces. No te diría que no me hace ilusión llegar a algo más que esto, pero de momento no me lo planteo por el simple hecho de que es muy difícil llegar a la élite. Seguiré trabajando para llevar al club a campeonatos más importantes y que la gente vea a mis jugadores. Antes que triunfar yo prefiero que mis alumnos tengan salida a clubes más importantes, con más recursos y posibilidades de llegar lejos.

Leave a Response