Los medios de comunicación también innovan cuando son capaces de ampliar su agenda temática incorporando nuevos protagonistas y temáticas que apenas reciben tratamiento habitual en el día a día informativo a pesar de su creciente relevancia. Uno de los grandes retos del periodismo deportivo, considerado como una de las áreas de especialización donde las noticias siguen construyéndose desde una visión androcéntrica de la realidad, es precisamente la inclusión definitiva en su discurso de la mujeres deportistas que, por sobrados méritos propios acumulados en los últimos tiempos, reclaman una mayor atención mediática.

joseluistorrijosLa invisibilidad o infrarrepresentación de las mujeres deportistas no parecen corresponderse con un momento de la historia donde el deporte español no deja de crecer por el lado femenino, tal como quedó reflejado en el medallero final de los pasados Juegos Olímpicos en Londres 2012 (de las 17 preseas cosechadas 11 fueron de mujeres o equipos femeninos). Ahí están Carolina Marín, Ruth Beitia, Mireia Belmonte, las Guerreras de balonmano, fútbol femenino, waterpolo, entre otros.

Si en el último informe quinquenal Global Media Monitoring Project, realizado por UN Women en 114 países, se señala que apenas 1 de cada 4 noticias en el mundo habla sobre mujeres, la proporción referida al ámbito deportivo es muy inferior, con datos que en el caso de España se fijan en torno al 3-5% del total de las informaciones.

Investigaciones desarrolladas en este campo señalan que la pobre presencia de las mujeres deportistas en los medios no constituye una situación coyuntural, sino que forma parte de unos hábitos adquiridos y unas estructuras mentales y sociales donde la representación del deporte es por defecto masculina independientemente de los logros, mientras que la mayor parte de la presencia femenina responde a la consecución de éxitos extraordinarios, como medallas en Campeonatos del Mundo, Campeonatos de Europa o Juegos Olímpicos.

A la vista de que el periodismo sigue sin reflejar de una forma justa e igualitaria la realidad deportiva de este país, procede reabrir el debate sobre esta materia, especialmente en aspectos como si esta desigualdad es corregible a través de la aplicación de medidas como campañas de concienciación, manuales de estilo o actividades formativas sobre comunicación e igualdad donde participen periodistas y directores de medios; o si esa invisibilidad mediática puede llegar a paliarse con una mayor presencia de la mujer como periodista, firmando informaciones o ante los micrófonos.

José Luis Rojas Torrijos

Autor del blog Periodismo deportivo de calidad

The following two tabs change content below.

Leave a Response