Este año se ha celebrado la décimo sexta edición del concurso María Moliner. Las bibliotecas de los municipios con menos de 50.000 habitantes han vuelto a presentar sus proyectos para conseguir el mismo objetivo: animar e incitar a la lectura.

Desde 1998, el Premio María Moliner tiene como objetivo premiar los mejores proyectos y actividades desarrolladas durante todo el año en las bibliotecas, fomentando así, la lectura entre todos los ciudadanos, pero sobre todo, entre los más pequeños y lo más jóvenes.Esta iniciativa se realiza gracias a la colaboración del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte y la Federación Española de Municipios y Provincias.

Desde sus inicios, esta campaña de animación a la lectura recompensa con un lote de libros a 300 bibliotecas seleccionadas a nivel nacional. Pero fue en el año 2002 cuando el concurso dio un giro, ya que se sumó a la iniciativa la Fundación Coca-Cola Juan Manuel Sainz de Vicuña. De manera que desde entonces, gracias a la financiación de esta fundación, los tres mejores proyectos reciben un premio de 12.000 euros, además del lote de 180 libros. Premios que se otorgan atendiendo a la siguiente clasificación, según el número de habitantes:

– Premio María Moliner al mejor proyecto de animación a la lectura a municipios de menos de 5.000 habitantes.

– Premio María Moliner al mejor proyecto de animación a la lectura a municipios de entre 5.001 y 20.000 habitantes.

– Premio María Moliner al mejor proyecto de animación a la lectura a municipios de entre 20.001 y 49.999 habitantes.

Algunas bibliotecas de la provincia de Cuenca, como la biblioteca Municipal Miguel de Cervantes de Mota del Cuervo, han sido galardonadas varias veces con el lote de 180 libros. Pero fue el año pasado cuando logró situarse entre las tres primeras consiguiendo el premio de 12.000 euros en la modalidad de localidades de entre 5.001 y 20.000 habitantes, gracias al proyecto La biblioteca en la red. Este proyecto de animación a la lectura se llevó acabo durante el 2012 e incluye unos 50 actividades como: clubes de lectura, participación en el proyecto Ciudad-Ciencia del CSIC y la solidaria actividad de la biblioteca en casa, entre otras. Su bibliotecaria, Ana Belén Cubillo, afirma que “supuso mucha sorpresa y alegría, ya que era algo que no podía imaginar que fuera a ocurrir”. Mucho peso tuvieron actividades de ámbito infantil como La Bibliomóvil y El pregonacuento. «El proyecto de la biblioteca de Mota del Cuervo no sólo consiste en animar a leer, sino también en participar y colaborar en otras ofertadas por el Ayuntamiento y asociaciones relacionadas con la lectura y la cultura» comenta Ana.

Castilla-La Mancha es la segunda comunidad autónoma con más proyectos presentados en el concurso María Moliner

Además, este año, la biblioteca Luis Rius de Tarancón, que cumple 30 años, ha presentado por primera vez un proyecto a este concurso, Proyecto de animación a la lectura de la biblioteca Luis Rius, obteniendo uno de los lotes de 180 libros. Detrás de este reconocimiento se encuentra el trabajo de las bibliotecarias Soledad Fernández, Blanca Garrido y Gema Uriel, que durante todo el año no han parado de organizar actividades para todo tipo de público. Soledad lleva varios años desempeñando este trabajo y comenta que “es un gran reconocimiento a la labor que realiza la biblioteca durante todo el año, y sobre todo, la recompensa con libros es lo que necesitamos en esta época”.
<emb1488|center>

Este proyecto engloba un gran número de actividades que se están llevando a cabo durante el año 2014. Entre otras actividades, destacan la semana de otoño, Gobric, festividad del libro infantil, encuentros con autores y las jornadas de convivencia, donde los colectivos y los centros de educación se vuelcan completamente.

Estos son solo algunos ejemplos de la enorme labor que llevan a cabo las bibliotecas municipales. Unas bibliotecas que pueden participar en este concurso presentando los proyectos que se llevan a cabo a lo largo del curso, destacando las actividades destinadas a fomentar e incrementar la lectura, aquellas que ayuden a la integración social y, actualmente, a las que usen las nuevas tecnologías.

Existen localidades que poseen un escaso número de libros y los recursos son muy limitados. Es por ello, que los municipios pequeños desarrollan una gran tarea de promoción y animación a la lectura. Además, esta campaña tiene una gran acogida y un gran impacto en el resto de territorios, con un incremento de la participación conforme pasa cada año.
En una sociedad en la que diariamente se leen titulares, noticias y mensajes de texto, entre otros, es necesario fomentar una lectura más profunda, que es lo que se pretende con este tipo de proyectos. Por ello, desde pequeños es imprescindible crecer disfrutando de la lectura, porque como se suele decir: la lectura es la puerta a la cultura.

The following two tabs change content below.

Inma Carrascosa

Leave a Response