Existen miles de personas  en España que sufren algún tipo de discapacidad. Por ello muchos colectivos se encargan de luchar por una sociedad en igualdad de derechos y condiciones para todos. En el Día Internacional de la Discapacidad numerosas asociaciones organizan distintas actividades para todas estas personas que necesitan algún tipo de ayuda para sus rutinas diarias.

Con motivo de este día, que cada año se conmemora el 3 de Diciembre, distintas asociaciones de la capital conquense han realizado actividades y charlas para celebrarlo.

ASPAYM es una asociación que desde 1998 trabaja con discapacitados ayudándoles a actualizar sus necesidades e intentando que estas personas se integren en la sociedad ayudando a normalizar sus dificultades. Cuenta con 15 asociaciones repartidas por toda España, entre ellas, dos las encontramos en Cuenca.

En la capital conquense, la asociación cuenta con la colaboración de 200 socios, además de familiares de personas que sufren discapacidad. Las subvenciones con las que cuentan provienen de la Junta de Comunidades, la Consejería de Sanidad a través de su programa sociosanitario, de la Diputación Provincial, así como de las aportaciones de socios con lo que cubren todas las actividades. El pasado 28 de noviembre, Aspaym Cuenca celebró la XVI edición los premios Silla de Oro donde se reconoce la labor de aquellas personas o instituciones que ayudan a la integración de las personas con discapacidad.

En esta edición se entregó el premio a la prevención y seguridad vial para “Tomás y Valiente” de Casas de Fernando Alonso por su alta implicación en las Campañas de Prevención en lesiones medulares. El segundo premiado fue Juan Ignacio Lillo, jefe de servicio de Deportes de la Diputación conquense por facilitar la integración de personas discapacitadas en el deporte. Luis Miguel García-Marquina recibió el premio a la normalización por ser un ejemplo de superación y deportividad para las personas deportistas discapacitadas. En cuanto al premio al esfuerzo y superación fue otorgado a la unidad de fisioterapeutas del Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo. Javier Gregorio Martin, Director de la Caixa de Cuenca recogió el premio a la labor social por su solidaridad con esta causa. La Silla de Oro a la solidaridad fue para Limpiezas Industriales Aranguren por su participación con los niños discapacitados. Por último, el premio a la accesibilidad y eliminación de barreras arquitectónicas fue para el Ayuntamiento de Arcas del Villar por la gran implicación en accesibilidad.

PREMIADOS 1
Premiados Silla de Oro 2015. | Fuente: ASPAYM

Según el Presidente de la Asociación ASPAYM en Cuenca, José Luis Mota, el objetivo principal es crear conciencia en la sociedad sobre la situación de los discapacitados, así como colaborar con distintos colectivos mediante campañas de concienciación. “Principalmente buscamos la concienciación entre la sociedad por medio de campañas de prevención en las que colaboramos con tráfico y vamos a colegios a dar charlas para sensibilizar a los niños sobre las consecuencias que puede tener un accidente de tráfico”.

26 años colaborando con la discapacidad 

Otra de las organizaciones que se encuentra en la capital de Cuenca es la Asociación de Roosevelt que lleva 26 años luchando por los derechos e igualdad de todas las personas que sufren algún tipo de discapacidad física. La asociación principalmente se encarga de ayudar a todas las personas que lo necesitan a través de diferentes campañas con el objetivo de concienciar a todos los ciudadanos. Además, organizan distintas actividades culturales donde ponen en valor las capacidades de este colectivo. También se realiza un festival de artes escénicas donde participan personas discapacitadas. Para el Presidente de la Asociación, José María Martínez López lo primordial es que la sociedad sea consciente de la necesidad de integración de este colectivo: “Con estas actividades, nuestro principal objetivo es poner en valor las capacidades de todos los discapacitados y defender sus derechos. Todos los talleres están a disposición de aquellos que sufran algún tipo de discapacidad física”, afirma.

Para la asociación es muy importante acercarse a personas que ocupen cargos importantes en la sociedad, así lo asegura su Presidente: “Hay que concienciar a la sociedad de que este es un problema de derechos humanos. Tenemos que conseguir atraer a personas que se dediquen al mundo de la arquitectura o a la educación. La clave está en estar con el resto, pero siempre con la discapacidad presente”.

En cuanto al tema de las ayudas, la asociación cuenta con aportaciones económicas que llegan desde instituciones, fundaciones privadas y subvenciones de Diputación Provincial y Junta de Comunidades. José María asegura que “todas las ayudas económicas que llegan son destinadas un 80% en actividades y un 20% en mantener la estructura”.

Por último, el Presidente es consciente de que la mente de la sociedad juega un papel fundamental por eso cree que tenemos que ayudarnos unos a otros, porque tarde o temprano cualquiera puede pasar por una situación similar a la de un discapacitado. “Todos tenemos limitaciones, al igual que capacidades. Lo primordial es crear una sociedad para todos más accesible y que respete al ser humano como tal”, comenta.

EB821697-CE46-3D51-DDD98E99CEA37A8D
María Ángeles Zurrilla, Vicerrectora de Cultura y Extensión Universitaria. | Fuente: Roosevelt.

El pasado 2 de diciembre, esta asociación celebraba una conferencia multitudinaria en honor al Día Internacional de la Discapacidad. Al acto, celebrado en el Hotel NH de la ciudad de Cuenca, acudieron numerosas personas entre las que se encontraban cargos políticos tanto de la ciudad como de la comunidad castellano manchega como fue  Ramón Pérez Tornero, Director de Hacienda de la Junta de Comunidades. Además estuvo presente María Ángeles Zurilla, Vicerrectora de Cultura y Extensión Universitaria fue la que se encargó de leer el manifiesto de este año de la Asociación Roosevelt.

Todos los interventores felicitaron la acción social que realiza esta asociación con todas las personas que necesitan de alguna ayuda y mostraron su apoyo tanto económico e institucional en todo lo que necesite.

La última intervención del acto corrió a manos del Presidente de la Asociación, Jose María Martínez López, quien comenzó agradeciendo la presencia de las distintas instituciones políticas y de todo el púbico restante que había acudido a la cita. Además, en su discurso hizo mucho hincapié en que hay que eliminar todas las barreras que aún siguen interponiendo el día a día de las personas que sufren discapacidad.

Infantas de España

El Centro Infantas de España situado en la capital conquense, es una residencia que tiene como objetivo dar alojamiento y sobre todo una convivencia a esas personas que sus familias no pueden atender. Actualmente cuenta con 44 residentes con discapacidad intelectual y con tres talleres ocupacionales para los usuarios. Talleres de carpintería, encuadernación y jardinería. Aparte, cuenta con un servicio de ocio preparado para que puedan disfrutar del tiempo libre en la ciudad. Entre las actividades que realizan está, clases de baile, de pintura, cocina, natación e incluso senderismo.

“Queremos estar abiertos a todo el mundo y que la gente pueda venir a participar con nosotros”

Cristina Muñoz, es la responsable del servicio inclusivo del centro: “todo el que quiera, tenga o no tengo algún tipo de discapacidad, puede hacerse socio, paga 10 euros al mes y participa en nuestras actividades de ocio. Ahora mismo  estamos 70 personas en este servicio” comenta. Además habla de que el principal objetivo que persiguen es la inclusión y apoyo para intentar que la discapacidad desaparezca. “Queremos estar abiertos a todo el mundo y que la gente pueda venir a participar con nosotros”, añade Cristina.

El centro tiene una planificación centrada en la persona dependiendo de sus intereses o gustos. Cada persona de las que viven ahí tiene un plan de trabajo individualizado y un plan de vida. Aunque todos tienen marcada la hora del desayuno, comida, merienda y cena, las actividades de cada uno son programadas de forma diferente a cada persona. Por un lado, están los que trabajan en alguno de los talleres ocupacionales que lo hacen por la mañana y por la tarde a partir de las 7 tienen tiempo libre.

Por otro lado, los que no trabajan y se dedican a sus preferencias o gustos, van a la biblioteca a leer, van a clases de cocina, van a por la prensa para leer el periódico y se entretienen haciendo lo que más les gusta.

Esta residencia que cuenta con ayudas institucionales de la Junta de Comunidades de Castilla La Mancha y de la Diputación de Cuenca, colabora con otras entidades de asociaciones como ASPAYM, la Asociación Sociocultural grupo 5 o la Asociación de fotógrafos de Cuenca. “También escribimos todos los domingos en el periódico un faldón con el fin de sensibilizar y concienciar a la sociedad de qué son y qué hacen las personas con discapacidad. Incluso tenemos un programa mensual en la radio donde los chicos son los que hacen el programa y comentan y hablan de sus cosas”, finaliza diciendo Cristina Muñoz.

12316529_941522712551873_1616956205759993165_n
Residencia del Centro Infantas de España en su programa de radio. | Fuente: Centro Infantas de España.

En definitiva la labor de estas asociaciones no solo se refleja en un día que conmemore a las personas con discapacidad, sino en el trabajo diario realizado por todas ellas todos los días del año. “Ser discapacitado no debería ser descalificado de tener acceso a cada aspecto de la vida» (Emma Thompson).

Reportaje realizado por Sandra Muñoz González y María Delgado Manzano.

The following two tabs change content below.

Leave a Response