La Biblioteca Pública del Estado Fermín Caballero de Cuenca se encuentra de celebración, ya que se han cumplido 50 años desde que se inauguró en 1965.  El edificio, que se construyó en un primer momento como Casa de Cultura, es una obra del arquitecto manchego Miguel Fisac y fue remodelada entre los años 1999 y 2001 por su compañero de profesión Luis Arranz. Este último ofreció el pasado miércoles 2 de diciembre una conferencia en la propia biblioteca  explicando cómo fue este proceso.

Entre los años 50  y 60 en España, se pusieron en marcha en casi todas las capitales de provincia las casas de cultura, que en la ciudad de Cuenca se materializó con un edificio obra de Miguel Fisac. En ese momento en la Casa de Cultura se unificaban la Biblioteca Pública, el Centro Provincial Coordinador de Bibliotecas y el Archivo Histórico Provincial, pero en 1977 se creó el Ministerio de Cultura y desapareció “el sistema de las casas de cultura como centros culturales en los que participaban conjuntamente las instituciones locales y nacionales”, según informan en su web.

Biblioteca Pública del Estado Fermín Caballero en Cuenca
Biblioteca Pública del Estado Fermín Caballero en Cuenca

Más tarde el Ministerio de Cultura cambió la ubicación del Archivo Histórico Provincial y el edificio diseñado por Fisac quedó sólo para cumplir las funciones de biblioteca. Su actual directora, Begoña Marlasca Gutiérrez, explica las razones por las que hubo que remodelarla de la siguiente manera: “Del propio uso y el envejecimiento del edificio, hubo una necesidad de acometer una importante reforma. Cuando llegamos a los años ochenta y noventa había un deterioro del edificio del uso que se le daba y se había quedado muy pequeño en capacidad”.

El edificio era propiedad del Ministerio de Cultura, que decidió adjudicar la reforma  por concurso abierto. “El proyecto ganador para realizar la obra que se decidió fue el de Luis Arranz, que es un arquitecto que tiene mucha experiencia en remodelar edificios antiguos e históricos”, comenta la directora. Además, añade que “en los años noventa no era un edificio histórico como uno del sigo XVI o del XVIII, pero sí era un clásico y merecía la pena que el proyecto respetara lo más posible la esencia de Fisac y, por ello, ganó este proyecto, porque respetaba la obra inicial de Fisac”.

Luis Arranz durante la conferencia en la Biblioteca Fermín Caballero
Luis Arranz durante la conferencia en la Biblioteca Fermín Caballero

Por tanto, Luis Arranz Algueró se encargó de la remodelación, que se realizó entre los años 1999 y 2001 y que se inauguró en 2002. En este periodo, la biblioteca pública se ubicó en las instalaciones del Centro Cultural Aguirre. A partir de ese momento, según informan en su página web, se produjo “un avance paulatino en el uso de sus servicios y una elevada participación ciudadana en las actividades ofertadas, llegando a ser en la primera década del siglo XXI la biblioteca pública de Castilla-La Mancha con mayor número de visitantes por habitante”.

Actualmente ese avance se encuentra interrumpido, ya que debido a los recortes producidos desde el año 2012 la Biblioteca Pública del Estado de Cuenca ha tenido que reducir su plantilla y ha visto disminuir de manera importante los recursos con los que cuenta.

Remodelación de Luis Arranz

El arquitecto encargado de la remodelación, Luis Arranz, asistió el miércoles 2 de diciembre a la Biblioteca Fermín Caballero para ofrecer una conferencia con motivo de su 50º aniversario  y que recibió el nombre de “Biblioteca Pública del Estado en Cuenca: remodelación de un clásico contemporáneo: el proceso”. En ella explicó en qué consistió el trabajo que realizó, acompañado de imágenes sobre el mismo y planos en los que comparaba planta por planta la obra inicial de Fisac con los cambios que él introdujo años después.

Comparativa entre la obra de Fisac y la posterior remodelación de Arranz
Comparativa entre la obra de Fisac y la posterior remodelación de Arranz

Así lo explica el propio Luis Arranz: “La base de mi intervención fue el mantenimiento de la interesantísima volumetría exterior con el cuerpo volado tan característico sobre la fachada principal, así como su escalera interior y duplicar las capacidades del edificio, aprovechando el subsuelo y sustituyendo el salón de actos por otro volumen”.“Es un edifico que tiene mucha demanda social, mucha visita diaria, muchas condiciones y muchas necesidades de espacio y no era nada fácil cumplir ese programa”, indica Begoña Marlasca.

Además, hasta el día 10 de enero de 2016 se encuentran en la biblioteca las exposiciones fotográficas “De Casa de Cultura a Biblioteca Pública del Estado”y “Miguel Fisac”. En la primera de ellas se realiza un recorrido fotográfico por la historia del edificio y, en la segunda, se centra la atención  en las construcciones más importantes de Fisac, como el Instituto de Microbiología de los Patronatos Cajal y Ferrán del CSIC o el Centro de Estudios Hidrográficos.

Leave a Response