Hablamos con Jorge Hevia, productor de Tiempo de Juego de la Cadena Cope, uno de los programas radiofónicos deportivos más conocidos y con más audiencia de España. Hevia es natural de El Pedernoso (Cuenca), y ya son muchos los años que lleva dentro del periodismo deportivo, además ha vivido uno de los cambios más sonados dentro de la radio en este país, cuando dejó la Cadena Ser junto a cincuenta compañeros más para ir a la Cadena Cope.

Pregunta: Buenos días Jorge, para comenzar nos gustaría que nos contaras cómo es el día a día de un productor y cómo se vive el deporte desde la radio.Retour ligne automatique
Respuesta: Depende un poco del programa y de la función que desarrolles. En mí caso en Tiempo de Juego tal y como está estructurado, tenemos prácticamente programa todos los días porque hay partidos continuamente y por lo tanto la retransmisión es a diario. Entonces vas un poquito a caballo entre cada programa, teniendo que tener previsión de futuro mirando hacia delante para planificar la logística para las cosas que van a venir, entonces nos movemos un poquito en eso, en llevar el día a día de cada programa con las noticias que van sucediendo, la publicidad que va, las sintonías que van a entrar ese día y a la vez ir preparando lo que viene por delante.

Cambio de emisora

P: Estuviste muchos años en La Ser, te cambiaste con la mayoría de tus compañeros a La Cope, ¿Cómo se vive un cambio tan radical de una emisora a otra?

R: Fue algo muy peculiar, por un lado para nosotros fue en cierto punto más fácil porque no te cambias tu solo, lo hicimos casi todo el grupo que trabajamos juntos en la Cadena Ser en Carrusel Deportivo para movernos a hacer Tiempo de Juego en Cope, con lo cual, cambias de ubicación física, de empresa, pero no estás cambiando de compañeros de trabajo, tampoco tu forma de trabajar, entonces eso suaviza un poco el cambio que sería irte de La Ser a La Cope. Por otro lado, en Cope nos lo hicieron todo tan fácil cuando llegamos, que el cambio fue menos drástico de lo que se podía pensar en un principio.

P: Además, en el cambio, fuisteis más de 50 personas las que terminasteis en la Cope, ¿Tan unidos estáis?

R: Yo no recuerdo algo parecido, no es cuestión de mirarnos el ombligo porque ya nos lo tenemos muy visto, pero dentro de nuestra pequeña historia a mí sí me pareció un cambio histórico. Entiéndase lo de cambio histórico dentro de la pequeña historia del periodismo deportivo, fue algo que no había sucedido nunca y que no sé si volverá a suceder. Suena un poco repipi decirlo, pero la verdad es que fue un cambio por convicciones. Hay gente que cobra más en La Cope, otros lo mismo, otros menos e incluso hubo gente que se marchó de La Ser rechazando cheques en blanco. El cambio fue por otra cosa, no es que estemos orgullosos de hacerlo, simplemente ocurrió y ese momento tomamos la decisión que creíamos que teníamos que tomar y ya está.

P: ¿Alguna vez te has arrepentido de irte a la Cope?

R: No, en ningún momento y cada uno tiene que hablar por sí mismo, pero creo que no me equivocaría si dijera que ninguno de los que lo hizo se ha arrepentido, entre otras cosas porque se dio de una forma que para muchos de nosotros era casi inevitable. Una vez que a Paco González lo echan de la Cadena Ser, hay muchos que entendemos que nuestro futuro está ligado al de Paco y casi sin preguntar se pone a disposición de Paco, sin saber dónde vas a ir, ni qué vas a hacer ni lo que vas a cobrar. Simplemente le dijimos a Paco que donde vayas si tú quieres iremos contigo.

P: ¿Y de lo de las encimeras? (enlace al audio del momento de las encimeras)

R: (Risas) No, que va, sé que descontextualizado puede sonar muy fuerte e incluso puede que fuera un error, pero bueno los errores se cometen y si uno cree que se ha equivocado pide perdón y punto y final. Hay que ver su contexto, su momento y eso no era nada más que una broma dentro de una noche de humor. La Super Bowl era un programa que por definición intentaba transgredir, pisar la raya continuamente, hacer un poco de ‘gamberrismo radiofónico’ y dentro de ese contexto tenía sentido y te digo más, no fue ni de lejos lo más fuerte que se dijo en esas noches de Super Bowl. Pero te digo lo que dijo Paco en ese momento, si una broma no se entiende bien, es que seguramente está mal hecha, con lo cual yo me disculpé en público en privado y aquella empresa aceptó mis disculpas, de hecho, después en Cope entraron con nosotros a reírse. Eso fue un detonante para la historia, fue la pequeña chispa de todo, pero no creo que hubiera que haberle dado tanta importancia.

Nuevo periodismo

P: Cambiando de tema, vemos últimamente que los programas deportivos son copados por demasiada información de espectáculo, ¿A la gente le importa la colonia que se pone Cristiano Ronaldo? ¿Está cambiando la forma de hacer periodismo o son las audiencias?

R: Yo quiero creer que hay espacio para todo, no está mal que se den informaciones de este tipo porque tiene su público. Junto a ese periodismo de espectáculo convive otro periodismo más de fondo, más de contar cosas, más de reflexión y creo que hay hueco para todos. No comparto la idea de que todo el periodismo deportivo se haya banalizado, hay productos más banales que comparten espacio con el más elaborado.

P: Con las redes sociales también está cambiando la forma de hacer periodismo, ahora los deportistas hacen sus declaraciones a partir de las mismas, ¿Son buenas para la profesión?

R: Son como todo, tienen un uso muy bueno y un uso perverso. Independientemente de que sean buenas o malas están ahí y han venido para quedarse y el que no sepa utilizarlas y aprovecharse de ellas sacando lo bueno se va a quedar atrás. Es una herramienta potentísima a todos los niveles, aunque no te puedes fiar de cualquier cosa que veas. Los deportistas hacen sus declaraciones a través de ellas y eso por un lado es una pena y una batalla en algunos aspectos perdida, sobre todo a ciertos niveles, pienso en futbolistas del Real Madrid o Barcelona. El resto de equipos que no son Real Madrid y Barcelona, saben que tienen que dar publicidad a sus equipos y a jugadores fuera de ellas.

P: También vemos en las redes sociales como los fanatismos llegan al extremo con insultos y amenazas, ¿Alguna vez habéis sentido miedo por vuestra integridad por algunos comentarios?

R: Yo creo que no, ha habido momentos fuertes pero mi teoría personal es que quien te insulta por Twitter no va a ser el que al final te va a agredir, si hay un tarado que te va a agredir no te va avisar, te agrede y punto. El que insulta y amenaza por Twitter no es nada más que la cobardía de hacer las cosas a través del anonimato que te da una red social y la mayoría de las veces son cuentas que no corresponden a una persona con nombres y apellidos. Hay que aprender a ignorarlo, porque hay veces que escribes simplemente un “buenos días” y te contestan con un “qué hijo de puta eres”, por ello hay que aprender a no hacer caso.

P: Otra cosa novedosa es la de ver a ex futbolistas de comentaristas de partidos, ¿Qué te parece? ¿Es lógico que se haga habiendo periodistas para poder realizarlo?

R: Creo que no es malo, creo que el periodista realiza una labor y el comentarista realiza otra diferente. Yo, además, no sé si esta opinión tendrá muchas adhesiones entre mis compañeros, pero no creo que el Título de Periodismo al final te ayude mucho a la hora de ejercer una profesión, y yo soy periodista y tengo el Título e igual tiro piedras a mi propio tejado, pero yo creo que al final las cosas tienen que hacerlas los que mejor las hagan. Si tienes un señor que se llama Michael Robinson y que es ex futbolista de profesión, pero que es un fenómeno y es un animal comunicador capaz de hacer programas como El Día Después o Informe Robinson, yo no voy a ser el que le pida el Título de Periodismo. El periodista de cuenta el partido, te hace la entrevista, gestiona el programa, mientras el futbolista da una opinión que además que te puede aportar cosas distintas a las de un periodista.

P: Una cosa que no cambia es el tiempo que se le dedica al fútbol en todos los programas deportivos, ¿Crees que se le debería dedicar más tiempo a otros deportes y no hablar el 90% de fútbol?

R: Es una pregunta complicada, sí hay que buscar un culpable y partimos de la idea de que eso está mal porque hay muchos deportistas y deportes que se lo merecen por sus logros y ese mérito yo no se lo niego ni creo que nadie lo haga, yo en un programa de televisión me pongo a hablar del deporte minoritario que sea y en el programa de televisión de la compañía de la competencia están echando un reportaje con los goles de Cristiano Ronaldo y de Messi, pues al día siguiente las audiencias van a decir lo que van a decir. Por lo tanto, ¿de quién es la culpa de que no se hable de esos deportes minoritarios, del medio o del espectador que no va a responder al no verlo? Los medios de comunicación no creo que estén obligados a ser equitativos en el reparto igual para todos, están obligados a buscar contenidos que interesen a la mayoría de la audiencia y eso es el fútbol y el Real Madrid y el Barça.

P: ¿Por qué apenas se le da importancia al deporte femenino con todos los logros que consiguen?

R: La atención que se le dedica al deporte femenino es cada vez mayor, quizá obligados por las circunstancias, porque ves que los futbolistas de Primera División no te atienden cuándo y cómo deberían y te vas buscando las habichuelas dándote cuenta que al abrir el abanico, hay gente deseosa de buscar su historia. Además el deporte femenino, con todos los logros que están consiguiendo merece ese espacio.

Sobre Jorge Hevia

P: Hablemos un poco de ti, mucha gente te conoce como ‘el tipo que lee los mensajes’. Explícanos más a fondo cuáles son tus funciones, por algo te llamara Pepe Domingo ‘el jefe de todo’…

R: (Risas) Lo del jefe de todo es casi heredado, porque antes haciendo la producción de Carrusel Deportivo estaba Ana de Toro y la llamaba Pepe Domingo la jefa de todo. Pero bueno la labor para que la gente lo entienda es de coordinación, porque todo lo que se hace pasa por ti, que todo se haga. De alguna manera repartir qué narrador va a estar en cada campo, qué comentarista va a hacer cada partido, viajes, eventos deportivos se van a cubrir… Es estar permanentemente en la cocina del programa.

P: Sabemos que estás muy ligado a un pueblo de Cuenca llamado El Pedernoso y vienes cada vez que puedes, ¿Qué te aporta El Pedernoso y Cuenca?

R: Es el descanso del guerrero y el retorno a los orígenes, yo he pasado gran parte de mi infancia en El Pedernoso, porque cuando yo era ‘peque’ mis padres trabajaban los dos y años enteros he tenido que pasarlo allí con mis abuelos y con mucha alegría para mí, por lo que cada vez que puedo voy. Como mínimo una vez al año e intentándome llevar siempre amigos míos de Madrid, para que vean y vivan un poco aquello conmigo. También intento que mis niños pasen tiempo allí.

P: Al dedicarte al deporte, no hay fines de semana para disfrutar con la familia, ¿Cómo se vive eso?

R: Se vive con resignación cristiana, ahora que estamos en La Cope (risas). Yo siempre digo que la que ahora es mi mujer cuando me conoció ya me compró así, porque ya estaba haciendo el trabajo de ahora y ya tenía los fines de semana ocupados, por lo menos ya sabía lo que se llevaba. Y con los críos pequeños, pues se sufre un poco más porque te pierdes cosas. Un día que van al parque de atracciones, al zoo o al cine, tú no puedes estar. Pero no puedes hacer nada, este trabajo también tiene muchas otras cosas buenas que en cierto punto compensan eso y se intenta dedicar ese tiempo entre semana.

P: Sois periodistas y os gusta el deporte. Cada uno será de un equipo diferente y eso en antena lo tiene que ocultar, aunque alguno diga que los periodistas en España llevan la camiseta puesta, ¿Cómo hace Paco González, Pepe Domingo, Manolo Lama o Jorge Hevia para que no se les note de qué conjunto son afines?

R: ¿Sabes qué pasa?, que al final la gente tiene que darse cuenta que aunque a nosotros nos guste el fútbol y que cada uno tiene su equipo favorito, al final lo que te tira es tu trabajo y hacer bien el programa, porque tus lentejas están en la radio no en el terreno de juego. Quiero decir, que si uno es un poco más blanco, o más colchonero o más blaugrana, cuando acabe el partido o cuando se tome las cervezas con los amigos pues sí, pero durante el encuentro lo que de verdad nos preocupa a todos es contarlo bien, hacer una buena retransmisión; más que cómo quede el encuentro en sí. A mí esto es algo que me cuesta mucho hacerle comprender a la gente cuando me dice que somos de algún club, nosotros todo lo que hacemos es porque creemos que favorece al programa, hacerlo de otra manera sería estúpido. Nos podemos equivocar o acertar, pero las decisiones se toman pensando en el programa y nunca en el equipo de fútbol.

Horarios

P: El tema de los horarios es algo que no deja contento a nadie, ¿Echas de menos esos programas en los que se jugaban cinco partidos a la vez?

R: No los echo de menos porque casi ni me acuerdo. Es un tema que me cabrea bastante, porque me parece tan evidente que lo que se está haciendo es malo para el fútbol que me enerva. Comprendo que hay una televisión que quiere dar todos los partidos y que como solo tiene una ventana para darlos tiene que dar cada uno a una hora, eso lo entiendo, pero creo que es muy malo para el fútbol y para el aficionado. No sabes a veces ni en qué jornada estás porque se alargan y se van empalmando unas con otras con fútbol todos los días. Me parece una locura, se está dificultando que la gente vaya a los campos, se está alejando a los niños de los estadios con los horarios. Ojala me equivoque, pero creo que el fútbol a medio o largo plazo lo va a pagar.

Real Madrid

P: Con lo tranquilo que es Ancelotti, ¿No echáis de menos a Mourinho?

R: Mourinho como entrenador a cada uno le parecería una cosa, es verdad que como material periodístico era excelente, porque cada día era una noticia, te daba para rellenar horas de tertulia, te daba titulares, era maravilloso; por ahí sí que se pierde. Pero yo creo sinceramente, que en el Real Madrid quien siga echando de menos a Mourinho se equivoca, era una guerra permanente con todo, no solo con los medios de comunicación, era muy listo y él quiso vender esa guerra, pero eso era mentira. Mourinho estaba peleado con los medios de comunicación, con los árbitros, con el resto de equipos, con otros entrenadores, con sus jugadores, con directivos de su club, se cargó a Valdano, acabó mal con medio vestuario… Estaba peleado con todos y Mourinho era la imagen del Real Madrid en muchos aspectos, con lo cual, el club estaba en una guerra permanente contra todo y yo creo que eso no puede ser bueno.

P: ¿Crees que Florentino buscaba con él estar todos los días en los medios de comunicación por ser mediático y al final se le fue un poco de las manos?

R: Puede ser, pero yo creo que cuando Florentino lo trajo fue porque lo hizo convencido que traía al mejor entrenador del mundo y en cuanto a resultados estaba en lo cierto, pero en el Real Madrid no. En el club blanco ganó lo que ganó, una Liga y una Copa en tres años para ser entrenador del Real Madrid es un poco mediocre. Para ganar eso en el Real Madrid no te hace falta ser ‘the special nada’, seguramente sea un buen entrenador, pero creo que al final se le fue todo de las manos.

P: ¿Era Casillas ‘el topo’ del vestuario?

R: Ojala, pero hasta donde yo sé, no. Casillas lo que hace el hombre es jugar cuando le ponen y desde luego a mí ni nadie que yo conozca le ha dicho nunca nada de dentro del vestuario. Ojala hubiera muchos ‘topos’ dentro de los vestuarios. El trabajo del periodista es intentar enterarse de las cosas, intentar contarlas antes que nadie. Yo creo que el aficionado debería estar agradecido porque haya periodistas intentando contarles la mayoría de cosas posibles, lo antes posible y de la mejor manera posible. Para el aficionado debe ser bueno que haya periodistas que te puedan contar cosas más allá de las verdades oficiales de los clubes. Es bueno no que haya ‘topos’, pero sí saber de las cosas que pasan, de las cosas que el club no quiere que te enteres y que lo cuentes. Eso es un ejercicio que es bueno y que se hace para el aficionado. ¿Que hay un tipo de aficionado que no quiere saber de eso y que solo quiere ver Real Madrid televisión o Barça televisión?, pues solo sabrán las verdades oficiales, lo grande y maravilloso que es su club, tienen los canales para hacerlo, pero el trabajo periodístico es ir a favor del aficionado.

P: La pregunta que le habéis hecho este verano a casi todo el mundo ¿Vale un jugador 100 millones de €uros?

R: ¿Genera un jugador 100 millones de €uros?, yo creo que esa tiene que ser la pregunta, el otro día en alguna tertulia escuchaba decir que nadie los vale y yo que estaba en mi casa escuchándolo pensé: si los genera es que los vale. Entonces, Bale ha costado eso, si al final al Real Madrid le va a generar esos beneficios, les habrá merecido la pena el esfuerzo. ¿Cómo se mide lo que genera Bale?, pues de forma directa en camisetas vendidas, en derechos de imagen… E indirecta, por ejemplo, con los goles de Bale en Champions viendo hasta dónde sepuede llegar, si gana el Real Madrid la Décima… Es el mercado, es la ley de la oferta y la demanda y yo creo que por definición no sé puede decir si alguien vale o puede valer 100 millones de €uros, hay que estudiar cada caso y ver si eso se puede amortizar.

Consejo

P: Un estudiante que termine mañana la carrera y le guste el periodismo deportivo, ¿Cuál sería tu mensaje y tu consejo a él?

R: No es un consejo muy de especialista, pero es un consejo que vale para todo y eso es lo bueno. Le diría que trabaje, que trabaje y mucho, que no tenga miedo a echar horas, que lo haga con una actitud positiva, con buen rollo… Son cosas como muy obvias, pero de tan obvias, no es tan habitual y no todo el mundo las tiene y yo creo que al final es lo más importante, porque luego hablar delante de un micrófono ya lo aprenderás y a redactar un poquito mejor o con el estilo del medio donde estés, pues ya lo irás cogiendo con la práctica. Pero en lo que se van a fijar en ti al principio son tus ganas de sumar, tu capacidad para generar buen rollo y para currar sin generar conflictos. Son cosas obvias pero muy valiosas y yo he visto a menudo gente que teniendo solo eso, que no es poco, han conseguido grandes cosas.

Un pequeño test…

P: Si no fueras periodista, serías…

R: Quizás me hubiera gustado dedicarme al mundo de la publicidad.

P: ¿Cuál es tu mejor recuerdo deportivo?

R: La final del Mundial y los Juegos Olímpicos que he cubierto como enviado especial.

P: ¿Cuál es para ti un deportista ejemplar?

R: Rafael Nadal y no se me ocurre nadie mejor.

P: ¿Con cuál te irías una noche de fiesta?

R: Me he ido ya alguna vez con Ángel David Rodríguez, el pájaro. El record español de los 100 metros lisos, el mejor español en lo que hace y un crack como persona.

P: Para terminar, nos gustaría que describieras con una palabra a las siguientes personas:

- Paco González: El mejor en lo suyo.Retour ligne manuel
- Pepe Domingo: Maestro.Retour ligne manuel
- Rubén Parra: Crack.Retour ligne manuel
- Heri Frade: Amigo y profesional enorme. Retour ligne manuel
- Manolo Lama: Pasión.Retour ligne manuel
- Juanma Castaño: Talento.Retour ligne manuel
- Jorge Hevia: Un currito.Retour ligne manuel
- Mourinho: ‘The Special One’, se lo puso él y yo no se lo voy a quitar (risas).

Leave a Response