Los colegios bilingües se han convertido en una opción muy demandada por los padres. Existen diversos estudios, como el de la psicóloga y profesora Ellen Bialystok, que demuestran que educar a los niños bajo la influencia de varios idiomas tiene efectos positivos en el desarrollo académico del alumno. Por esta razón, y atendiendo a la necesidad creada por formar parte de un sistema global e interconectado y por el afán paterno de que los niños puedan aspirar a un nivel educativo alto, se ha desarrollado el Plan Integral de Plurilingüismo en Castilla-La Mancha.

Los antecedentes de este Plan se remontan a la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación, dictada por el Gobierno de Zapatero, que establecía como uno de sus objetivos, el compromiso de mejorar la calidad de la enseñanza donde el aprendizaje de idiomas juega un papel fundamental. La Comunidad castellanomanchega, en el ejercicio de sus competencias, ha aprobado distintos decretos a partir del citado año para afianzar el aprendizaje de lenguas y consolidar un sistema educativo de calidad.

Este Plan Integral es un método pedagógico regulado por el actual Decreto 7/2014, de 22 de enero, que engloba el “conjunto de actuaciones en materia de educación que da respuesta a las necesidades de formación lingüística para favorecer y desarrollar el aprendizaje de lenguas extranjeras”. El Plan Integral de Plurilingüismo se estructura en tres niveles o programas, iniciación, desarrollo y excelencia, donde se incluyen cada una de las secciones bilingües o centros públicos de Enseñanza Infantil, Primaria o Secundaria de Castilla-La Mancha que imparten un mínimo de dos materias o áreas no lingüísticas en lengua extranjera.

 

Alba Aspas/Paula López. Clase del Colegio Isaac Albeniz en Cuenca
Clase del Colegio Isaac Albeniz en Cuenca. A.A/P.L
Medidas diferenciadas

Los tres niveles en los que se estructura el Plan Integral de Plurilingüismo, y a los que se hacía alusión anteriormente, suponen un punto de conflicto tanto para los padres como para los sindicatos. Según la Orden 16/06/2014:

Son Programas de Iniciación Lingüística en la etapa de Educación Primaria aquellos programas que incluyen la impartición de un área, específica o troncal, completamente en el idioma extranjero elegido por el centro.

Son Programas de Desarrollo Lingüístico en la etapa de Educación Primaria aquellos programas que incluyen la impartición de, al menos, dos áreas, preferentemente una troncal y una específica, completamente en el idioma extranjero elegido por el centro.

Son Programas de Excelencia Lingüística en la etapa de Educación Primaria aquellos programas que incluyen la impartición de, al menos, tres áreas, preferentemente dos troncales y una específica.

La misma definición se cumple en la Educación Secundaria y, en el caso de Infantil, se computa por minutos, siendo 180, 210 y 240 minutos semanales respectivamente.

Según la Consejería de Educación de la región, el número de Programas Lingüísticos asciende a 605 en la actualidad, 84 más que en el curso anterior. Cada uno de estos colegios o centros de secundaria debía presentar una solicitud de adhesión a este método aportando un proyecto en el que se especificaba el idioma a desarrollar, pudiendo elegir entre el inglés, el francés y el italiano.

La otra cara

El Plan Integral de Plurilingüismo puede parecer, a todos los niveles, una gran apuesta para incentivar y mejorar la competitividad de los alumnos de cara al mercado laboral, mediante el expediente académico, potenciando sus conocimientos y eliminando las barreras que existen por el miedo al desconocimiento de otros idiomas. Sin embargo, no es oro todo lo que reluce, ya que, entorno a este plan se han generado varios problemas.

Alba Aspas/Paula López. Trabajos realizados por los alumnos del Isaac Albeniz de Cuenca.
Trabajos realizados por los alumnos del Isaac Albeniz de Cuenca. A.A/P.L

Primero, los padres dudan de la continuidad del bilingüismo en la secundaria; segundo, si las clases se imparten totalmente en el idoma extranjero, si los niños lo entienden y si existe suficiente preparación de los docentes. Y tercero, según el delegado provincial del sindicato ANPE, Julio Cazarrubios, esta normativa se ha implantado sin contar con el consenso del profesorado y se ha realizado desde un punto de vista equivocado.“Éste es un planteamiento erróneo; debería haberse hecho en un plazo progresivo de 10 años. Este método genera medidas diferenciadas”, afirma Cazarrubios, ya que los padres siempre antepondrían un colegio con etiqueta ‘Excelencia’ a uno de ‘Iniciación’ o ‘Desarrollo’, provocando competencias entre centros.

El sindicato ANPE, agrupación mayoritaria en el sector de la educación pública con más de 15.000 afiliados en la región, considera que “se han cambiado las reglas del juego a mitad de camino”, puesto que los recién titulados no cuentan con la formación que actualmente exige la Junta para acceder a una plaza de docente. Cazarrubios explica que los graduados en magisterio obtienen un título que acredita un nivel B1 (intermedio), mientras que desde el ministerio se exige B2 (avanzado) o superior. Es por ello por lo que los maestros de los centros de Castilla-La Mancha con los que hemos conversado han declarado que tienen títulos B2 e incluso C1 (Alto).

Por el contrario, Laura Villar, asesora técnico docente de Plurilingüismo y Programas Educativos de la Delegación Provincial de Cuenca, niega que se produzca la situación planteada por ANPE y aclara que “en los últimos años se ha observado una ampliación del número de profesionales con formación en lenguas, especialmente inglés, y ello permite contar con más cantidad de personal en bolsas de trabajo o en activo con acreditación lingüística”.

Clases íntegras en inglés

Otra de las problemáticas que se baraja es que las clases no se imparten de forma íntegra en la lengua extranjera, recurriendo habitualmente al español para conseguir que los alumnos entiendan algunos conceptos. Sobre este asunto, algunos colegios de la región consultados por El Observador han admitido la utilización del español para aclarar determinados conceptos. Sin embargo, se produce una relación inversa entre el castellano y el inglés, a medida que aumenta el Programa Lingüístico disminuye la traducción.

“Utilizamos muchos métodos como la pizarra digital, que se vea el significado de esas palabras se puede conseguir a través de imágenes”, asegura José Vicente Martínez, director del colegio ‘El Carmen’ en Cuenca. Raquel Álvarez también hace hincapié en la interactividad del método y cerciora que “un programa bilingüe llevado bien, con una metodología llamada ‘Clil’, no debe fallar. Esta metodología hay que conocerla, requiere mucha interacción, motivación y dinamismo en el aula; no es el típico copio, comprendo y estudio, hay que utilizar diferentes técnicas para que los niños se enganchen y no desconecten por ser en inglés”.

A esto se suma el desequilibrio entre el nivel bilingüe de los colegios con sus centros adscritos de secundaria, puesto que hay centros que disponen del Programa de excelencia mientras que el instituto al que pertenecen se encuentra en un nivel de iniciación; con el añadido de la falta de plazas en los que sí gozan del nivel de excelencia. Por este motivo, la Asociación de Madres y Padres de Alumnos (AMPA) del Colegio Isaac Albéniz de Cuenca, planteó una queja ante el consejero de Educación, Marcial Marín, por la falta de continuidad de este Programa en su instituto de pertenencia, IES Santiago Grisolía, a la que aún esperan respuesta.

Raquel Álvarez, profesora y madre de una alumna que finalizó primaria el curso pasado, fue una de las afectadas por esta situación, ya que su hija tuvo que pasar una prueba de nivel en el IES San José para continuar su formación en ambos idiomas, y asegura que “es un problema muy grande, puesto que la gente que ha tenido hijos estudiando en el programa bilingüe de aquí se encuentra con que el instituto no les ofrece la continuidad de este Programa y han tenido que desplazarse a otros centros cruzando la ciudad diariamente”. No obstante, a pesar de las dificultades y desajustes temporales para prolongar la preparación bilingüe en secundaria, considera que el Plan Integral ha sido positivo en cuanto a los resultados observados en sus hijas, que tienen mayor soltura con el inglés que su hijo, que no cursó en Aulas Europeas.

Raquel Álvarez, Profesora y madre.
Raquel Álvarez, Profesora y madre. A.A/ P.L
Las dudas en casa

Las tareas o deberes que los niños deben realizar en casa supone un handicap para muchos padres a la hora de decidir si escolarizar a sus hijos en un colegio de estas características. El dilema viene dado por la incertidumbre de saber si serán capaces de solventar las dudas de los niños en estos casos. En contraste, los padres que sí tinen un mayor manejo de otro idioma entienden la preocupación de otros progenitores pero admiten que no es necesario ayudarles con las tareas.

A pesar de los inconvenientes que puedan surgir alrededor del bilingüismo y su implantación en los centros educativos, siempre constituirá “un paso fundamental para crear las bases de la enseñanza y el aprendizaje de lenguas en una sociedad multicultural y plurilingüe”, afirma Villar. Además, tanto padres como alumnos y profesores han dado sobrada muestra de satisfacción ante los avances lingüísticos logrados durante su vida académica en las Secciones Bilingües, así como una mayor integranción y soltura en un mundo cada vez más globalizado.

 

Este reportaje ha sido realizado por Alba Aspas y Paula López

Leave a Response