Los medios de comunicación y la sociedad en general decidieron que el deporte estaba vinculado, en su mayoría, al género masculino. Portadas, tertulias radiofónicas o cualquier reportaje deportivo centraban su temática en cualquier acontecimiento o personaje que tuviera alguna relación con el ámbito del deporte, pero en prácticamente todos los casos, se trataba de un hecho exclusivamente del género masculino.

En la actualidad y gracias a la búsqueda de la igualdad social entre hombres y mujeres, los medios de comunicación se han concienciado poco a poco de que el género femenino tiene mucho que decir en el deporte. La desigualdad entre ambos muestra lo injusto que puede ser el ser humano. Un mismo triunfo debe tener la misma difusión tanto en un hombre como en una mujer. Pero, ¿esto se está cumpliendo?

Foto Javi GarcíaMuchos son los ejemplos de mujeres que pasarán a la historia del deporte español por sus logros durante años y años y por pasear el nombre de España por todo el mundo de manera triunfal. Verónica Boquete, Ruth Beitia, Amaia Valdemoro, Mireia Belmonte, Garbiñe Muguruza y un largo etcétera de nombres que serán recordadas durante generaciones y generaciones por sus victorias en los diferentes deportes en los que han destacado. Pero mientras ellas se dedicaban a no parar de ganar, los medios de comunicación, en su gran mayoría, preferían pasar muy por encima de esta información y centrarse en cualquier tema banal de otros deportes, pero sobre todo, el fútbol.

¿De verdad es más importante un afeitado de Cristiano Ronaldo que cualquier información de alguna deportista española? No es ninguna exageración. La portada del diario AS del día 26 de septiembre de este mismo año, tenía como principal protagonista al jugador del Real Madrid, Cristiano Ronaldo, mientras se afeitaba. La imagen del portugués venía acompañada de un titular que comentaba “Cristiano preparado para el récord”.

Cristiano afeitándose.
El afeitado de Cristiano Ronaldo protagoniza la portada del As.

Esta portada es el extremo opuesto a lo que se vive en el deporte femenino. Grandes hazañas como las conseguidas por las jugadoras de balonmano durante los últimos torneos europeos y mundiales; las cuatro medallas de oro conseguidas por Mireia Belmonte en el Mundial de natación, disputado en Doha; las gestas gloriosas de una tenista que pasará a la historia del tenis español como es Garbiñe Muguruza; o Vero Boquete, la primera futbolista española en ser nominada para un Balón de Oro, no tuvieron el honor de ser portada en ninguno de los principales diarios del país y en muchos casos, ni siquiera tuvieron un hueco en la sección de deportes de algunos telediarios nacionales.

En la actualidad, los grandes grupos de comunicación solo se rigen por sus audiencias y por ofrecer lo que más vende. Al parecer, el deporte femenino no vende igual que el masculino. Algo estaremos haciendo mal si esto es así. Los éxitos del deporte femenino español deberían servir a nuestra sociedad para despertar de una vez. Estas chicas se han ganado una oportunidad, merecen su reconocimiento social de la mano de los medios de comunicación.

Por suerte, algo está cambiando. El pasado mes de junio, España disputaba su primer mundial de fútbol femenino. Un hecho histórico que la prensa nacional ensalzó y las televisiones nacionales apoyaron desde el primer momento. Tanto es así, que el grupo RTVE, mediante su canal Teledeporte, decidió ofrecer los partidos de nuestra selección en exclusiva. Ese es el camino a seguir. Nuestras deportistas también merecen su oportunidad.

Leave a Response