Despertarse con ganas de ir al campo. Llegar al vestuario y sentir el olor a reflex. Escuchar las arengas del entrenador. Enfundarse las botas y acariciar la hierba con los tacos. Sufrir y disfrutar de la emoción del gol. Llorar de tristeza o alegría tras un largo campeonato. Estas son algunas de las sensaciones que, por desgracia, no pueden vivir un gran número de jugadoras de fútbol en Valdepeñas.

La situación del fútbol femenino en Valdepeñas está muy lejos de parecerse a la española o a la regional. Muchas de las jugadoras valdepeñeras se tienen que buscar las castañas para poder practicar el deporte que les apasiona por falta de equipos en la localidad.

Por poner un ejemplo, hasta diez valdepeñeras “han emigrado” esta temporada a la vecina localidad de La Solana para poder sentir la emoción de jugar al fútbol. Allí tienen la posibilidad de competir en la Liga Regional Femenina o en Segunda División Femenina Nacional. Sin embargo, en Valdepeñas la única posibilidad que tienen de jugar al deporte rey es compitiendo hasta los 14 años en el campeonato de interescuelas. A partir de ahí, la ilusión de poder defender los colores de su ciudad se desvanece.

medina2
Equipo de fútbol La Solana. / Fuente: David Medina.

Benjamín Roldán, presidente del Club de Fútbol Valdepeñas, afirma que la situación del fútbol femenino en Valdepeñas es “mala” y “fea” puesto que prácticamente no existe. Roldán asegura que “muchas valdepeñeras se marchan porque no hay infraestructuras de fútbol femenino” y añade que “desde el Club se hicieron varias pruebas para poder sacar un equipo femenino, pero es algo que cuesta mucho dinero y trabajo hacerlo”.

Desde el punto de vista de las chicas, la situación es parecida a la descrita por el presidente del Valdepeñas. Jennifer Antequera, jugadora valdepeñera de 16 años, confirma con tuvo que irse a La Solana “porque, sinceramente, el fútbol femenino en Valdepeñas no vale nada. Aquí a los 14 años te dejan de dar la oportunidad de seguir formándote como futbolista y encima no te enseñan mucho”.

Hasta la fecha el único equipo femenino que defendía los colores de Valdepeñas era el que se inscribía en el campeonato de interescuelas y lo hacía porque “nos interesa que hubiera un equipo femenino que acompañase a un equipo infantil masculino y a un equipo alevín masculino porque sino estos últimos no podrían competir y sería una pena perder eso”, señala Roldán.

medina3
Partido de fútbol femenino. / Fuente: David Medina.

En resumen, se necesitaba un equipo de fútbol femenino para que los chicos jugasen también la competición. Este año, por desgracia, no ha habido un número suficiente de chicas y Valdepeñas se ha quedado sin competir.

El presidente del Club de Fútbol Valdepeñas confirma que para poder sacar un equipo femenino adelante se tendría que contar con, al menos, 16 chicas comprometidas al 100%. “Mientras tanto no se puede hacer nada porque no puedes empezar una competición que es larga y que cuesta dinero con 13 chicas”, añade.

Para Mónica Rodríguez Lessen, jugadora valdepeñera de 18 años, la solución pasa por el apoyo de la gente y de la Concejalía de Deportes. “Yo animo al Concejal de Deportes a que invierta en fútbol femenino, y no tanto en el masculino, porque es un deporte que está en pleno auge y que la gente sigue”, señala Rodríguez.

Lo que sí es cierto es que la situación del fútbol femenino en Valdepeñas mejorará si entre todos apoyamos la causa. Lo que no se puede hacer es poner la excusa de que cuesta dinero o utilizarlo para que los pequeños varones sigan disfrutando de un deporte que también aman las féminas. Si eso se soluciona, Valdepeñas disfrutará de su talento femenino.

The following two tabs change content below.

1 comment

Leave a Response