El periodismo se encuentra en crisis con una decadencia de los medios impresos y la forma tradicional de desempeñarlo. El profesor Juan Luis Manfredi sitúa las causas de esa crisis en la concatenación de cuatros aspectos: económico, las condiciones de trabajo, de adaptación a los cambios y de modelo del negocio. El paro, la reducción del consumo, el colapso financiero y el cierre de empresas son consecuencia de la crisis económica y afectan al periodismo en cuanto al descenso de la publicidad institucional, además de una menor inversión en los diferentes medios de comunicación.

Estas causas que apunta Manfredi se pueden adaptar a Cuenca, ciudad que ha tenido históricamente múltiples publicaciones, algunas con peso, por lo que resulta adecuado saber cómo en la época de la sociedad de la información, una capital con tradición periodística como Cuenca se queda sin rotativa.

Causa económica

El periodismo de Cuenca se ha basado en la publicidad institucional y corporativa para ser rentable por lo que la información ha dependido siempre del buen funcionamiento de la economía y fluctúa con los ciclos propios del capitalismo atravesando buenos momentos en los picos de prosperidad y casi extinguiéndose en los hundimientos.

Para el periodista conquense Heliodoro Pérez, ex jefe de deportes del extinto periódico ’La Tribuna’, la prensa conquense depende en su totalidad de inversiones de grandes empresarios y en Cuenca no existen individuos con aportaciones de capital.

Causa de las condiciones de trabajo

La crisis económica propicia que empeoren las condiciones de trabajo en lo referido al ámbito laboral y la organización de las redacciones. El antiguo director adjunto de ’El Día’. Javier Semprún, señala que la estructuración de las empresas periodísticas conquenses no ha sido la adecuada y eso ha agravado aún más su caída. En el caso de su periódico El Día, la forma de trabajar cambió a raíz de la crisis económica. La empresa tuvo que recortar gastos mediante la reducción de plantilla, con la consiguiente pérdida de recursos humanos, además de dejar de suscribirse a las agencias de información, quedando solo suscritos a la Agencia EFE.

En el caso de La Tribuna, Pérez apunta que el trabajo periodístico se desarrolló de manera correcta en la capital conquense, pero no así en el resto de la provincia, ya que la falta de recursos humanos y tecnológicos propició que no hubiera una correcta cobertura.

Ambos medios acusaron una inapropiada redistribución de sus recursos, ya que no se adaptaron a los cambios que obligaba a realizar la crisis económica. Ambos medios redujeron su plantilla, pero no las funciones a realizar. Pérez señala que los periodistas pasaron de estar en la calle a trabajar desde la redacción, aunque con las mismas aspiraciones de cobertura.

Causa de adaptación de los cambios

El periodismo se venía justificando sobre la forma y no sobre la función. No depende del soporte tecnológico, sino de verificar y contrastar información respetando al lector.

La preocupación de los responsables de La Tribuna y El Día era llegar al público de manera que el medio estuviese en la calle y ofreciera información local independientemente de su labor social. Se otorgó la importancia a la publicación periodística pero no a su función social y democrática.

Debido a los pocos ingresos económicos ambos medios incurrieron en una dependencia excesiva de la publicidad institucional, la de la Junta de Castilla-La Mancha, lo que mermó la labor periodística económica e informativamente. La dependencia de ingresos de la Junta hace que se dependa de la bonanza económica de la comunidad, y cuando con la crisis económica actual se recortan gastos desde las instituciones públicas, los ingresos de la empresa periodística se ven gravemente afectados. La labor periodística queda en entredicho cuando se depende de una institución pública. El periodismo actúa como salvaguarda de la democracia controlando al poder político, pero en Cuenca ocurrió que el poder político controló a los medios.

Causa del modelo de negocio

La penetración de Internet ha ido creciendo de manera paulatina en los últimos años en Cuenca. En 2006, apareció el primer medio digital, Cuenca News, que alcanzó un relativo éxito tras su aparición. Posteriormente, en 2009 y tras el cierre de La Tribuna, sus trabajadores crearon otro medio online llamado Voces de Cuenca. La incursión de estos nuevos medios de comunicación no ha sido tenida en consideración por Semprún y Pérez, a tenor de las entrevistas mantenidas. Para ellos, la aparición de medios digitales no influyó en el futuro que obtuvo la prensa escrita.

Siguiendo a Clayton M. Christensen [1] y su teoría de la disrupción, estos medios digitales entraron en el mercado de la información, sin costes en impresión o distribución, a diferencia de los medios impresos. El paso de los años permitió a los medios online posicionarse e ir desplazando a El Día respecto a la publicidad. Los anunciantes ya no necesitan al papel como intermediarios y optan por publicitarse en la red.

Actualmente, los medios digitales siguen subsistiendo e incluso han aparecido nuevos como “Cuenca On”, “El Deporte Conquense”, “La Guía de Cuenca” o “Cuenca Información”, entre otros portales. Todos ellos tienen publicidad. Sin embargo, los medios impresos han desaparecido.

Notas

[1Christensen, C., Baumann, H., Ruggles, R., & Sadtler, T. (2006). Innovación disruptiva para el cambio social. Harvard Business Review América Latina, Diciembre.

The following two tabs change content below.

Juan Ignacio Cantero

Graduado en Periodismo por la Universidad de Castilla- La Mancha con Máster oficial en Profesor de Educación Secundaria Obligatoria, Bachillerato, Formación Profesional y Enseñanza de idiomas también en la Universidad de Castilla-La Mancha. En la actualidad es doctorando en la Universidad de Castilla- La Mancha e investiga sobre periodismo deportivo, nuevas tecnologías y periodismo inmersivo/ realidad virtual.
Juan Ignacio Cantero

Juan Ignacio Cantero

Graduado en Periodismo por la Universidad de Castilla- La Mancha con Máster oficial en Profesor de Educación Secundaria Obligatoria, Bachillerato, Formación Profesional y Enseñanza de idiomas también en la Universidad de Castilla-La Mancha. En la actualidad es doctorando en la Universidad de Castilla- La Mancha e investiga sobre periodismo deportivo, nuevas tecnologías y periodismo inmersivo/ realidad virtual.

Leave a Response