Olga Lucas, la viuda del escritor, se ha desplazado este viernes hasta la capital conquense para recoger la distinción que el Ayuntamiento en pleno ha decidido otorgar al escritor. El ahora Hijo Adoptivo ha estado muy presente en la sociedad conquense, puesto que en su obra “El río que nos lleva” la sierra conquense es la localización principal y, además, la Asociación de Amigas de la Lectura de Cuenca bautizó como “Glauka” a los premios que entregan anualmente, un personaje de su novela “La vieja sirenita”.

La traductora, poeta, escritora y viuda ha dicho que “estamos viviendo este día con mucha normalidad”. Acerca de esta distinción, ha querido destacar que “de no haberlo hecho, eso sería la noticia” porque “Sampedro ya había adoptado a Cuenca hace mucho tiempo y no adoptarle la ciudad a él hubiese sido la noticia”. También ha dejado claro que seguirá acudiendo cada año a la entrega de los Premios Glauka, ya que para él esto era “una obligación moral”.

El acto ha contado con la conducción de Begoña Marlaska, directora de la Biblioteca Pública de Cuenca, la cual ha hecho un recorrido por la vida de Sampedro en la provincia conquense. La directora, con un fuerte trabajo de documentación por detrás, ha expuesto documentales realizados por él mismo narrando los paisajes de la sierra conquense, entrevistas que los medios de la ciudad tuvieron la posibilidad de realizar y ha recordado varias anécdotas de la participación del escritor en los Premios Glauka y talleres de lectura a los que acudía. “José Luis Sampedro venía a Cuenca a darnos lecciones y humanas sobre todo”, ha dicho Marlaska.

María Lara, la actual directora de la Asociación de Amigas de la Lectura de Cuenca también ha tomado la palabra en este acto. “Sampedro forma parte de la historia de la literatura conquense”, afirmaba.

En 1996 José Luis Sampedro recibía el Premio Glauka y llegó a ser portador de la medalla “Cuenca Patrimonio de la Humanidad”. Ya en 2011 hacía su última visita a la ciudad, coincidiendo con la decimonovena edición de la entrega del galardón conquense que ese año recogía su ahora viuda, Olga Lucas. En vida, Sampedro fue admirado por ese espíritu crítico que poseía, llegando a afirmar que “cuanto más impertinentes sean las preguntas” que le hacían, “mejor”.

El alcalde de la ciudad, Juan Ávila, ha reconocido que “el que hagamos un homenaje a José Luis Sampedro es algo muy importante” porque tanto para él como para muchos conquenses fue un “referente moral”. También ha querido destacar que con esta acción “se ha cerrado un círculo, porque José Luis adoptó en su día a Cuenca”.

The following two tabs change content below.

Rubén M. Checa

Periodista en proceso por la UCLM 4/4. También un año en UNIPG (Italia). Escribo sobre cultura, deporte, política y educación, aunque también disfruto de la televisión en eltelevisero.com Entre mis aficiones, la fotografía
Rubén M. Checa

Rubén M. Checa

Periodista en proceso por la UCLM 4/4. También un año en UNIPG (Italia). Escribo sobre cultura, deporte, política y educación, aunque también disfruto de la televisión en eltelevisero.com Entre mis aficiones, la fotografía

Leave a Response