La petanca es un deporte minoritario aunque cada día llega a más personas y cuenta con una Federación con más de veinte mil licencias. Este deporte consiste en acercar el mayor número de bolas al boliche de madera y por sencillo que parezca, a nivel competitivo, entraña diferentes necesidades técnicas y psicológicas.

En España se cuenta con grandes de este deporte y un claro ejemplo es la integrante del Equipo Femenino español de Petanca, proclamado campeón del Mundo en Bangkok, Aurelia Blázquez. La selección española, que había vencido a China por 13-0 en la penúltima ronda, derrotó en la final por 13-10 al equipo anfitrión, Tailandia. Para Aurelia, ganar el campeonato de España fueEspecial. He sentido el apoyo y el cariño de mucha gente  y eso me animó mucho y me hizo confiar en mí misma. Fue especial y emotivo. Y muy importante”.

Otro torneo que recuerda con cariño y además en su tierra, Alicante es “el campeonato de España individual del año pasado. Fue increíble ganar el título en casa y ver la alegría y lo orgulloso que estaba mi padre. Además, con ello conseguí jugar con la Selección Española, jugar el Campeonato de Europa, el cual conseguimos medalla de oro”. Sin embargo, siempre existe algún punto en contra, algún torneo que no pudo ser, “no me quito de la cabeza la final del Campeonato de España en parejas que perdimos este año. Lo sentí mucho por mi compañera Marijose que hizo un magnífico campeonato”.

Pasión Heredada

Aurelia lleva practicando este deporte toda una vida,mi padre empezó a jugar a la petanca cuando yo era muy pequeña, así que, he crecido con la petanca. En casa éramos cinco y todos jugábamos. Juego porque me encanta y disfruto con ella, pasión que he heredado de mi padre”. Para ella lo que define a un buen jugador es “saber estar, respeto y talento”.

Como jugadora se define “luchadora, no doy nada por perdido, pero a la vez tranquila y respetuosa con el contrario”. Considera además que aguanta bien la presión y afirma que la gente la tacha de ser “elegante jugando”.

En ello coincide el que fue su entrenador y actualmente Árbitro Nacional de la Federación Española de Petanca (F.E.P.) y Vicepresidente Ejecutivo de la Federación de Petanca de la Comunidad Valenciana (F.P C.V), Cándido Amat Soler quien la considera, «una persona introvertida, fría y calculadora, es difícil saber realmente lo que piensa en cada momento (deportivamente hablando por supuesto). Esto, que a priori pueden parecer defectos, la convierten en una extraordinaria jugadora en competición individual, como demuestran sus resultados, campeona de España individual dos años consecutivos. A nivel de grupo es disciplinada y buena compañera. Una gran jugadora”.

Como persona, Aurelia se considera “bastante clásica” y afirma ser una apasionada de la música, ya que siempre va con ella, hasta entrenando. Además de la petanca, le apasionan otros deportes, como por ejemplo, el tenis, el baloncesto, el fútbol, el snooker, el atletismo, etc…. También, sostiene que le encanta “ver los canales de televisión de deportes, leer y andar, eso sí, escuchando música”. Sin lugar a dudas, es una campeona que tiene claro en quién fijarse para seguir creciendo como jugadora, su padre Damián Blázquez, “una leyenda viva de la petanca alicantina, de quién ha heredado la sobriedad y elegancia de su técnica”, afirma Cándido Amat.

IMG-20151125-WA0006
Campeona del Mundo de Petanca, Aurelia Blázquez

Actualmente juega con “bolas de 690 de peso, diámetro 72 semi-blandas” y afirma disfrutar y adaptarse a cualquier tipo de terreno. En cuanto al entrenamiento, sostiene que no sigue ninguno de manera estricta, “intento entrenar un poco más de lo habitual, cuando mi trabajo y las obligaciones me lo permiten; un entrenamiento un poco más constante y quizás específico, según la competición,  pero es muy importante estar bien anímicamente, ser positiva y creer en uno mismo”.

Como sabemos la Petanca se considera un deporte minoritario. La campeona del mundo sostiene que no cuenta con el reconocimiento que merece y menos si se trata de méritos llevados a cabo por mujeres, “en absoluto, y eso que ahora se oye hablar un poco de la petanca, cuando antes se han conseguido títulos importantes, sobre todo en mujeres y no se mencionó en su momento”.

A la hora de incentivar la práctica de este deporte, para Aurelia una de las mejores opciones son “las Escuelas deportivas, pues en Francia les enseñan en el colegio y ya se sabe el seguimiento masivo y la cultura que tienen allí de la Petanca”.

Esta humilde y sencilla campeona, apasionada de la petanca afirma que es su pasión, “disfruto jugando. Me distrae, me hace olvidar problemas cotidianos, y me ha hecho conocer gente maravillosa”.  Anima a practicar este deporte “verá que no sólo es cuestión de puntería, se necesita concentración, destreza, habilidad y sobre todo, se divierte uno mucho”. Y solo pide “Desarrollar la petanca en los jóvenes, son el futuro”.

Cuestiones técnicas

“La petanca es un deporte que se puede practicar como aficionado, como diversión o en competición. No importa el sexo, la edad, la procedencia ni la condición social. Hombres, mujeres, ancianos o niños la pueden practicar y nadie está excluido. Los millones de aficionados que tiene, disfrutan de una distracción simple, barata y poco exigente. Pero las decenas de miles de jugadores federados, que compiten en campeonatos oficiales saben que exige aptitudes mentales y físicas especiales, concentración, habilidad y técnica, táctica y estrategia, inteligencia, resistencia física y carga psicológica… que la transforman en un deporte moderno con sus triunfos y fracasos, sus oportunidades, sus dificultades y por supuesto, sus ídolos, sus fans y su público imparcial”. Así, Cándido Amat Soler define a este deporte.

El instructor afirma que “en una partida de petanca se enfrentan equipos de tres jugadores/as (tripletas con dos bolas por jugador/a), de dos jugadores/as (dupletas con tres bolas por jugador/a) y de un jugador/a (individual con tres bolas)». los competidores, van jugando sus bolas según unas normas especificadas en el reglamento de juego y al terminar de jugarse todas… las bolas del mismo equipo que estén más cerca del boliche (bola más pequeña que se lanza al principio de cada mano) que la primera del equipo contrario, se transforman en puntos. Así hasta que un equipo llegue a 13 puntos con lo que ganará la partida. «En campeonatos oficiales existen normas especiales (tiempo para jugar la bola, duración de la partida, sistema de juego…) específicos para cada competición”sostiene Amat.

IMG_20151115_182518
Aurelia Blázquez y a la izquierda Cándido Amat en el Club de Petanca

A la hora de entrenar, el instructor Amat considera que “normalmente se entrena en instalaciones deportivas de Clubs de petanca, pero siempre es fácil encontrar un terreno adecuado cerca de casa para entrenar la rutina individual. Lo más adecuado es repartir el entrenamiento en tres partes: técnica, jugadas específicas y táctica. Las dos primeras se pueden entrenar individualmente o en grupo, en el caso de la táctica es necesario entrenarla en grupo. Y especialmente para cada campeonato entra en juego la psicología y la resistencia física además de otros factores…”
Cándido lleva dedicado a la petanca toda una vida, “Practico la petanca desde los 10 años y ¡tengo 51!”. Para él sus inicios fueron “como para casi todo el mundo en aquella época…viendo a los aficionados como mi padre jugar sus partidas en sus ratos de ocio… a los 11 años decidí federarme para competir y hasta hoy. La petanca se ha modernizado y la diferencia entre diversión y competición es hoy gigantesca”.

Un Éxito Creciente

A nivel institucional, políticamente hablando, el instructor considera que se les valora cada vez más, «los políticos se están dando cuenta de la rentabilidad de su apoyo a nuestro deporte pero queda mucho trabajo por hacer”. Sin embargo, los medios de comunicación no tienen el mismo interés, “a nivel de medios de comunicación estamos escasos de apoyo. Al ser un deporte minoritario y a pesar de contar con tv propia en Internet (Petanca TV) y una hora de radio semanal exclusivamente de petanca (Radio Guadalquivir) la prensa y radio nacionales solo se acuerdan de nosotros con algún éxito puntual”. Cándido asegura que cuando los medios “se den cuenta de que 20.000 fieles oyentes o compradores de prensa no se encuentran todos los días la cosa cambiará”. Aun así la prensa y radio locales sí que les prestan bastante atención.

En cuanto a las Federaciones Oficiales de Petanca, Amat sostiene que a día de hoy, la F.P.C.V. cuenta con 56 clubs y 1027 licencias nacionales, aunque existen muchas más asociaciones y jugadores aficionados que practican la petanca como diversión.

La F.E.P suma 624  clubs y 11706 licencias nacionales, calculándose aproximadamente 20.000 practicantes, mientras que “La Federación internacional (F.I.P.J.P.) cuenta con 106 países afiliados de los 5 continentes. La petanca ya participa en los juegos del Mediterráneo, en los juegos mundiales de federaciones no olímpicas, en los juegos del Sudeste Asiático y en los juegos del Océano Índico. Últimamente se ha presentado candidatura para el programa olímpico en 2024”.

Respecto al ámbito económico, la F.P.C.V. cuenta con una pequeña subvención de la Generalitat Valenciana y el C.S.D. subvenciona el programa de alta competición internacional de la F.E.P. En el resto son auto suficientes, aunque para Cándido, «quizás se echa de menos el apoyo económico de Ayuntamientos e instituciones locales”.

El crecimiento y éxito de esta disciplina está en mano de los ciudadanos, a los cuales, Cándido recomienda que se animen a ver alguna de sus competiciones, ya que así, “desterraran de una vez por todas la imagen injusta de solo para mayores. Descubrirán que apoyarnos merece la pena y que los deportes minoritarios también formamos parte de la élite deportiva de este país”.

IMG_20151129_201745
Aurelia Blázquez proclamada campeona y a la derecha el Instructor, Cándido Amat

 

The following two tabs change content below.

Leave a Response