Hoy en día no cabe la menor duda de que las redes sociales se han convertido en todo un fenómeno en lo que al ámbito de la comunicación se refiere. Hablar y ver en tiempo real a nuestros amigos, compartir buenas noticias, comentar la actualidad, conocer gente nueva, etc. son solo algunas de las posibilidades comunicativas que ofrecen a nivel personal. Su éxito en la sociedad ha sido inmediato. Según el Estudio 2012 del Uso de Redes Sociales en España, el 79% de los usuarios de Internet usan redes sociales; un 28% de usuarios más que en 2009, lo que parece confirmar que la penetración en redes sociales está alcanzando su grado de madurez en nuestro país.

Pero las redes sociales también son parte importante en la vida y estrategias de las empresas o, al menos, deberían de empezar a serlo dado que la cifra de usuarios de estas crece exponencialmente año a año. Los directores ejecutivos de las empresas deberían centrar su objetivo en sacar partido a las ventajas y recursos disponibles a través de estos medios sociales, incrementando su acción y su presencia en ellos. Sin embargo, la realidad es bien distinta.

Los gerentes de las grandes empresas parecen descuidar este aspecto; así lo demuestra un estudio llevado a cabo por CEO.com a las 500 fortunas más grandes del mundo, al establecer que el 70% de los directores no tiene presencia alguna en los medios sociales. Como consecuencia, pierden la oportunidad de potenciar y aumentar el valor de la reputación, imagen y marca de su empresa, ya que dejan de atender al cambio, generado por las redes sociales, en las necesidades de los clientes que, cada vez más, reclaman mayor transparencia y cercanía por parte de los directivos.

En España, la situación no varía y, aunque las grandes empresas del país son conscientes de las ventajas que ofrecen los medios sociales, parecen dar poca importancia a este aspecto. Un estudio realizado por la agencia de comunicación digital Netsense en 2012 revela que el 30% de las empresas que cotizan en el índice bursátil español de referencia, IBEX-35, no tienen cuentas activas en las dos principales redes sociales (Twitter y Facebook). Por otra parte, este mismo estudio recoge que tan solo 11 de las 35 empresas que lo conforman sobrepasan los 10.000 amigos en Facebook y 18 superan los 1.000 seguidores en Twitter, siendo el grupo Inditex el líder indiscutible en lo que al uso de redes sociales y seguidores se refiere.

Con todos estos datos, parece conveniente destacar la necesidad de las empresas de fomentar estrategias en estas poderosas herramientas de marketing, puesto que su uso es aún incipiente y, si hay algo que se puede predecir del futuro, es que aumentará el número de internautas que se conectará a las redes sociales, así como el tiempo y frecuencia de uso de las mismas. Las compañías no se pueden dar el lujo de no atender a los miles de millones de usuarios que las utilizan, y menos en los tiempos que corren. Pero no solo quedan cosas por hacer a nivel corporativo; también a nivel personal, puesto que parece como si los directores de estas fueran alérgicos a formar parte de las redes sociales.

The following two tabs change content below.

Jose Luis Romero

Leave a Response