Víctor García de Lucas es biólogo de formación y tiene una pequeña empresa de Turismo Rural que trabaja en los espacios naturales de Cuenca. Toda la vida ha estado vinculado a movimientos ecologistas y antiglobalización, además de participar en diversas plataformas sociales en defensa de los servicios públicos o contra las energías convencionales, como la Plataforma contra el ATC en Villar de Cañas. Vive en Castillejo del Romeral y es un firme defensor de la Escuela Rural, porque es la única que existe en los pueblos pequeños de Cuenca y piensa que es esencial para el futuro de estas comarcas. En estas elecciones generales es el candidato número uno por la provincia de Cuenca representando a la coalición de Los Verdes y Recortes Cero.

P-¿Cómo ves la situación actual de la provincia de Cuenca?. ¿Cuáles son los principales problemas a los que se enfrenta la provincia?

R-Los principales problemas de Cuenca son una despoblación extremadamente preocupante, la falta de inversión y la falta de estructuración en servicios públicos, además del grave problema del paro. Muchos pueblos de Cuenca tienen muy pocos habitantes y a veces, por ese motivo, se invierte menos en la zona y no llegan como tendrían que llegar los servicios públicos porque no interesan tanto desde un punto de vista electoral. Además, el paro que hay en la provincia es importante y está relacionado con esos dos problemas y hasta ahora no se ha hecho nada por cambiar esa situación.

P-¿En qué va a beneficiar un gobierno de tu partido a la provincia de Cuenca?

R-Lo que necesitamos en la Provincia de Cuenca son empleos limpios y sostenibles, algo que se puede lograr. Se pueden fomentar pliegos relacionados con la gestión forestal, con la generación de alimento sostenible, tanto agrario como ganadero… es decir, hay muchas posibilidades y se puede fomentar empleo desde ese campo. Además, esa inversión puede atraer más población y mover la economía de la zona. Hay que invertir en el mundo rural y no abandonarlo. Nosotros creemos que hay que invertir en ese sentido. En otros países de Europa se ha perdido cuando se ha empezado a invertir en zonas despobladas, como, por ejemplo en Laponia, donde se vivía una situación parecida a la de Cuenca, pero después de invertir mucho ahora es una zona donde hay una actividad económica importante. Esa economía sostenible, además, generaría otros negocios en la provincia, algo que impiden proyectos como el ATC o el fracking que son contrarios a esa economía sostenible y echan a parte de la población además de anular otras posibilidades de negocio. Que nosotros estemos ahí y queramos parar esos proyectos da posibilidad a otros alternativos. También plantearemos una política sobre el agua diferente a la que se ha llevado hasta ahora, sólo hay que hablar con los agricultores de la zona para conocer su desacuerdo con la actual política de aguas. Entonces, con esa economía más sostenible y verde que queremos fomentar, podremos beneficiar a la provincia de Cuenca.

Un modelo de sostenibilidad a largo plazo para frentar el grave problema de la despoblación

P-Cuenca, Soria y Teruel son provincias con un grave problema de despoblación. ¿De qué manera actuarían desde el Gobierno para solucionar la crisis demográfica de estos territorios?

R-La cuestión es que en estos pueblos hay poca gente, y mientras no interese desde el punto de vista electoral no se invierte. Nosotros planteamos otro enfoque basado en una visión de futuro sostenible, que aunque no vende tanto, es muy importante para estos pueblos. Además, es importante que no se pierda la población de estos municipios también desde un punto de vista medio-ambiental, por ejemplo, para controlar mejor los incendios. Nosotros no queremos que se pierda la población en estos pueblos pequeños, y para evitarlo desarrollaremos ese modelo de sostenibilidad a largo plazo que necesitan provincias como Cuenca para que haya empleos dignos.

Para lograrlo hay que cambiar muchas cosas: el modelo de consumo, o la forma de organización política para que no haya corrupción y se pierda el dinero público que se invierte para generar estos proyectos. Nuestro modelo, aunque no generaría muchos votos o artículos en medios de comunicación, generaría trabajo en estos pueblos y les daría vida. Para empezar hay que invertir en educación en el mundo rural, en sanidad, en infraestructuras como el ferrocarril que se ha ido perdiendo desde hace tiempo. Es decir, invertir en el sistema público, en el mundo rural.

P-Un tema ligado al problema de la despoblación es el servicio de transporte público en la provincia de Cuenca. ¿De qué manera se puede asegurar que los pueblos de menor población tengan asegurado en el futuro un sistema de transporte público para el que también tienen derecho?

R-El tema del ferrocarril hay que intentar mejorarlo a nivel de todo el país, pero, concretamente en Cuenca, tenemos una línea de ferrocarril que se ha ido abandonando porque no se cuida lo suficiente. Los trenes no pueden circular a la velocidad adecuada, van muy despacio y, aún así, se han eliminado muchas paradas facultativas donde antes sí paraba el tren y no tendría ningún coste volver a abrirlas. También habría que aumentar las frecuencias de trenes, que, aunque tienen un coste, pienso que hay que asumirlo porque permitiría que la gente pueda vivir en Huete o Tarancón y trabajar en Cuenca, o al revés. También habría que aumentar las líneas de autobuses para que los pueblos que no están en esa línea de ferrocarril tengan también mejores vías de comunicación y no estén tan abandonados, algo que beneficiaría al turismo rural de la provincia.

Nuestro objetivo es que ningún sueldo español sea inferior a 1.000 euros ni superior a 10.000 euros

P-¿Por qué vais en coalición Los Verdes y Recortes Cero?

R-Recortes Cero es una plataforma con un programa social muy fuerte que nos pareció muy atractivo. Esperábamos que más grupos se unieran pero ha habido personalismos muy fuertes en otras siglas y ha sido imposible lograr una unión mayor. PACMA siempre ha mantenido una política de presentarse en solitario, aunque nos parecen muy interesantes sus propuestas centradas en la defensa de los derechos de los animales que también compartimos. Equo ha elegido presentarse dentro las listas de Podemos en estas elecciones. Los Verdes hemos decidido unirnos con Recortes Cero porque nos parece muy interesante su política de redistribución de la riqueza, donde destaca la propuesta de que ningún sueldo en España sea menor de 1000 euros ni superior a 10.000 euros.


P-Vuestro discurso se centra en la redistribución de la riqueza para lograr un cambio real en la sociedad. ¿En qué consiste la redistribución de la riqueza?  ¿Cómo vais a desarrollar esa iniciativa desde el Gobierno?

R-La mayoría de los partidos que se presentan hablan de bajar los impuestos o de no tocarlos, cuando creemos que es un error. Hay que hablar de una fiscalidad que sea justa, donde se suban los impuestos a quienes más tienen. Para ello, la propuesta del sueldo mínimo de 1000 euros y el máximo de 10.000 euros, junto con otras propuestas enfocadas a subir los impuestos a las rentas más altas, se logrará esa redistribución de la riqueza en la sociedad. Además, es imprescindible emprender estas reformas porque no es sostenible que haya alguien que cobre más de 10.000 euros. Para conseguir la sostenibilidad, es imprescindible la redistribución de la riqueza y, para conseguir la redistribución de la riqueza, es imprescindible la sostenibilidad.

P-Otro punto interesante de vuestro programa es el de la Banca Pública. ¿Qué es? ¿Para qué sirve? ¿Qué pasos hay que dar para crearla? ¿Sería necesario nacionalizar el sector de la banca privada actual?

R-Si el Estado lo que hace con una entidad es quedarse con ella y asegurar a las personas que tienen allí su dinero que no se va a perder, se habría gastado muchísimo menos dinero que si las rescata y luego las vuelve a vender. La Banca Pública es algo que se podría haber hecho en la pasada legislatura, cuando el Estado se quedó con algunas cajas que quebraron, podría haber seguido con ellas para que fueran rentables, pero hemos tendido a quedarnos con las pérdidas y a privatizar los beneficios y eso no es sostenible bajo el punto de vista de un gestor público. Para hacer esa banca pública, nosotros utilizaríamos esa parte de la banca que quebró y gestionarla pero sin venderla cuando empiece a generar beneficios. La Banca Pública sería como un banco normal donde el ciudadano podría sacar su dinero cuando quisiera y además podría pedir que el dinero se invierta en cosas éticas como ya hace la alternativa de la Banca Ética, que no invierte en armas o energías contaminantes. Además, al estar controlada por el Estado, tendría controles públicos que evitarían la inversión en negocios poco éticos. Si hubiera una banca pública y nosotros estuviéramos en el Gobierno invertiríamos en energías renovables y en agricultura sostenible, algo que planteado a largo plazo podría beneficiar al país. Por otro lado, también plantearíamos volver a hacer públicas empresas que generan beneficios y que antes eran del Estado como las energéticas o del transporte. Fue un error venderlas porque, aunque se ganó dinero a corto plazo, es un error a largo plazo.


P-En las últimas semanas la política internacional ha tenido como protagonista el conflicto sirio y el terrorismo del Estado Islámico que, además de en París, ha causado la muerte de muchos civiles en Oriente y Occidente. ¿Cuál es la mejor manera de luchar contra el terrorismo?

R-Eso es cierto, no sólo ha muerto gente en París, sino también en Mali o Libia y la gente no se pone en su perfil de facebook la bandera de esos países. Nosotros creemos que bombardear esos países para luchar contra el terrorismo es un error porque las bases terroristas están junto a la población civil. Si vas a por un búnker terrorista que está bajo un hospital el hospital te lo cargas igual. Esa estrategia ya fracasó en Irak y en Libia y ahora está fracasando en Siria. Bombardear nunca es la solución y por eso nosotros planteamos una política radical de paz. Por eso planteamos la salida de la OTAN y desmantelar las bases militares en nuestro país porque aunque el Gobierno español haya dicho que no va a mandar aviones, lo cierto es que desde aquí salen los aviones que van a bombardear a Siria. Es muy hipócrita no mandar soldados pero sí permitir lo que está ocurriendo, por eso es fundamental desmantelar las bases.

Concretamente, la estrategia que plantemos contra el terrorismo del Daesh se basa en la educación y en evitar que partes de la sociedad se sientan marginados. Los terroristas que actuaron en París no eran refugiados que huían de la guerra de Siria, sino personas que vivían en un país en el que se sentían odiados y marginados y eso genera odio y terrorismo. Por eso, para evitarlo, en lugar de bombardear lo que hay que hacer es educar en la multiculturalidad. Esa estrategia la planteamos a medio plazo. Otra cosa que hay que hacer es intervenir en la industria armamentística porque es una hipocresía vender armas a los cuatro o cinco bandos que luchaban en estos conflictos y luego ir a bombardearles. El comercio de armas es una enorme mafia, por eso es una de las primeras cosas que intervendríamos y lo tendríamos muy controlado porque tenemos una política pacifista.

También planteamos una política internacional basada en la solidaridad y en pensar más allá, reforzando los lazos con causas como la Saharaui o la Palestina que se han olvidado, o Haití, que siguen con muchos problemas tras el terremoto. También es muy importante dar una solución a los refugiados que huyen de la guerra de Siria, que se van a morir de frío en las fronteras de Europa, y eso no se puede permitir. Otra cosa que también deberíamos hacer es recuperar lazos y cooperar con países de Latinoamérica y del Mediterráneo, o con Portugal, que está a nuestro lado y parece que no existe y es muy importante porque compartimos transportes y ríos que, si los contaminamos, les afecta mucho a ellos.


P-Este mes se ha celebrado la cumbre del clima en parís para afrontar la crisis medio-ambiental del Planeta. ¿Qué medidas impulsarían desde el Gobierno para reducir las emisiones de C02 desde España?

R-A los mandatarios de los países occidentales les ha venido muy bien el problema del terrorismo o el odio entre los pueblos de España (el independentismo) para que no se hable de la cumbre del clima porque es muy importante. La Cumbre del Clima está ahí y en el debate que hubo con tres aspirantes (Sánchez, Rivera e Iglesias) no se trató el asunto. No interesa que se hable de la cumbre del clima. Nosotros, para reducir las emisiones de CO2, queremos cambiar el modelo energético basado en las renovables. Hay que evitar al máximo las energías convencionales y, sobre todo, las que generan gases de efecto invernadero. También hay que cambiar el parque automovilístico porque el actual es muy petrodependiente y genera muchas emisiones. Nosotros hablamos del ferrocarril y el transporte público para que se use menos el coche y bajar esas emisiones, además de fomentar el uso de la bicicleta y la peatonalización de las ciudades, algo que ya se hace en ciudades de Europa donde tienen una meteorología más adversa pero la bicicleta se considera un transporte esencial en el día a día. La bicicleta se puede fomentar en las ciudades pequeñas como las que hay en la Provincia de Cuenca, además de en los grandes núcleos urbanos. También hay que actuar sobre la industria cárnica y sobre el consumo para que se fomenten proyectos de agricultura y ganadería ecológica que son mucho menos dañinos para el medio-ambiente. Los agricultores y ganaderos ecológicos se encuentran con muchas trabas para comercializar sus productos, además de encontrarse con proyectos como el fracking o el ATC que les afecta directamente en su actividad. Esto conecta con lo que hablábamos al principio de generar empleo basado en negocios que favorezcan la sostenibilidad.

No se puede permitir que un organismo como el CSN esté manipulado

P-La instalación del Almacén Temporal Centralizado en Villar de Cañas ha quedado paralizada después de que se declarara la zona ZEPA cercana a los terrenos como área de especial protección para las aves. Si el ATC no se instala en Villar de Cañas, ¿cuál es la alternativa para gestionar residuos nucleares?

R-Voy a aprovechar esta pregunta para decir que nos parece estupendo que el Gobierno haya cogido la propuesta que lleva planteada casi dos décadas por parte de ecologistas y ornitólogos para ampliar la reserva de la Laguna de El Hito. Esta propuesta buscaba proteger a los animales que no sólo se movían por la antigua demarcación, sino que también lo hacían por los alrededores. Estaría muy bien que el Gobierno de Castilla-La Mancha no sólo ampliara esa zona ZEPA, sino otras como la de la Laguna de los Capellanes o las estepas yesosas, y permitiría al Gobierno regional demostrar que no ha hecho lo de la ZEPA sólo por parar el ATC, que, dicho sea de paso, está muy bien que lo haga.

Para dar una solución a la gestión de los residuos nucleares, lo primero que hay que hacer es plantear un cierre de las centrales nucleares para saber exactamente cuántos residuos tenemos. Después hay que generar un debate para saber si es más adecuado un almacén en superficie o un almacén en profundidad. Por otro lado, el lugar donde tendrían que guardarse esos residuos debería determinarse por expertos que, a través de un estudio, determinen cuál es la mejor zona para albergar los residuos nucleares que, aunque no me corresponde decirlo a mí, sino a los técnicos, probablemente sea una zona de granitos.

Es cierto que ya hay un organismo, el Consejo de Seguridad Nuclear, que trata de aconsejar al Gobierno sobre estas cuestiones técnicas. Pero no se puede permitir que ese organismo esté manipulado como hemos visto. Por eso, la elección del lugar debería ser técnica, y evitar que se presenten 8 pueblos de 8.000 que hay en España porque entre esos 8 pueblos probablemente no esté el mejor lugar desde el punto de vista técnico, y hay que evitar que se venda como un proyecto que va a traer trabajo como se ha intentado vender.

P-Para finalizar, me gustaría escuchar su propuesta para el sistema educativo. ¿De qué manera van a trabajar para mejorar la educación española?

R-Lo último que hay que hacer es recortar, que es lo que se ha venido haciendo en estos tiempos. Se han ido aumentando los ratios en las aulas, se ha aumentado la inestabilidad en los puestos de trabajo de los profesores. Eso no es bueno, por eso nuestra propuesta es no reducir los puestos de trabajo de profesores y reducir las ratios a los niveles que hay en las escuelas de otros países europeos. Por otro lado, también hay que invertir en la formación continua de los profesores. Muchas veces se dice que los profesores se quedan desfasados y creo que no es así, sino que no se les da la posibilidad de adaptarse a los cambios tecnológicos para dar una mejor formación a sus muchachos. Es más, los profesores de España son de gran calidad porque, aunque se les trata de forma injusta diciéndoles que no trabajan lo suficiente, lo cierto es que muchos de ellos trabajan fuera de su horario para seguir formándose por su cuenta. También está el problema de los interinos, que sufren mucho la inestabilidad.

También hacemos mucho hincapié en la escuela rural. En los pueblos pequeños de Cuenca la escuela rural es un valor, y son imprescindibles. Si no se lucha por la escuela rural no tendríamos escuelas, porque en los pueblos pequeños, lo que le quitas a la escuela rural no se lo vas a dar a la privada o la concertada. Por eso hay que invertir en escuelas rurales, que son esenciales para provincias como Cuenca.

The following two tabs change content below.
Mi primera experiencia con el periodismo fue con la Revista Redacción del IES Campo de Caltrava. Después de eso, y del taller de radio de la Universidad Popular de Miguelturra no pude parar. Creé La cueva del río en 2010 con el objetivo de llegar a convertirla en un sueño hecho realidad. Aprendo esta profesión en la Facultad de Periodismo de Cuenca y en El CRisol de Ciudad Real. Tuve un romance con la música. Ahora somos muy buenos amigos.
David Sanroa

David Sanroa

Mi primera experiencia con el periodismo fue con la Revista Redacción del IES Campo de Caltrava. Después de eso, y del taller de radio de la Universidad Popular de Miguelturra no pude parar. Creé La cueva del río en 2010 con el objetivo de llegar a convertirla en un sueño hecho realidad. Aprendo esta profesión en la Facultad de Periodismo de Cuenca y en El CRisol de Ciudad Real. Tuve un romance con la música. Ahora somos muy buenos amigos.

Leave a Response