La esgrima es el único deporte de origen español presente en las Olimpiadas

María Mariño, campeona nacional femenina de esgrima de florete: “Es una pena lo de los deportes minoritarios pero la verdad es que en este país básicamente todo el deporte es fútbol”

Cuando se habla de deporte casi siempre lo primero que nos viene a la mente es fútbol, fútbol y más fútbol. Solo hace falta echar un vistazo a los medios deportivos presentes en este país como el AS o el Marca donde la gran parte de su edición está dedicada al fútbol. Asimismo, otras prácticas como el baloncesto, la fórmula1 o el tenis tienen gran acogida y también están a la cabeza del consumo deportivo en España, pero de manera poco proporcional respecto al deporte rey donde se enfoca la atención de los espectadores, lectores y oyentes españoles.

 

Pero la realidad es que existe una gama mucho más amplia de deportes, dentro de la cual se encuentran los deportes minoritarios, quienes no cuentan con la misma suerte y permanecen a la sombra del resto, pasando a un segundo plano. Los medios de comunicación apenas llegan a ellos y la cobertura que se les da es reducida. Este hecho deriva en que un deporte de origen español como lo es la esgrima y que está presente en los juegos deportivos más relevantes del mundo, las Olimpiadas, apenas sea conocido y practicado en su país de origen.

Para acercarnos al mundo de la esgrima y conocer desde dentro lo que supone este deporte contamos con la visión de María Mariño, campeona nacional femenina de esgrima en todas las categorías de florete. A nivel nacional ha ganado los campeonatos de España de todas las categorías: en menores de 10 años, menores de 12 años, en cadete (menores de 17 años), en la junior (menores de 20 años), y en la categoría absoluta (2 años en adelante), por ahora. Luego, a nivel internacional, en copa del mundo, el mejor resultado que obtuvo fue el 22 puesto. En juegos del Mediterráneo quedó quinta. Y en el ciclo olímpico anterior participó en el preolímpico y quedó cuarta, quedándose a las puertas de entrar ya que había que quedarse entre las dos primeras para entrar a las olimpiadas. Son pocos quienes conocerán a María y los logros que ha conseguido con tan solo 21 años en el mundo de la esgrima. Resultados como los suyos se encuentran de forma escasa en los medios de comunicación. Es en las páginas oficiales y en la [Real Federación Española de Esgrima->http://www.esgrima.es/] donde se puede encontrar una amplia y profunda información respecto a todo lo que ocurre en el mundo de las espadas.

Cuando hablamos del deporte en general, no podemos pasar por alto a su representante principal, la Federación nacional/regional que gestiona las prácticas deportivas y vela por sus intereses, ya que su papel es crucial para promover dicho deporte, brindarle apoyo económico e institucional y ofrecerle un respaldo total. Sin embargo, en la actualidad, esta realidad está en el aire ya que ahora mismo [no hay dinero en las federaciones, no hay subvenciones ni ayudas suficientes->http://www.abc.es/20120921/deportes/abci-crisis-clubes-desaparecidos-201209191404.html]. Deportes como la esgrima se han visto afectados por el recorte en el presupuesto de la Federación. Mariño señala que, en el caso de la Federación de Esgrima de Madrid, la mayor parte del material de competición lo costea cada deportista, por lo menos el traje, ya que la Federación apoya solo dando las armas a los equipos nacionales.

{{ {{{Las reglas del juego…}}} }}

Desde fuera la esgrima no es vista como un deporte sencillo. No es habitual encontrar a gente que conozca las reglas del juego más allá del hecho de atacar al rival con la correspondiente arma. Mariño nos explica de manera rápida y directa las reglas de este deporte. Existen tres armas distintas y dependiendo del arma tienes unos blancos. En espada todo el cuerpo es zona válida, en sable la zona válida es de cintura para arriba incluidos los brazos y cabeza, y en el florete solo el tronco, no valen las piernas, ni los brazos ni la cabeza. Al contar con armas diferentes el puntuaje y las normas no son aplicables de forma homogénea. Así pues, nos encontramos con que con el sable puedes tocar con todo el filo de la hoja y con la punta y la cazoleta te cubre la mano. Mientras que con el florete y la espada solo puedes tocar con la punta, y la diferencia entre uno y otro es que le florete tiene la cazoleta más pequeña que la de la espada. Respecto a cuál es más fácil de usar, “yo creo que eso no se puede decir pero por ejemplo cuando entran adultos a practicar esgrima se les suele guiar más a la espada porque tiene menos normas, porque el florete y el sable son armas de convención donde para ganar el punto tienes que llevar además el ataque, entran más factores. En cambio en la espada es el que toque antes quien se lleva el punto y vale cualquier zona del cuerpo, entonces es más sencillo de entender y para empezar en este deporte” señala.

{{ {{{Un deporte que no entiende de géneros.}}} }}

Habrá quienes piensen que la esgrima es cosa de hombres. Un deporte donde se asocie el uso de armas con la masculinidad, pero no es así. La esgrima es una disciplina donde tienen cabida tanto los hombres como las mujeres. La cuestión de género está equilibrada y se apoya bastante la participación de la mujer. María Mariño es un claro ejemplo del triunfo del sector femenino a nivel nacional y de la validez de su trabajo y esfuerzo al igual que la de cualquier hombre que practique la esgrima. “A nivel de participación, en copas del mundo y así suele haber más gente en las pruebas masculinas que en las femeninas. A nivel de prácticas eso ya no lo sé, si te vas a un club la verdad que te sueles encontrar de todo, a lo mejor puede que sí que haya un poco más de hombres. Pero en general hay muchas mujeres que lo practican”, afirma María.

{{ {{{Deporte elitista y caro, ¿verdad o mito?}}} }}

Puede que uno de los motivos por los que la esgrima no cuente con un amplio sector que la practique se deba a la percepción que las personas tienen acerca de lo costoso que puede ser dedicarse a esta práctica. Mariño resuelve esta duda contando que es cierto que es un deporte en el que se necesita más material que en el que el fútbol por ejemplo. En la esgrima se requiere una protección, un arma, un suelo, un aparato eléctrico…etc. Pero hay un poco de mito en torno a este deporte ya que cuando uno empieza en esta disciplina, en la mayoría de los clubes te dejan el equipo, las armas y no tienes por qué hacer un gasto inicial más grande que cuando te apuntas a natación. En resumen, sí es más caro que otros deportes por el material que se necesita, pero hay facilidades para empezar y no tener que hacer una gran inversión. Dependiendo del nivel en el que te encuentres (que sea solo un pasatiempo, que te dediques de manera profesional o nacional…) hay trajes para las competiciones internacionales, donde sube bastante el precio por el material y el nivel de protección. Pero luego nos encontramos con un material más barato para entrenar. Hablando en cifras, un arma puede salir alrededor de 100€ y el traje completo, careta, chaquetillas eléctricas, chaqueta y pantalón por 1000€ aproximadamente.

{{ {{{Cualquiera puede practicar la esgrima, desde niños a mayores.}}} }}

La edad no importa, así lo vemos con María Mariño quien desde los 8 años empezó sus andadas en la esgrima. Sin embargo, si empiezas desde más pequeño tienes más desarrollo, puedes evolucionar más y contar con una experiencia más amplia. La cuestión es que cada uno se adapte al deporte según su condición física. Lo aconsejable es contar con una buena formación física, la cual es fundamental para poder aguantar el ritmo de la competición y los entrenamientos. No existen requisitos explícitos para poder adentrarse en este deporte, sino tener buena condición como comentábamos anteriormente y tener respeto, dedicación y paciencia en esta disciplina. La experiencia es el mejor maestro, el esfuerzo diario será el precedente de un éxito futuro obtenido paso a paso, entrenamiento a entrenamiento, y competición a competición, como lo ha conseguido María.

The following two tabs change content below.

Leave a Response