día universal del niño, 20 de noviembre

Ana Lima, presidenta del consejo del trabajo social, asegura que la infancia y la juventud es la que sufre el impacto más severo e injusto de la situación económica y política

La ONU fue quien promovió este día, tras aprobar en 1959 la Declaración de los Derechos del Niño, y seguidamente en 1989 la Convención sobre los Derechos del Niño. Dicha declaración se realizó con el fin de tratar al niño y a la niña como “ser humano capaz de desarrollarse física, mental, social, moral y espiritualmente con libertad y dignidad”.

Hoy, 20 de noviembre, se celebra el Día Universal del Niño, que tiene como objetivo concienciar a la sociedad de que los niños son el colectivo más débil y al que más le afectan los problemas que se dan en la humanidad. La Declaración de los Derechos del Niño de 1959 contiene diez principios que ninguna persona puede vulnerar, como son el derecho a la igualdad; a tener una protección especial para el desarrollo físico, mental y social; a la comprensión y al amor de unos padres y de la sociedad; a actividades recreativas y a una educación gratuita; a estar entre los primeros en recibir ayuda en cualquier circunstancia; a la protección contra cualquier forma de abandono, crueldad y explotación; a ser criado con un espíritu de comprensión, tolerancia, amistad entre los pueblos y hermandad universal; a un nombre y a una nacionalidad desde su nacimiento; a una educación y a un tratamiento especial para aquellos niños que sufren alguna discapacidad mental o física; y el derecho a una alimentación, vivienda y atención médica adecuada.

A partir del comienzo de la crisis económica, algunos derechos como la educación y el derecho a una alimentación se han visto muy afectados. Se ha producido una pérdida, tanto de los derechos sociales como de la protección social, que ha causado que las familias se hayan empobrecido y las primeras víctimas ante estas situaciones de pobreza sean los niños. Según el informe de 2012 de Unicef, se mostraba que muchas de las políticas de infancia tendían a ser objeto de recortes en tiempos de crisis. Estos recortes hacen que España se caracterice como un país con bajos niveles de ayudas económicas a las familias con niños, según refleja el informe de Unicef del año 2014, ya que son consideradas como un gasto y no como una inversión. Ana Lima, presidenta del Consejo del Trabajo Social especifica además que, en los últimos años se han puesto en marcha políticas y reformas que afectan negativamente al futuro de la infancia con discapacidad. Respecto a la inversión, Lima asegura que el desembolso público en políticas de protección social de infancia y familia esta aún a mucha distancia de la inversión media de la UE. También se puede ver reflejado estos niveles tan bajos en una encuesta realizada por Metroscopia, en abril de 2014, a personas de edades comprendidas entre los 18 y 35 años, en la que se afirmaba que “España no se preocupa por el futuro de las nuevas generaciones” con un resultado del 83% de los encuestados.

La pérdida de derechos sociales aumenta la vulnerabilidad de los derechos del niño, pudiendo manifestarse en desnutrición o malnutrición. Según la ONG Internacional Homanium, las consecuencias de la pobreza infantil son demoledoras. En este periodo, la pobreza se cobra la vida de un niño cada tres segundos, y aunque España tenga una tasa bastante alta de pobreza, ser pobre en España difiere mucho de serlo en un país en vías de desarrollo. Ser pobre en España no significa no poder comer, sino la posibilidad de destinar menos dinero en la alimentación necesaria para una buena nutrición. Esta situación ha ido en aumento y una de las causas ha sido la crisis económica que atraviesa el país, viéndose acentuada aún más por una disminución del dinero destinado a ayudas a este tipo de familias. Según datos del INE de 2013, el riesgo de pobreza en España era del 27,3%, siendo Castilla-La Mancha una de las comunidades que se posicionaba como una de las más altas con un 31,3%. Analizando los datos, encontramos que los niños han sido unos de los sectores más afectados, situándose bajo el umbral de pobreza un 27,5% y un 32,6% vive en riesgo de pobreza o exclusión social según el [Informe de Unicef sobre La Infancia en España 2014. ->http://www.unicef.es/sites/www.unicef.es/files/infancia-espana/unicef_informe_la_infancia_en_espana_2014.pdf]

Como consecuencia de la crisis económica y las escasas ayudas sociales, el número de niños que tienen que acudir a comedores sociales ha ido aumentando. “En Cáritas Parroquiales se están atendiendo a las familias con falta de recursos para que cubran necesidades básicas entre ellas alimentación, como el proyecto de desayunos” asegura Trini Valles, responsable de voluntariado de Cáritas Diocesana de Cuenca. <emb1315|right>

{{{Desnutrición y malnutrición}}}

Trini Valles aclara que por el momento no saben de ningún caso de desnutrición. No debemos confundir la malnutrición con la desnutrición, esta última se incluye dentro de la malnutrición, al igual que el sobrepeso y la obesidad. “Una mala nutrición puede reducir la inmunidad, aumentar el riesgo de padecer enfermedades, alterar el desarrollo físico y mental, y reducir la productividad” según la Organización Mundial de la Salud. La desnutrición va a darse más en épocas débiles donde no existe un mayor número de recursos, por ello se tendrá una alimentación insuficiente, una atención mínima y esto conlleva a tener enfermedades infecciosas, problemas que agravan y se convierten en problemas nutricionales que representan una amenaza para la salud al igual que la obesidad. La desnutrición sería «el desequilibrio celular entre la oferta de nutrientes y la energía y la demanda del cuerpo para asegurar el crecimiento, mantenimiento y funciones específicas» como detalla la OMS.

José Manuel Moreno Villares, médico pediatra de la Unidad de Nutrición Clínica del Hospital 12 de Octubre de Madrid afirma que se manifiesta más la malnutrición que la desnutrición.

<emb1312|left> {{Pregunta. ¿Cómo se manifiesta la desnutrición?}}
{{Respuesta.}} Debo aclarar antes que, los efectos de la crisis económica en nuestro país no necesariamente se manifestarán como desnutrición, sino más propiamente como malnutrición. Hay malnutrición cuando no se consume suficiente energía y nutrientes, pero también cuando no se consumen alimentos de alto contenido calórico y bajo valor nutricional. Es muy raro que encontremos en nuestro país desnutridos al modo en que vemos niños en los países sometidos a grandes hambrunas o movimientos de poblaciones. Esa desnutrición grave sólo la encontramos en nuestro medio en niños con enfermedad y pudiera ser que muy ocasionalmente en niños de ambientes muy pobres.

«Podría ser muy demagógico decir que mientras exista un niño con riesgo de pobreza o exclusión es señal de que no se ha hecho lo suficiente»

{{P. ¿Cuáles son los problemas asociados a la malnutrición? }}
{{R.}} El problema en situaciones de crisis económica van en otra línea: hay menos dinero para comprar alimentos de alto valor, por ejemplo fruta, verdura, pescado, lácteos…y se sustituyen por productos manufacturados, muchas veces mucho más baratos. No hasta el punto de que puedan aparecen deficiencias nutricionales, pero sí que se trata de una dieta desequilibrada que a la larga produce una conduzca con un mayor riesgo de obesidad y de enfermedades metabólicas en la edad adulta. Sabemos desde hace años que hay más incidencia de obesidad en las poblaciones de menores recursos económicos. Las consecuencias de esa malnutrición son sobre todo a largo plazo: aumento de la obesidad y las enfermedades asociadas, aumento de las enfermedades cardiovasculares y metabólicas a largo plazo.

{{P. ¿Cree que este problema este recibiendo los recursos necesarios para prevenir su aparición?}}
{{R. }} Podría ser muy demagógico decir que mientras exista un niño con riesgo de pobreza o exclusión es señal de que no se ha hecho lo suficiente. Sin embargo, me consta que existe preocupación a todos los niveles por intentar primero detectar el problema y segundo, ponerle remedio. Y aquí hablo tanto de las sociedades científicas, como de las administraciones, de los movimientos ciudadanos, como de las entidades de ayuda, ONGs, etc… En fin, ojala todos contribuyamos con un granito de arena.

Según recoge el [Informe de Unicef 2011->http://www.unicef.es/sites/www.unicef.es/files/Dossierdesnutricion.pdf], la desnutrición se manifiesta cuando el niño presenta un tamaño menor del estándar, cuyo peso es insuficiente en relación a su altura, donde cada una de estas carencias está vinculada con un tipo de desnutrición específica. Se calcula que alrededor de 33 millones de personas están en riesgo de desnutrición en Europa. Un atraso en el crecimiento presenta un cuadro de desnutrición crónica, desnutrición que padecen casi 200 millones de niños menores de cinco años. Por último, la desnutrición aguda y desnutrición grave, donde la primera responde a la relación del peso con la estatura, siendo el peso menor en proporción a su altura y, la segunda, el peso estaría muy por debajo del oportuno en cada caso.
Para evitar los problemas nutricionales se debe tener una nutrición adecuada, en la que se incluyan vitaminas y minerales necesarios para el correcto desarrollo del organismo. Las vitaminas y minerales que se debe suministrar a un niño serían la Vitamina A, hierro y ácido fólico, y yodo.

{{{¿Cuál es la solución para erradicarlo?}}}

Ana Lima, presidenta del Consejo del Trabajo Social explica que son pocos datos pero nos permiten hacernos una idea de que la Infancia y la Adolescencia en España, el 17% de la población, es la que sufre el impacto más severo e injusto de la situación económica y política actual.

<emb1314|center>

Lima explica que hace falta “poner en marcha todo tipo de medidas de apoyo a la infancia, pero para ello hay que contar con el Sistema Público de Servicios Sociales en los diferentes ámbitos de la Administración, el papel fundamental de los Servicios Sociales en el proceso de aplicación de todas la medidas.

1. Definir la responsabilidad de la Administración municipal como competente en materia de Protección y promoción de niños y niñas (investigación, diagnóstico y establecimiento de programas de prevención y preservación familiar) para la medida administrativa de riesgo.
2. Definir las competencias de Diputaciones, Cabildos y Comunidades Autónomas en las medidas de desamparo.
3. Contemplar Órganos de Coordinación Interautonómicos en los niveles técnicos y de representación política y entre los distintos Sistemas de Bienestar.
4. Legitimar el funcionamiento actual entre las diversas instituciones protagonistas en la promoción y protección de la infancia y adolescencia y el importante papel que cumplen la red de servicios sociales y sobre todo el nivel municipal.”

Las familias tienen cada vez mayores dificultades que se ven afectadas. Tamara es madre con 22 años y explica que la situación en casa es muy delicada, que está claro que el que se ve más afectado es su hijo, puesto que una persona adulta puede, más o menos, alimentarse con cualquier alimento, pero un niño necesita una alimentación adecuada, para evitar posibles problemas, como los que se están dando actualmente. <emb1313|right>

Por tanto, podemos decir que la afirmación más apropiada sería que, actualmente, las familias no cuentan con los recursos necesarios para cubrir, de manera apropiada, las necesidades básicas. Esto, se ve entorpecido, por la reducción del gasto por parte del gobierno, destinado a situaciones de vulnerabilidad y por la actual situación socio-económica. A su vez, el riesgo de pobreza guarda estrecha relación con el abandono escolar. Por ello, para evitar que los menores se sitúen en riesgo de exclusión social, habría que legitimar el derecho a la educación y, de esa manera, conservar un arraigo fundamental para los menores como es su formación.
No podemos olvidar y dejar a un lado los derechos de los niños y tan sólo reivindicarlos este día. Se ha de trabajar para el reconocimiento de derechos, apostando por políticas y medidas destinadas a la disminución de la vulnerabilidad de los menores. Para ello se debería de trabajar en la promoción de dichos derechos para su posterior reivindicación.

The following two tabs change content below.

Esmeralda Diaz

Leave a Response