El Ayuntamiento conquense plantea la prohibición del uso de la bicicleta en la zona centro de la ciudad provocando la controversia entre los ciudadanos y activando la alarma de las agrupaciones ecologistas.

Marta lleva cinco años paseando por las calles de Cuenca pedaleando en su bicicleta. Asegura que es una ciudad cómoda, tranquila y pequeña donde no hay necesidad de transportarse en otro medio. Es consciente de que en ciudad, hay que limitar la velocidad y respetar a peatones y vehículos pero no todos los ciclistas cumplen la reglamentaria adecuada provocando la polémica entre vecinos y transeúntes.

Es el caso de la calle Carretería de Cuenca, donde, siendo el pleno centro, es una de las zonas más transitadas de la ciudad por donde pasean desde niños hasta ancianos en cualquier momento del día. Hace apenas dos años, la calle se peatonalizó y se instalaron aparcabicis de madera con el fin de aportar mayor comodidad de desplazamiento a los viandantes pero, es ahora cuando, tras las quejas de los vecinos, el Ayuntamiento decide prohibir el paso de las bicicletas en la zona.

Por ser la calle más céntrica de la ciudad, son muchas las personas que llevan viviendo allí desde hace años pero, pocas son las viviendas en alquiler y el precio de éstas son «elevadas» teniendo en cuenta que la mayoría de personas que buscan piso en alquiler en la ciudad son estudiantes y no pueden permitirse ese gasto.

Excepto casos puntuales afirma un vecino de la calle que » las bicicletas pasan a una velocidad exagerada». El vecino de la zona, explicaba que «Aquí vivimos muchos ancianos y niños, somos familias que llevamos conviviendo desde hace tiempo y hemos reclamado mayor control sobre su uso, al igual que antes a veces eran los coches cuando no estaba peatonalizada, ahora lo pedimos con las bicicletas». Señalaba también que «existía la necesidad de frenar a los ciclistas pero no sé si ésta es la decisión correcta, en ningún momento se ha manifestado su prohibición, sólo la moderación».

El grupo Cuenca en Bici lleva ocho años trabajando y apostando por este medio de transporte como sustituto del aquellos motorizados en el desplazamiento diario con el objetivo de lograr la movilidad sostenible en la ciudad. A través de numerosas iniciativas han luchado por la implantación del carril bici – aún sin terminar- y por el uso de este medio como el empujón necesario para restar los índices de contaminación.

Han conseguido numerosos logros y desde su implantación, aseguran que antes eran pocos los que se atrevían a salir a la calle en bicicleta pero,con el paso del tiempo, los ciudadanos se han dado cuenta de que Cuenca es una ciudad ciclable consiguiendo que la cifra de ciclistas se haya multiplicado notoriamente.

«saben lo que tienen que hacer y no han hecho nada»

Además, han apoyado desde el primer momento la decisión de peatonalizar la calle Carretería advirtiendo que la polémica entre ciclistas y peatones iba a surgir si la iniciativa se llevaba a cabo. Para evitar este problema y llegar a un acuerdo, Miguel López Caniego, portavoz de Cuenca en Bici asegura que desde la asociación se propusieron “medidas de información, concienciación e incluso persecución y sanción” para aquéllos que deseasen usar sus bicicletas como medio de transporte y convivir con los que deciden ir a pie. Afirma que todo lo propuesto fue aceptado pero nunca puesto en funcionamiento explicando que incluso se llegó a iniciar el borrador de un tríptico que llegó a ver sobre la mesa pero que se quedó en una mera iniciativa ya que «saben lo que tienen que hacer y no han hecho nada».

 

Sevilla y Barcelona, ejemplo de sostenibilidad

Sin lograr la consideración de países como Canadá, Alemania, Holanda o China que dan gran importancia a las infraestructuras destinadas al uso de la bicicleta, en España también existen ciudades que avanzan notablemente en esta materia.

Madrid, Barcelona, Valencia y Sevilla son las ciudades españolas que se sitúan en la cima llegando incluso, Sevilla y Barcelona a instalarse entre los 15 primeros puestos a nivel mundial ocupando el cuarto y décimo puesto respectivamente según el Copenhagenize Index 2013pero al margen de situarse entre los primeros puestos, calles de Madrid, Oviedo o de Albacete cuentan ya con policías de movilidad que se encargan a diario de controlar el tráfico de bicicletas y sancionar a quienes que se excedan del límite de velocidad obstaculizando el paso de los transeúntes.

¿Y por qué Cuenca no cuenta con policía de movilidad? Pues esta es la principal propuesta que lanza Cuenca en Bici junto a otras muchas como la instalación de señales de tráfico para bicicletas, permitir transportarlas en los autobuses urbanos o establecer la doble dirección de sentido para bicicletas en aquellas calles de dirección única como ya han hecho países como Francia, país que, incluso ofrece ayudas a aquellos que acudan a trabajar en bicicleta para motivar y fomentar el uso de la misma.

López Caniego asegura que “la ciudad, la gente se ha dado cuenta del valor de las bicicletas. Y el respeto de los coches hacia ellas. Con poquito esfuerzo convencerías a mucha gente a dar ese paso…es muy fácil dárselo: hay que demostrar que eres un ayuntamiento amable con las bicis, tener una policía de movilidad en bicicleta” y lanzaba un claro mensaje al Ayuntamiento: “Con educación y con ganas de hacer las cosas y hacer un esfuerzo se puede llegar a un acuerdo” y citaba al cantante Albert Pla diciendo que en cuestión de gestionar, todo “es organización”.

Pasividad del Ayuntamiento

Cuenca en Bici promovió en la ciudad los inicios del colectivo Masa Crítica, iniciativa surgida en 1992 en California y extendida a otros países, donde una vez al mes quienes lo deseen se reúnen en un lugar concreto para realizar paseos colectivos a modo de protesta y reclamo para dar visibilidad a sus peticiones del empleo del transporte sostenible en ciudad.

En la ciudad de Cuenca, este colectivo espontáneo – ahora denominado Bici Crítica- ha tenido presencia desde el año 2006 realizando sus paseos mensuales a lo largo de varios años pero, desde que el Ayuntamiento de la ciudad no muestra el apoyo necesario a los proyectos sugeridos, Bici Crítica se encuentra actualmente parada. López Caniego, también participante de Bici Crítica afirma que sirve “como una herramienta para que la gente saque la bicicleta a la calle, vean que no están solos y se animen más en la siguiente Bici Crítica”.

Además, Cuenca en Bici, también ha solicitado inscribirse en la Semana Europea de Movilidad celebrada del 16 al 22 de septiembre y realizar diferentes actividades de concienciación aprovechando la zona peatonal del centro y facilitando la posibilidad de cambiar la fecha en Cuenca para tener mayor participación ciudadana ya que coincide con las fiestas de San Mateo de la ciudad pero, el Ayuntamiento una vez más se ha negado a ello.

No es la única asociación que se ha intentado reunir con el concejal de movilidad, sino que, aunque sin éxito, también Ecologistas en Acción han pretendido ponerse en contacto con Darío Dolz.

Carlos Villeta , representante de esta agrupación en Cuenca, ha asegurado que siempre han mantenido relación con el anterior concejal de movilidad, Gregorio Sebastián pero, que cuando éste dimite y asume las competencias Darío Dolz, la comunicación se cortó porque no consiguen que el concejal les convoque a las reuniones.

pedalear2Desde Ecologistas en Acción se reclaman medidas para el desarrollo sostenible a nivel más general que Cuenca en Bici. Pretenden mejorar y priorizar el espacio público para las personas y advertir sobre la repercusión contaminante del tráfico a motor ya que, según afirma el representante de la confederación “Ahora el 80% pertenece al motor, es como una dictadura del vehículo a motor sobre el peatón”.

Cuenca, cada año más contaminada

En la provincia cada año sube más el índice de la contaminación atmosférica llegando, en la actualidad a superar los límites legales exigidos por la OMS manifestados en el documento elaborado por Ecologistas en Acción La calidad del aire en el Estado español durante 2013 donde aparece reflejado el elevado índice de partículas y ozono troposférico de la ciudad. Es otra de las razones principales por la que los grupos ecologistas no entienden la decisión de la prohibición del uso de la bicicleta en la calle Carretería y la consideran un castigo contra un transporte no contaminante de desplazamiento.

También, como comenta Carlos Villeta y recordando la negativa del Ayuntamiento a inscribirse en la Semana Europea de Movilidad, “Cuenca es de las pocas capitales de provincia donde no se celebra el Día sin Coche el 22 de septiembre” día que, en muchas ciudades europeas se lleva a cabo con la intención de desincentivar el uso del automóvil para aumentar la conciencia pública de las consecuencias negativas que éste conlleva.

El Observador ha intentado ponerse en contacto con Darío Dolz pero desde el Ayuntamiento no han atendido nuestra petición.

The following two tabs change content below.
En palabras de Escandar Algeet, "Pocas ojeras para tantos sueños". El periodismo, uno de ellos.

Latest posts by Paula Martíns Quinteiro (see all)

Paula Martíns Quinteiro

Paula Martíns Quinteiro

En palabras de Escandar Algeet, "Pocas ojeras para tantos sueños". El periodismo, uno de ellos.

Leave a Response