Isabel López Pinós, subcampeona de Europa en la modalidad de maratón: «Tienes que ser constante y esforzarte, pero al final todo merece la pena»

Ni fútbol ni balonmano, el deporte que está colmando de éxitos a la ciudad castellano-manchega de Cuenca es el piragüismo. Un deporte minoritario, en una ciudad pequeña, pero que cada vez pisa con más fuerza en las competiciones tanto nacionales como internacionales. Prueba de ello son los grandes resultados obtenidos por jóvenes palistas conquenses como Isabel López Pinós, que con solo 17 años presume de haber sido subcampeona de Europa de Maratón y quinta en el Mundial de Maratón junto a su compañera, Irene Martín.

 

Como muchas cosas en esta vida, la pasión de la joven Isabel López por el piragüismo nació como nos cuenta por pura casualidad, (¡y bendita casualidad para el piragüismo  conquense!). Quien no crea en la casualidad pensará que fue obra del destino. Lo cierto es que fuera lo que fuere, hace unos ocho años el corazón de Isabel empezó a palpitar con fuerza cada vez que se acercaba al río Júcar para ver entrenar a su hermana, quien en el verano de 2006 decidió apuntarse con unas amigas a practicar este deporte.
Con tan solo 9 años Isabel no podía intuir lo que le depararía el piragüismo. Pero la fascinación que nació en ella ese verano la empujó a apuntarse a las escuelas un año más tarde. El frío invierno no hizo temblar ni por un momento la decisión de Isabel de unirse a este deporte, por lo que continuó en las escuelas hasta llegar a formar parte del Club de Piragüismo  “Cuenca con Carácter”.

Una vez dentro del Club, la primera competición no se hizo esperar, y con ella, llegaron las primeras señales de que iba a destacar en este deporte. Esta primera competición fue en Talavera, la cual se realiza siempre en el mes de febrero y a la que acuden todos los palistas que han comenzado en el Club. “Competí, me gustó y quise más”, afirma rotundamente la joven piragüista. No obstante, confiesa que no recuerda exactamente en qué posición quedó,  mostrando la humildad que le caracteriza, ya que lo cierto es que quedó en primer puesto.

No obstante, el primer gran paso en su andadura por el piragüismo lo dio en Aranjuez en el Campeonato de España donde, junto con su compañera de K2, Irene Martín, consiguió clasificarse para el Europeo celebrado en Piestany (Eslovaquia) este mismo año y obtener un pase directo para el Mundial disputado en Oklahoma. Tras conseguir la medalla de plata en la modalidad de maratón los esfuerzos no cesaron, el Mundial de Maratón estaba muy cerca. Ambas palistas entrenaron muy duro hasta la esperada cita en Estados Unidos el pasado mes de septiembre donde, una vez más, demostraron la buena química que hay entre ellas consiguiendo la quinta posición para España. Este último éxito ponía el broche de oro a un excelente primer año de Isabel como juvenil, la cual cuenta emocionada que con estos logros se siente “recompensada por el trabajo y esfuerzo que puso en toda la temporada pasada” y explica, desde su experiencia,  que aunque algunas competiciones a veces salen mal “si sigues entrenando y eres constante acabas logrando lo que te propones”.

<emb1839|center>

Sin embargo, a pesar de la importancia de estos éxitos, los más cercanos a Isabel no se sorprendieron, ya que como afirma su entrenador, Miguel Molero, “Isabel es una chica muy metódica, con la cabeza muy bien amueblada, que tiene claro lo que quiere en cuanto al piragüismo. Sabe que está ahí arriba y que si entrena puede conseguir buenos resultados”. Algo que comparte Maite Espinilla, vicepresidenta del Club de Piragüismo de Cuenca, quien afirma que al Club le hace muchísima ilusión ya que “es una chica súper trabajadora y se lo merece”.

{{Un deporte muy duro con escaso reconocimiento    }}

Todas los días, excepto uno a la semana, Isabel entrena junto a sus compañeros unas dos horas aproximadamente, aunque a veces se alargan un poco según nos cuenta la joven palista: “Algunos días tengo que quedarme hasta tarde estudiando porque he acabado más tarde de entrenar aunque merece la pena. En este deporte tienes que esforzarte y ser constante si quieres acabar satisfecho con tu trabajo”.  Como vemos, a las horas de entrenamiento, además, hay que añadirle las de estudio, ya que como asegura la vicepresidenta del Club, “de esto lamentablemente no se come y los mismos chicos lo saben”. Isabel estudia Segundo de Bachillerato en un instituto de la ciudad, y al igual que ya lo hizo con el piragüismo, tiene pensado seguir los pasos de su hermana mayor y estudiar la carrera de magisterio en Cuenca. Aunque su futuro profesional no está reñido con su pasión por este deporte ya que asegura que quiere seguir con esto cuando empiece con la universidad, puesto que su objetivo es “seguir entrenando y participando en competiciones de carácter internacional”.

<emb1840|center>

Pero no solo hay que valorar el tiempo que le dedican, también hay que tener en cuenta  que es una disciplina que se practica al aire libre y el clima frío de la ciudad no ayuda. “El clima de Cuenca es muy duro para nuestros chicos, aunque también los hace muy fuertes porque no cogen ni un constipado”, apunta bromeando Maite. Además, nos cuenta que cuando se celebró en Cuenca la XXX Gala Nacional de Piragüismo en 2012, los olímpicos y mundialistas que vinieron “dijeron que querían venir porque no se imaginaban que en un sitio tan frío pudieran remar niños tan pequeños”.

<emb1842|right>

A pesar del esfuerzo, la constancia y el sacrificio que hacen estos jóvenes, parece que el piragüismo no tiene el reconocimiento que se merece. “Creo que otros deportes tienen mayor reconocimiento, algo que me parece injusto porque el piragüismo es un deporte muy duro y no se valora lo suficiente”, señala la propia Isabel. Una opinión compartida por la vicepresidenta, que señala que a pesar de llevar el nombre de Cuenca por toda España no es valorado al tratarse de un deporte minoritario y apunta que “nunca podrá equipararse a deportes como el fútbol o el balonmano que en Cuenca, en particular, son los que atraen a las masas”. Manuel Valet, presidente del Club de Piragüismo conquense, también tiene una curiosa opinión al respecto y es que según el veterano piragüista “hay deportes más herederos de las Olimpiadas griegas y otros más herederos del Circo romano” y para él “los deportes individuales que exigen disciplina y más dominio y control de sí  mismo, y que no están tan vinculados al espectáculo ni a las presiones económicas, son los verdaderos herederos de los valores de las Olimpiadas griegas”. No obstante, ambos representantes institucionales del Club aseguran sentirse orgullosos  de su trabajo puesto que según Manuel, “no queremos el reconocimiento de un deporte de masas, lo que queremos es ver aquí a muchos niños disfrutando con sus padres”.

En cuanto al interés por parte de los medios de comunicación la visión es algo más optimista puesto que, como señala el entrenador Miguel Molero, “en los últimos años cada vez se está dando un poco más de importancia al piragüismo pues el Club está creciendo bastante, nos estamos moviendo mucho y estamos consiguiendo logros, y  sí que es verdad que cada vez los medios nos siguen más”. No obstante, “siempre se puede hacer algo más”, apuntalaba el joven entrenador. “También se junta que Cuenca se ha quedado corta en medios de comunicación,  pero sí que nos siguen”,  nos aclaraba Maite.

{{Después de los contras vienen los pros}}

Deporte minoritario y escaso reconocimiento suelen ir de la mano. Sin embargo, este tipo de disciplinas brindan oportunidades que en otras no serían posibles. Así lo manifiesta Maite, quien señala que a los niños los deportes minoritarios les dan muchas más cosas que los deportes de equipo y que prueba de ello es que en el Club tienen a muchos niños con el “reconocimiento de alto rendimiento, algo que otros deportes no te lo permite”.

Asimismo, las mujeres parecen estar de suerte en el mundo deportivo con deportes como el piragüismo. Esto es algo que defiende el presidente del Club, y es que, según Manuel, los deportes minoritarios dan más oportunidades puesto que “los deporte espectáculo solo buscan gladiadores y ahí las mujeres suelen quedar relegadas”. Además, apunta que en los últimos años ha habido una evolución y la proporción de chicas ha aumentado significativamente, un hecho que atribuye a un “cambio de cultura deportiva en general” que ha conllevado a que el Club cuente con “muchas chicas y muy buenas”. Desde la experiencia personal, Isabel secunda esta idea ya que como afirma la propia palista no se siente menos valorada por ser mujer pero sí que en general ve como “hay más preferencia en el deporte que realizan los hombres que en el que practican las mujeres”, aunque en su caso piensa que “es simplemente por el tipo de deporte que es el piragüismo” por lo que no se valora tanto su trabajo.

<emb1841|center>

El futuro que le espera a Isabel en el mundo del piragüismo, con los pros y contras que caracteriza a este deporte minoritario, no lo puede saber nadie. Lo que sí es cierto es que esta joven palista ya lleva a sus espaldas una lista de grades éxitos deportivos entre los que se encuentra el honor de haber representado a España en un Mundial. Unos éxitos que, aquel verano del 2006 cuando la casualidad llamó a su puerta en forma de piragüa, no fue capaz de imaginar.

Leave a Response