El pasado viernes, 8 de Marzo, tuvo lugar en Cuenca frente a la Consejería de Sanidad y Asuntos Sociales una concentración promovida por las asociaciones ZAMBRA, CGT- Cuenca, Intersindical CLM y Ecologistas en Acción.

El propósito de la concentración es denunciar la situación en la que personas sin ingresos de ningún tipo se encuentran, y, la situación a la que han llegado los afectados por los desahucios. También la marginalidad de las personas que han solicitado y tramitado las diferentes ayudas que, las administraciones municipales, provinciales y autonómicas están obligadas a conceder a quienes las soliciten y estén dentro de los requisitos para su concesión.

Un caso paradigmático es el de Maribel Guerra, sin trabajo desde hace casi tres años y tras agotar todas las prestaciones del desempleo, tiene solicitada la Ayuda de Emergencia Social y el Ingreso Mínimo de Solidaridad. Estas ayudas las solicita porque no tiene ningún ingreso para mantener una vida digna dentro de la sociedad. Las solicitudes de ayuda han sido realizadas en tiempo y forma sin que, de momento, hayan sido concedidas. Los plazos en que las instituciones concesionarias deben dar una respuesta a la demanda han caducado, en su caso y en algunos otros.

imagen_012 imagen_013
Cartel de la Campaña de lucha por los derechos sociales.

Para Maribel, el problema radica en la orden dada, “desde arriba”, para que las distintas solicitudes no se tramiten o se dilaten en el tiempo lo más posible y ellas; “no tienen tiempo, tienen deudas”, asegura la afectada por “la insolidaridad institucional”. Las afectadas van acumulando deudas con las compañías de luz, agua, gas…, con los bancos, con los arrendadores de los pisos en los que mal viven.

ZAMBRA es un colectivo de personas formado para ejercer apoyos mutuos, desarrollar iniciativas sociales alternativas, es decir, la desprofesionalización de la acción social. Acomete iniciativas comunitarias como El Punto de Información Social, una ventana a la hora de establecer relaciones con las gentes más empobrecidas y que más sufren las consecuencias de este desastre social que llaman crisis y; “que no lo es, es una estafa”, según los representantes de la asociación.

La iniciativa del Punto de Información Social pretende llevar información a los barrios a los que las distintas administraciones no trasladan, en materia de derechos sociales, y, articular procesos de denuncia social, de construcción de relaciones sociales que lleven a otras iniciativas dirigidas a la formación de otra realidad social.

dsc_0066
Maribel Guerra, solicitante de ayudas sociales.
(Foto: Raúl de Paz Solís)

El problema con las personas empobrecidas es que se las deriva a Cáritas o Cruz Roja. Después de que ZAMBRA se pusiera en contacto con algunas trabajadoras sociales de Ayuntamiento de Cuenca, se han comenzado a derivar, también, a dicha asociación y a CGT-Cuenca para que puedan hacer algo con ellas.

Enrique García, miembro de ZAMBRA, con el que ha hablado El Observador, denuncia que: “los distintos servicios sociales tienen capacidad de sobra, por personal, servicios jurídicos, para actuar… No se puede dar una respuesta a esta demanda social de; “vete a buscar quien te ayude”. A lo que añadió; “No hay voluntad política por parte de quienes nos gobiernan, de ninguna administración, faltan programas de vivienda social. Hay un stock de viviendas vacías en Cuenca, así como en otras ciudades y pueblos, ¡impresionante! Lo que no puede ser es que se imponga la deriva, se imponga la dejación de funciones, la dejación de responsabilidades”.

dsc_0072
Enrique Garcia miembro de ZAMBRA.  
(Foto: Raúl de Paz Solís)

Las ayudas que pone a disposición Castilla la Mancha siempre han sido insuficientes. El IMS —Ingreso Mínimo de Solidaridad— es, actualmente, de 300euros, insuficiente, a todas luces, para el mantenimiento de un hogar medio. La situación no es nueva, siempre se han puesto barreras, nunca se ha informado bien, nunca se han hecho públicas las personas que tienen esas ayudas. “Y es que la gente empobrecida siempre ha estado mal vista, ha sido denigrada y estigmatizada. Vagas, fracasadas, culpables de su propia pobreza”, asegura el representante de ZAMBRA. La revolución aparece cuando, a causa de la devaluación de la economía, ciudadanos de clase media se empobrecen y acuden a los servicios sociales en busca de ayudas, estos, los servicios sociales, se ven desbordados y colapsan. Las partidas presupuestarias aparecen congeladas. Los servicios entran en shock no pudiendo atender a la “marea pobre” que les demanda atención. El presupuesto de ayudas permanece abierto por un periodo de tiempo, está limitado, cuando el dinero se acaba, se acaban las ayudas y los beneficiarios de las mismas se quedan sin nada.

Los ciudadanos en situación de impago a bancos, no son capaces de ir a las sucursales para exponer su caso, sienten vergüenza por no poder pagar. Los que, armados de valor, negocian con las entidades bancarias, han encontrado “soluciones” de aplazamiento o reducciones en las cuotas mensuales de cien euros, pero, acumulando esa demora al final de la vida del préstamo, siendo, al termino, más grande la deuda resultante. Las renegociaciones de deuda de la hipoteca tienen adherido un gasto adicional de notario, rémora que no pueden pagar, lo que a la postre se convierte en que, no obtienen solución a su problema.

El problema social es la falta de empleabilidad, no se encuentra trabajo. No hay presión social para solucionar el problema. El nuevo orden social se presenta precario, dictado desde el poder del capital que busca amasar riqueza sin que esta, la riqueza, sea socializada para los que la producen.

The following two tabs change content below.

Raul de Paz

Latest posts by Raul de Paz (see all)

Leave a Response