Los aficionados ya pueden comprar las entradas para más de 300 competiciones deportivas. Puestas a la venta más de 3 millones con unos precios que oscilan entre los 2,60 y los 33 dólares. Las ceremonias de inauguración del 7 de septiembre de 2016 y clausura el 18 del mismo mes costarán como mínimo 25 dólares y como máximo 300.

Las selecciones paralímpicas españolas ultiman las distintas fases de clasificación de cara a los juegos de Río. Empresas como Bankia apoyarán al deporte paralímpico español, la entidad financiera comercializará una tarjeta solidaria parte de cuyos beneficios con un mínimo anual de 100.000 euros irán a parar a los deportistas. El acuerdo de colaboración lo firmaron el presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri y el del Comité Paralímpico Español, Miguel Carballeda además de reconocidos deportistas como Teresa Perales, David Casinos, Ignacio Ávila y Joan Font.

Además trece paralímpicos universitarios se beneficiarán en este curso de las becas Iberdrola. Tres de ellos recibirán la beca completa y los diez restantes compartirán la cuantía. La concesión de estas ayudas se suma al respaldo de la compañía energética al deporte paralímpico español desde su entrada en el Plan ADO en 2005.

De esta manera, empresas e instituciones pretenden apoyar y promover un deporte nacional de calidad. Lo llevan haciendo así desde los juegos de 1998, cuando meses antes se puso en marcha un ambicioso plan para conseguir que los deportistas españoles estuvieran profesionalmente preparados y compitiesen en la élite.

Se podrán objetar seguro varios puntos mejorables de este tipo de ayudas y planes, pero lo que es indudable es que objetivamente, el deporte español vive una de sus mejores épocas y seguramente, España sea uno de los países con mejores resultados en todas las competiciones deportivas en los últimos 20 años.

Uno de los cientos de ejemplos que podríamos poner es el caso de Gerard que con solo 17 años ya logró un bronce en los mundiales de Nueva Zelanda 2011 y hace apenas un mes, en Doha, ha sido subcampeón del mundo de 400 metros y tercero en 4×100. En los juegos de Londres era aún, tal vez, demasiado joven y se quedó a las puertas de la medalla con un cuarto puesto. Así que el atleta con discapacidad visual, Gerard Descarrega, ya con 22 años acudirá a Río 2016 pleno de esperanza y seguridad.Gerard Descarrega

 

El judo, un seguro de medalla

El judo español, un seguro de medalla en todas las grandes competiciones internacionales, podrá ampliar su brillante palmarés en Río 2016. Los campeonatos europeos que se celebraron en Lisboa, con participación de 20 países significaban la última de las cuatro pruebas puntuables para el reparto de las plazas clasificatorias para los juegos. Los españoles se aseguraron cuatro puestos además de dos medallas de bronce.

La única medalla individual la obtuvo el mayor de los hermanos Gavilán, un bronce en la categoría de menos de 66 kilos. Daniel repitió de este modo su tercer puesto de los últimos europeos y sumó los puntos suficientes para su principal objetivo, una plaza en los juegos de Río.

Daniel y Álvaro Gavilán

Daniel y Álvaro Gavilán, una pareja que ha de dar muchas alegrías al judo paralímpico español formaron parte del conjunto que logró el bronce por equipos. Individualmente, el pequeño, Álvaro, que fue plata en la copa del mundo Junior, no pudo conquistar otro nuevo metal en la categoría de menos de 73 kilos pero sí acumuló puntos en la lista mundial para poder acompañar a su hermano representando a España en la cita paralímpica brasileña.

En la categoría de menos de 90 kilos, Abel Vázquez hizo todo lo posible por revalidad sus dos platas continentales de 2011 y 2013, pero tampoco estuvo muy acertado y debió conformarse con un honroso quinto puesto. Aun así, el sevillano ha estado a la altura suficiente en todas las pruebas puntuables como para asegurar una nueva plaza paralímpica para España.

Una lesión de última hora impidió la asistencia de la triple campeona paralímpica Carmen Herrera así que la única mujer del equipo fue Mónica Merenciano, considerada “la dama de Bronce” por sus tres terceros puestos consecutivos en Atenas, Pekín y Londres. Una lesión en el hombro le impidió rendir a su nivel y terminó séptima en la categoría de menos de 57 kilos, pero también consiguió la clasificación para poder conquistar en Río de Janeiro su cuarta medalla en unos juegos.

David García, en menos de 60 e Iñigo Gérboles en menos de 100, entraron en la batalla por la medalla de bronce pero terminaron en una quinta posición que sin embargo no les valió para obtener su plaza.JUDO

El reto de la halterofilia

Puesto que el levantamiento de peso es una de las actividades más antiguas practicadas por el ser humano, también la halterofilia, que es su versión deportiva, entró muy pronto a formar parte del programa de los juegos. En los olímpicos empezó en Atenas 1896 y en los paralímpicos en Tokyo 1960, aunque las mujeres tuvieron que esperar a Sidney 2000.

A diferencia de la halterofilia olímpica, en la que los deportistas levantan las halteras estando de pie, en la paralímpica se lleva a cabo con el levantador tumbado de espaldas sobre un banco. Compiten deportistas con lesión medular, amputación, parálisis cerebral o discapacidad física de otro tipo, pero todos ellos deben reunir unos criterios mínimos de legibilidad basados en sus capacidades.

Al igual que en la olímpica, la halterofilia paralímpica se disputa en diversas categorías que no dependen, en este caso, del grado de discapacidad sino del peso corporal de deportista. Hay diez categorías masculinas y diez femeninas. Para que un intento sea válido el levantador debe sacar la barra con las pesas de las sujeciones, bajarla hasta el pecho, dejarla quieta un momento y elevarla luego al máximo hasta dejar los codos completamente extendidos y bloqueados. Así debe permanecer hasta que el juez de por válido el intento.

Todos los equipos de vela, clasificados

El Equipo Español de Vela consiguió, por primera vez en su historia, clasificarse para todas las clases que forman parte del programa de los Juegos Paralímpicos: la individual 2.4mR, la doble Skud18 y la triple Sónar. Los miembros de la expedición nacional consiguieron así su objetivo durante el Campeonato del Mundo de Vela Paralímpica celebrado en Melbourne entre el 28 de noviembre y el 3 de diciembre.

También consiguieron una plaza para España los tres representantes españoles de la clase Sónar: Paco Llobet, Héctor Álvarez y Manuel Gimeno. Aunque repitieron la 13ª posición de 2015, lograron hacerse con una de las seis plazas que se pusieron en juego. Este tipo de embarcación está tripulada por dos deportistas con discapacidad física y uno con discapacidad visual.

Los que más tuvieron que pelear por la clasificación fueron los miembros del Equipo Iberdrola de Vela Paralímpica Sergio Roig y Violeta del Reino, en la clase Skud18. No fue hasta la última regata cuando consiguieron adelantar a Israel y hacerse con el 13º lugar definitivo que daba acceso a los Juegos Paralímpicos de Río 2016.

La competición constó de once regatas repartidas en seis jornadas, entre el 28 de noviembre y el 2 de diciembre. Junto a los nueve deportistas españoles viajaron a Australia el seleccionador nacional, Alfred Buqueras, y los entrenadores Ignacio Zalvide, Francisco Javier Serrano, Juan Jose Beltrán y Francesc Santamaría.

VELA

 

 

The following two tabs change content below.

Jorge Masia

Latest posts by Jorge Masia (see all)

Leave a Response